Contratación

Los consejos de Harvard para encontrar trabajo y superar las entrevistas

La Universidad de Harvard criticó fuertemente los nuevos procesos de contratación de las empresas y encontró una solución sencilla: dejar de utilizar tecnología para evaluar las habilidades de los candidatos.

Según un reciente estudio de la Escuela de Negocios de Harvard, alrededor de 10 millones de trabajadores están siendo excluidos de procesos de contratación debido a que las empresas implementaron nuevos algoritmos capaces de descartar automáticamente aquellos currículums que no cumplen con los requisitos.

De acuerdo a la investigación, las empresas están cada vez más desesperadas por contratar personal pero, estas tecnologías ponen en riesgo el crecimiento y su competitividad ya que "esconden" el talento disponible en el mercado.

En esta línea, la prestigiosa universidad de los Estados Unidos acuñó un nuevo término y lo considera un fenómeno: aquellos postulantes que quedaron "tapados" por los algoritmos son llamados "trabajadores ocultos", debido a que su perfil permanece encubierto para las empresas, a pesar de tener las habilidades y el talento necesario.

"La ironía de que las empresas se quejan constantemente de su incapacidad para encontrar talento mientras quedan millones al margen de la población activa nos llevó a buscar una explicación", explican los autores Joseph B. Fuller, profesor en la Escuela de Negocios de Harvard y Manjari Raman, director de programa e investigador senior de la misma institución.

En el estudio, también dieron a conocer algunos consejos que todos los "trabajadores ocultos" deben seguir para ser finalmente visibles para las empresas.

"No están buscando simpatía o caridad. Estos trabajadores tienen fuerza y entienden que tienen que trabajar para llegar a posiciones más atractivas. En este sentido, el 48% de las personas decidió desarrollar sus habilidades digitales y el 43% sus habilidades blandas", revela Harvard.

Por tanto, la universidad recomienda a las personas actualizarse de manera constante y aprender nuevas habilidades tecnológicas como también habilidades blandas.

Las 4 barreras "invisibles" que no permiten a las empresas contratar el mejor talento

Harvard.

Las empresas, por su parte, también tienen que enfrentar el fenómeno y, según la prestigiosa universidad, deben formar a sus empleados y tomar a nuevos "trabajadores ocultos" ya que son "la población ideal".

"Revisamos de manera extensiva las políticas de contratación de los empleadores y confirmamos que es necesario renovar los procesos de adquisición de talento. Nuestra conclusión es que hay una ironía sorprendente: las empresas expresan constantemente preocupación por la disponibilidad y la calidad del talento disponible para ellos y, a su vez, reconocen que sus procesos excluyen candidatos", reafirma el estudio.

Según los expertos, existen varias barreras que frenan a las empresas a la hora de contratar nuevos empleados:

La primera es que existe una brecha de formación cada vez mayor, en otras palabras, la tecnología avanza de manera exponencial, mientras que el ser humano es lineal, por tanto, es extremadamente difícil para los trabajadores tener todas las habilidades relevantes.

La segunda barrera son los nuevos sistemas de seguimiento de candidatos totalmente automatizados e inflexibles, de acuerdo a Harvard. Se trata de una herramienta que ayuda a las empresas a gestionar y a realizar un seguimiento del flujo de los candidatos en cada paso del proceso de contratación pero en realidad, frena la contratación.

Una tercera barrera son los sistemas de gestión de contratación, que lleva a los departamentos de recursos humanos a utilizar parámetros muy específicos para evaluar a los candidatos.

"Estos sistemas son vitales; sin embargo, fueron diseñados para maximizar la eficiencia del proceso. Por eso, excluyen de la consideración candidatos viables cuyos currículums no coinciden con los criterios fijados por una empresa", explican los autores de Harvard.

La cuarta y última tiene que ver con aquellas empresas que contratan "trabajadores ocultos" y lo consideran un "acto de caridad o ciudadanía corporativa". Para Harvard, esto es una fuerte ventaja competitiva, no solidaridad.

El estudio completo puede leerse en este enlace.

Tags relacionados

Más de Actualidad

Compartí tus comentarios