Nueva "locura" de Amazon: se puede pedir la devolución del dinero pero quedarse con la compra

El gigante e-commerce cambió su política de devolución de productos. Cómo impacta en la Argentina.

El líder de ventas e-commerce Amazon anunció que los estadounidenses podrán quedarse con los artículos que quieran devolver si el costo de procesamiento es igual o mayor al costo del producto. Empresas como Walmart y Target también cambiaron su política de devolución de productos.

Según el medio The Wall Street Journal, Amazon también aplica la iniciativa con productos difíciles de revender. Por supuesto, los usuarios son reembolsados.

Para realizar estos mecanismos, las grandes cadenas multinacionales estadounidenses utilizan sistemas con Inteligencia Artificial que permiten calificar a los clientes para decidir qué hacer con la compra.

La pandemia de Covid-19 obligó a las compañías a repensar sus mecanismos más tradicionales. "Estamos recibiendo muchas consultas. Este vertical de negocios despegará en los próximos meses", dijo Amit Sharma, director ejecutivo de Narvar, una procesadora de devoluciones de minoristas. Según datos de la empresa, las devoluciones de productos comprados vía e-commerce crecieron en un 70% durante 2020 en los Estados Unidos.

Las computadoras, los televisores (que no llegan todavía a la Argentina) y dispositivos tecnológicos de costo elevado no están dentro de esta nueva política.

Cómo pedir la devolución de impuestos por una compra en Amazon desde la Argentina

No solo se puede solicitar la devolución de un producto en Amazon y un reembolso, en el caso de que el cliente no esté satisfecho con la compra, sino que también se puede pedir la devolución de los impuestos, al menos en el caso de la Argentina. Cuando se realiza una compra desde la Argentina, se debe pagar los derechos de importación que cobra Amazon.

En un principio, la compra se debe realizar a través Amazon Global, el servicio de logística de la plataforma. ¿Cómo hacerlo? Cuando se pone el ojo en un producto, debe decir "Envío Internacional elegible para asegurarse así que el producto será enviado vía Amazon Global".

El tiempo de espera es relativamente corto: hay casos en los que, incluso en plena pandemia, los productos llegaron en cinco o diez días.

Para la devolución de los impuestos, Amazon explica que "el pago de los derechos de importación es responsabilidad del importador y se cobra con base en las leyes del país al que se envían los productos. Las regulaciones aduaneras y las tasas de impuestos que se aplican a ciertos productos pueden cambiar entre la fecha en que se estimaron los impuestos y los aranceles y la fecha de importación al país de destino. La tasa de los aranceles o impuestos suele determinarse por la clasificación de un producto, que puede variar según el país o la región".

Amazon aclara que si lo que pagó el comprador por derechos de importación superó lo que efectivamente cobró la Aduana, la compañía devuelve lo que sobra. 

Dicen: "Si los derechos de importación reales son inferiores al depósito de derechos de importación que cobramos en tu nombre, te reembolsaremos automáticamente la diferencia al método de pago que utilizaste para ese pedido. Recibirás un aviso por correo electrónico para confirmar el monto del reembolso. Los reembolsos se procesarán a medida que recibamos las facturas del transportista que confirmen los derechos de importación reales".

Tags relacionados

Más de Actualidad