La nueva métrica que todos los empresarios miran: por qué quieren invertir millones en 2021

El 60% de las empresas no estaban preparadas para sostener un ecosistema digital y remoto. Qué es la "privacidad" y por qué se convirtió en una variable clave.

Al comienzo de la pandemia, las empresas no estaban organizadas ni preparadas para sostener una estructura 100% digital. Sin embargo, el aislamiento preventivo obligó a los trabajadores a migrar a escritorios remotos. Hoy, el 87% de los empleados de grandes compañías argentinas desea continuar trabajando en casa cuando la pandemia finalice, según un informe de Isonomía Consultores.

La privacidad de los datos se convirtió en un tema central para las compañías. Según un estudio de la compañía de tecnología Cisco, "la privacidad es mucho más que una cuestión de cumplimiento, sino que es una prioridad y un derecho humano fundamental".

En 2020, el 60% de las empresas revelaron que no estaban preparados para los requisitos de seguridad que implicó el trabajo remoto. En tanto, el 93% decidió capacitar a sus empleados para superar estos desafíos.

Frente a la pandemia, las empresas reforzaron la protección de la privacidad en toda su organización y, hoy en día, informan los indicadores de privacidad a sus directivos y consejos de administración, convirtiéndose en una métrica clave, de acuerdo al mismo informe.

Dicha tendencia llevó al Senado a sancionar la Ley del teletrabajo, que recientemente fue publicada en el Boletín Oficial. Establece el derecho a la desconexión digital, la compensación de gastos en conectividad y consumos de servicios como también la protección de la información laboral. Alrededor del 80% de las empresas consultadas por Cisco consideran que estas leyes "tienen un impacto positivo".

La nueva normativa, que tuvo varios cuestionamientos empresarios, tiene varios puntos salientes: el derecho a la desconexión digital, excepciones cuando el trabajador realiza "tareas de cuidados", cuestiones sobre los elementos de trabajo y la compensación de gastos, tal cual se puede leer aquí.

"Los usuarios remotos crearon requisitos de seguridad adicionales y presentaron desafíos diferentes a los de los trabajadores presenciales. Para industrias como la minorista, que por lo general no cuenta con tantos empleados trabajando a distancia, la implementación de infraestructuras de IT seguras para una fuerza laboral remota fue una tarea inédita", apunta Gustavo Maggi, director de Fortinet para Sudamérica este.

En cuanto a las inversiones, las empresas argentinas deberán invertir en 2021 en sistemas robustos y ampliar sus departamentos de ciberseguridad. Esta inversión tendrá un retorno positivo para las organizaciones: según Cisco, el 75% de las organizaciones ve un valor empresarial en mitigar las pérdidas de seguridad. En segundo plano, mejora la confianza y fideliza clientes.

Cuáles son los consejos de los expertos para las personas y organizaciones

El observatorio de ciberseguridad ESET, detecta 300 mil nuevas variantes de malware todos los días. El pronóstico, según fuentes del sector, no es alentador.

Miguel Ángel Mendoza, investigador de ESET, explica que "el malware ha estado presente en la escena tecnológica por muchos años". "A pesar de ello, los vectores de ataque utilizados para propagar e infectar continúan siendo los que se observan hace tiempo, permitiendo que, con el uso de herramientas de seguridad y buenas prácticas, una cantidad importante de programas maliciosos puedan ser descartados", agrega.

El desarrollo y ataques de malware se convirtió en una industria multimillonaria. Por esta razón, la experto en seguridad informática Denise Giusto Bili indica que las empresas deberán invertir en soluciones antimalware y no solo en antivirus. "Resulta necesario utilizar soluciones antimalware que permitan la detección proactiva y automatizada de las amenazas informáticas que se propagan en la actualidad", apunta  Bili.

Tags relacionados

Más de Actualidad