Proyecto QUBIC

El increíble telescopio de 4.000 millones de euros que llegó a Argentina: para que sirve

Se trata de un instrumento que tiene como objetivo conocer más detalles sobre el origen del Universo y que llega gracias a la cooperación internacional

Un telescopio de microondas, parte del Proyecto QUBIC que tiene como objetivo conocer más detalles sobre el origen del Universo, llegó ayer lunes a la ciudad de Salta.  

Tras su instalación y puesta en funcionamiento, en la Puna salteña, este telescopio permitirá saber si en la radiación del fondo cósmico -resto fósil del Big Bang- existen las huellas de ondas gravitacionales primordiales originadas hace unos 13.800 millones de años, cuando se produjo en el Universo.

La principal meta es probar la Teoría Inflacionaria que pretende explicar la expansión a niveles extremadamente rápidos durante los primeros instantes de la formación del Universo.

El gerente de Qubic Argentina y referente del Instituto de Tecnologías en Detección y Astropartículas (Iteda), Christian Kristukat, informó que en primera instancia se realizarán algunos ensayos y una vez que esté lista la obra y toda la infraestructura necesaria para su instalación, el telescopio será llevado a San Antonio de los Cobres, para comenzar a operar. 

Puntualmente, será instalado en la zona de Altos de Chorrillos, a 4.900 metros de altura sobre el nivel del mar, donde hay un cielo totalmente cristalino.  

El instrumento fue fabricado en París, Francia, y costó 4 millones de euros.

Esta iniciativa se lleva adelante a través de una colaboración que incluye a universidades, organismos científicos y centros de investigación de Francia, Italia, Reino Unido, los Estados Unidos, Irlanda y la Argentina. 

A escala local, las instituciones participantes son la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA); el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación; el Conicet y la provincia de Salta.

"Esto es importante porque la zona de la Puna cercana a San Antonio de los Cobres va a tener el desarrollo de un centro astronómico promovido por distintos países y universidades a nivel mundial para un desarrollo científico trascendente sobre la observación del universo", dijo el ministro de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de Salta, Matías Cánepa, según publicó la agencia Télam.

Este funcionario, junto a otros funcionarios, visitaron ayer el predio de la sede regional Salta de la CNEA, hasta donde llegó el telescopio de microondas. para realizarle las primeras pruebas de calidad, y luego trasladar el equipo al departamento Los Andes, de la Puna salteña.

Roberto Salvarezza, ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, sobre el proyecto QUBIC.

"Este proyecto QUBIC -Observatorio Internacional de Astrofísica- puede coordinarse con el proyecto Llama, que también se está trabajando, y ambos pueden generar un espacio muy importante para el desarrollo científico y para el turismo de observación", sostuvo Cánepa.

En tanto, el responsable de la Agencia Provincial de Promoción Científica e Innovación Tecnológica del Ministerio de Educación, Martín Güemes, indicó que "el artefacto permitirá estudiar desde Salta el origen del Universo, posicionándola en el rubro de las actividades astrofísicas".

Un centro astronómico

Pero esto no es todo. A 800 metros de este telescopio se instalará otro instrumento, un radiotelescopio argentino-brasileño llamado LLAMA (Large Latin American Millimiter Array).

LLAMA (Large Latin American Millimiter Array).

Este equipo, que tendrá como objetivo observar el cielo en ondas milimétricas y submilimétricas del espectro electromagnético, emitidos por objetos celestes en un rango amplio de longitudes de estas ondas, será fabricado en Alemania, mide 12 metro de diámetro y pesa 90 toneladas. Es parte de un convenio firmado en 2014 entre el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva dela Nación y la Fundación para la Ciencia del Estado de San Pablo (FAPESP, Brasil) y su construcción se reactivó este año.

La estructura, con un costo de US$ 8 millones, ya fue abonada por Brasil. La Argentina debe realizar una inversión similar en infraestructura, equipos, preparación del terreno y en la ruta desde la base del cerro hasta los 4.825 metros de altura donde estará ubicado. 

Todo esto estará a cargo de INVAP, que impulsará y dará paso a la ingeniería básica de todo lo que hace a la infraestructura del lugar y la puesta en funcionamiento del radiotelescopio.

De esta forma, Salta -y específicamente San Antonio de los Cobres- busca convertirse en un centro de nivel internacional en lo que a investigación astronómica se refiere.

Tags relacionados

Más de Actualidad

Compartí tus comentarios