Ataque informático

Hackers atacaron JBS, el mayor proveedor mundial de carne

El ciberataque afectó las plantas de Norteamérica y Australia, que debieron paralizar las tareas de miles de empleados

JBS, el mayor proveedor mundial de carne, sufrió un ciberataque en sus sistemas norteamericanos y australianos que interrumpió sus operaciones globales y lo obligó a paralizar el trabajo de miles de empleados.

La empresa brasileña suspendió las tareas de 7000 trabajadores en Australia, donde sus mataderos dependen en gran medida del personal eventual. JBS no comunicó cuándo podrá reanudar el procesamiento de ganado vacuno, porcino y ovino en sus 47 plantas distribuidas por todo el país, según allegados a la compañía.

En Estados Unidos, la planta que el frigorífico opera en Cactus, Texas, directamente cerró el martes, según anunció esa instalación por Facebook.

 Debido al ciberataque también se cancelaron los turnos en las instalaciones donde JBS procesa carne vacuna en Greeley, Colorado -y donde también se encuentra su casa matriz en Norteamérica-, según un representante del sindicato.

El frigorífico brasileño  suspendió las tareas de 7000 trabajadores en Australia

JBS Canadá también anunció que había cancelado los turnos en su planta de Brooks, Alberta. Esa instalación procesa unas 4200 cabezas de ganado por día.

El incidente afecta las operaciones de procesamiento de carne en un momento en que los precios de la carne vacuna se encuentran en niveles récord en muchos mercados.

"Dado que JBS controla alrededor del 20% del procesamiento de carne en Estados Unidos, los ataques a la seguridad informática como éste pueden tener consecuencias masivas para nuestro abastecimiento nacional de alimentos", señaló por Twitter el Sindicato Nacional de Agricultores de Estados Unidos.

JBS comunicó el martes que había tomado medidas inmediatas cuando llegó a la conclusión de que había sido blanco de un ciberataque organizado, incluyendo la suspensión de los sistemas afectados y la notificación a las autoridades. 

El ataque afectó algunos de sus servidores que soportan los sistemas informáticos que emplea la compañía en Australia y América del Norte, informó el grupo.

El ciberataque a JBS es el último de una serie de golpes a empresas de todo el mundo, incluido el que sufrió el mes pasado Colonial Pipeline

El incidente, que se descubrió por primera vez el domingo, es el último de una serie de ciberataques a empresas de todo el mundo, incluido el golpe cibernético de ransomware que sufrió el mes pasado Colonial Pipeline, que opera un ducto de 5.500 kilómetros que transporta combustible en Estados Unidos.

"En este momento la compañía no tiene constancia de que los datos de ningún cliente, proveedor o empleado se hayan visto comprometidos o hayan sido utilizados de forma indebida como resultado del ciberataque

La resolución del incidente llevará tiempo, lo que puede demorar ciertas transacciones con clientes y proveedores", afirmó JBS en un comunicado enviado por correo electrónico.

La industria frigorífica de carne depende de los software y sistemas informáticos para rastrear y clasificar los animales, así como para mantener los registros de acuerdo a los estándares regulatorios.

Matt Journeaux, funcionario del Sindicato Australiano de Empleados de la Industria Cárnica, dijo que el personal de JBS llegó a su lugar de trabajo el lunes a la mañana y se le comunicó que habían sido suspendidas las tareas debido al ataque.

"Esto afectará la producción de alimentos. Depende de cuánto dure la suspensión de las actividades". JBS exporta alrededor del 60% de lo que procesa, por lo que algunos clientes en el extranjero podrían verse afectados", agregó Journeaux.

David Littleproud, Ministro de Agricultura de Australia, señaló que JBS representa una quinta parte de la capacidad de procesamiento de carne que tiene el país, pero que la suspensión de las operaciones no debería tener un gran impacto sobre las exportaciones mientras no se prolongue. Es demasiado pronto para especular quién ha perpetrado el ataque o por qué, afirmó.

"Estamos trabajando con los socios internacionales para tratar de rastrear y solucionar este ciberataque, que es un golpe cibernético global a sus operaciones", dijo Littleproud.

Traducción: Mariana Oriolo


Tags relacionados

Más de Actualidad

Compartí tus comentarios