Prueban el primer asado "falso" de laboratorio hecho en Argentina: cuál es su curioso sabor

Tras cinco años de desarrollo la food tech BIFE hizo la primera degustación de carne cultivada en América latina

Un asado sin necesidad de criar ganado. Las pruebas para cultivar carne vacuna empezaron hace años en distintos laboratorios del mundo. Y en la Argentina la food tech Bio Ingeniería para la Fabricación de Elaborados (BIFE) ya consiguió realizar la primera degustación del país.

La startup nació en el año 2016 de la mano de la División de Bioingeniería de Laboratorios Craveri. Para elaborar el alimento, se utilizan técnicas de cultivo celular para desarrollar un sustituto de la producción de carne tradicional, que presenta amplias ventajas en materia de salud, medioambiente y sustentabilidad.

La cata, dirigida por Juan Craveri, fundador de BIFE y presidente de Laboratorios Craveri, se hizo a principios de mes. El producto obtenido en el laboratorio no contiene grasa ni el caracterísico color rojo que le aporta la sangre a los músculos. Por ello, antes de cocinarse, la carne cultivada debió ser sazonada con condimentos similares a los que se usan en la elaboración de una hamburguesa casera.

"Al tratarse de una prueba conceptual y como desconocíamos el comportamiento que iba a tener al ser sometida a cocción, decidimos rebozarla, sellarla unos segundos en aceite hirviendo y luego terminar la cocción en el horno", explicó la compañía en un comunicado.

Los resultados, explicó Craveri, fueron satisfactorios y con carne con buen sabor. En su opinión, el aspecto del producto obtenido fue similar al de un nugget, crujiente por fuera y suave por dentro.

El primer bife in vitro elaborado a partir de células bovinas por un científico holandés de la universidad de Maastricht, Mark Post, fue presentado en 2013. Hasta la fecha se realizaron pocas degustaciones de carne cultivada en el mundo y Argentina es el primer país en América latina en poder presentar este avance.

"Estamos orgullosos de haber realizado la degustación de carne cultivada. Es muy gratificante poder compartir este avance científico con el mundo, cuya iniciativa nació en 2016, con el objetivo de contribuir y colaborar con una solución a la creciente demanda alimenticia que afrontará el mundo. No es una utopía, la carne cultivada es un hecho y BIFE lo hizo posible", dijo Laura Correa, directora de la División de Bioingeniería de Laboratorios Craveri, a cargo de BIFE.

Más de Actualidad

Compartí tus comentarios