Científicos argentinos descubrieron una mutación del coronavirus: qué cambió

La nueva variante es conocida como S_E484K y científicos argentinos ya trabajan en secuenciar su genoma. Cuándo y cómo fue detectada.

Científicos argentinos del Proyecto PAIS detectaron una nueva variante de coronavirus en el país. Es conocida como S_E484K o "S" y fue detectada en cinco testeos en la Ciudad y Provincia de Buenos Aires. Esta mutación ya había sido identificada en Sudáfrica y en Río de Janeiro, Brasil. Por el momento, los investigadores están trabajando en la secuenciación de todo el genoma del linaje S.

La letra S corresponde a la proteína "spike" del coronavirus mientras que la K refiere a la cantidad de aminoácidos de esta proteína. El número 484 corresponde a la posición en la que se dio la modificación.

El Proyecto Argentino Interinstitucional de Genómica de SARS-CoV-2 (PAIS) es dirigido por Mariana Viegas. Se trata de un grupo de investigación del Laboratorio de Virología del Hospital de Niños Ricardo Gutierrez. Trabajan en la secuenciación de los genomas circulantes de SARS-CoV-2 y analizando las secuencias y genomas del virus. Todos los datos son compilados en una base de datos global de circulación viral llamada Global Initiative on Sharing All Influenza Data (GISAID).

Cuándo y cómo fue detectada la mutación S_E484K

Viegas declaró que la nueva variante fue detectada "en medio de las semanas navideñas". Los científicos analizaron 144 muestras y detectaron la mutación S_E484K en una muestra de la provincia de Buenos Aires. De inmediato el Proyecto PAIS disparó una alerta.

Según Viegas, "se requiere secuenciar el genoma completo del SARS-CoV-2 para determinar si lo detectado localmente comparte un origen común con la variante de Río de Janeiro". "No hay evidencias experimentales que indiquen que la variante se asocie con características biológicas o clínicas diferenciales respecto de otras variantes del SARS-CoV-2. En otras palabras, no se demostró que tenga mayor capacidad de multiplicación o mayor virulencia", aclaró la investigadora.

Por el momento, la variante fue detectada en cuatro testeos de la Ciudad de Buenos Aires y uno en la provincia de Buenos Aires. Los investigadores de dicho proyecto adelantan que necesitarán 100 días para terminar la secuenciación. Prevén que podría estar lista en 15 días.

"La cantidad y tipo de cambios no se asocian directamente con un comportamiento fenotípico diferencial de los virus (transmisibilidad, virulencia, etcétera), pero sí destaca la importancia del estudio continuo de esta y otras variantes que pueden emerger en las poblaciones con consecuencias inciertas, especialmente relevantes ante la instauración de las campañas de vacunación inminentes", concluyó Viegas.

Tags relacionados

Más de Actualidad

Compartí tus comentarios