Ciberdelitos

Denunciar phishing bancario en Argentina: ahora hay una forma de cuidarse y no perder nada

Las entidades bancarias de la Argentina lanzaron sus propias líneas telefónicas para que los clientes denuncien una estafa o un correo electrónico sospechoso.

En abril, la Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelincuencia (Ufeci) del Ministerio Público Fiscal dio a conocer que las denuncias por estafas bancarias crecieron en un 3000% en la Argentina durante el 2020.

Según Ufeci, el phishing es el ataque bancario más común a escala local: se trata de campañas falsas que llegan a través de correo electrónico y suplantan la identidad de un banco.

En pocas palabras, los ciberdelincuentes envían un correo con carácter "urgente" para manipular a sus víctimas y forzarlos a revelar información confidencial.

Por otro lado, también existe el "vishing", un tipo de phishing telefónico. En este caso, los delincuentes llaman a un celular o al teléfono fijo de una casa haciéndose pasar por una entidad bancaria.

Las personas confían a ciegas en la llamada y los estafadores roban sus datos bancarios y toman control de sus cuentas.

Frente a la oleada de ciberdelincuencia, las entidades financieras de la Argentina abrieron nuevos canales de comunicación para que sus clientes puedan denunciar estos ataques.

Recientemente, el banco Santander estrenó una nueva línea telefónica para denunciar estafas bancarias. La entidad incita a los clientes a "denunciar casos sospechosos" al número "08006660330".

"Una llamada puede ser una estafa. No brindes códigos ni datos personales a nadie. Santander nunca te los va a pedir", informaron en un comunicado oficial.

Además, pueden denunciarse estafas bancarias directamente en la Fiscalía del Gobierno (llamando al 080033347225) o en el Banco Central de la República Argentina.

Estafas en redes sociales

Otro foco de ciberdelincuencia son las redes sociales y los bancos argentinos "luchan" día a día para concientizar a sus usuarios a través de sus cuentas oficiales.

¿Cómo funcionan? En las redes sociales oficiales de los bancos, las personas dejan comentarios con dudas. Luego, los delincuentes contactan a las personas por privado y les ofrecen ayuda. A cambio, solicitan las claves bancarias para poder "solucionar" el problema.

En resumen, los delincuentes en redes sociales se hacen pasar por los bancos y ofrecen falsas esperanzas a los usuarios para robar sus claves bancarias.

Pueden denunciarse estafas bancarias directamente en la Fiscalía del Gobierno (llamando al 080033347225).

Para cuidarse, hay que tener en cuenta que el nombre de usuario de Instagram imita el nombre de la entidad bancaria y los clientes del banco pueden evitar caer en la estafa si leen detenidamente el usuario.

Otra manera de distinguir una cuenta falsa en redes sociales es que no tienen el tilde azul, es decir, su cuenta no está verificada mientras que los bancos argentinos sí cuentan con la verificación oficial de Instagram o Twitter.

Cómo detectar una estafa bancaria

En principio, se recomienda nunca ingresar claves en links desconocidos porque los bancos no necesitan las claves de los usuarios para resolver inconvenientes. En el caso que alguien pida la contraseña y correo electrónico del usuario, es porque se trata de una estafa.

Una entidad financiera nunca va a suspender una cuenta o servicio y presionar con acciones urgentes.

Finalmente, los expertos en seguridad informática aconsejan leer dos veces los enlaces enviados por personas desconocidas o sospechosas. Además, hay que chequear si la conexión del navegador al entrar a un sitio web es cifrada.

HTTPS.

¿Cómo se hace? A la izquierda de la URL del navegador, puede verse un candado con las siglas "HTTPS".

Finalmente, es recomendable escribir la URL del sitio al que se intenta ingresar directamente en la barra de direcciones. 

En ningún punto hay que ingresar a enlaces desconocidos enviados por remitentes sospechosos a través de correo electrónico.

Tags relacionados

Más de Actualidad

Compartí tus comentarios