Lunes negro por el apagón global de Facebook, Instagram y WhatsApp

La caída de las redes sociales y servicios de mensajería duró más de siete horas, lo que produjo perdidas millonarias.

Facebook, así como las dos aplicaciones de su propiedad, Instagram y WhatsApp, sufrieron una falla a escala global durante más de siete horas del lunes. El suceso, dejó fuera de línea las dos redes sociales mencionadas y los tres servicios de mensajería. Según los expertos, lo que sucedió es que de alguna manera la compañía revocó los registros digitales clave que indican a los dispositivos con acceso a internet cómo encontrar a estas plataformas.

Esto a su vez generó una perdida de valuación de la compañía. El gigante tecnológico anotó una baja del 4,89% durante la rueda de ayer en Wall Street, por lo que puede catalogarse como un "lunes negro" para la frima liderada por Mark Zuckerberg. Además, los negocios digitales y todo el ecosistema que se mueve alrededor de Facebook y sus aplicaciones satélites sintieron el golpe. Por esto, una vez restablecido el servicio, su CTO, Mike Schroepfer, pidió disculpas a los usuarios a través de Twitter.

Caídos del mapa

Alguien dentro de Facebook provocó una actualización en los registros del protocolo de puerta de enlace de frontera o BGP (del inglés Border Gateway Protocol) de la compañía. BGP es un mecanismo por el cual los proveedores de servicios de Internet del mundo comparten información sobre qué proveedores son responsables de enrutar el tráfico de internet a qué grupos específicos de direcciones de Internet. Para decirlo de manera más directa, alguien en Facebook eliminó el "mapa" que indicaba a los dispositivos de todo el globo cómo encontrar los distintos sistemas.

Además de dejar sin servicio a miles de millones de usuarios, la caída de Facebook impidió que los mismos empleados de Facebook pudieran comunicarse entre si. Esto, a su vez, impidió que los ingenieros solucionaran el problema porque sus credenciales sencillamente no funcionaban. Según reportó The New York Times, la compañía envió un pequeño equipo de empleados al centro de datos que tiene en Santa Clara, California, para realizar un "restablecimiento manual" de los servidores de la empresa.

A esto hay que sumarle que, apenas horas antes, la cadena CBS entrevistó a Frances Haugen, una científica de datos de 37 años y exempleada de la plataforma que denunció que existieron investigaciones internas que demostraron que la empresa sabía que sus productos estaban causando un daño masivo en relación con la información falsa pero que no tomaron medidas lo suficientemente fuertes para evitarlo.

Por todo esto, Zuckerberg llegó a perder u$s 7000 millones durante la jornada, situación que le hizo bajar algunos peldaños en el listado de personas más ricas del mundo, de acuerdo a estimaciones de Bloomberg. Quedó en el quinto lugar, detrás de Bill Gates.

Un recordatorio final. Es probable que, aprovechando el incidente de ayer, empiecen a llegar mensajes indicando a los usuarios que hay un problema con la cuenta de las redes sociales que sufrieron la caída. Si este fuera el caso, hay que decir que ninguno de estos mensajes son reales sino un phishing, un ataque que quiere hacerse de datos personales y financieros, señala Pablo Lima, Sales Director de la compañía de ciberseguridad VU.

Tags relacionados

Más de Actualidad

Compartí tus comentarios