Rob Nail, CEO de Singularity University: "Nos gustaría tener algún convenio con una universidad argentina"

El fundador del proyecto académico financiado por Google, Nokia y Cisco cuenta cómo buscan formar a líderes que resuelvan con tecnología los desafíos de la humanidad.

28 de Junio 2013
Rob Nail, CEO de Singularity University: "Nos gustaría tener algún convenio con una universidad argentina"




Agua, comida, energía, medio ambiente, educación, salud global, pobreza y seguridad son los “grandes temas” para Rob Nail. Este graduado en Mecánica, Ciencias de los Materiales e Ingeniería de Manufactura es CEO y fundador asociado en Singularity University. El proyecto académico, al que denomina “no tradicional”, cuenta con el aporte y sostén de empresas como Google, Cisco, Nokia, Autodesk, entre otras, y funciona en el NASA Research Park en Silicon Valley. Nail es quien promociona activamente la institución. “Es nuestro quinto año de la universidad. Somos nuevos, pero estamos creciendo rápido”, sostiene.

Antes de fundar Singularity University participó de la creación de la firma Velocity11, en 1999, donde desarrolló ingeniería robótica para la investigación del cáncer, entre otras aplicaciones. Fanático del surf, Nail estuvo en Buenos Aires, invitado por Globant, para dar una serie de charlas y habló con Information Technology.

singularity

¿Qué es Singularity University?

Es una universidad no tradicional. Nuestra misión es educar, inspirar y darles la posibilidad a líderes de todo el mundo de que comprendan las tecnologías que cambian exponencialmente y sepan cómo aplicarlas para enfrentar los grandes desafíos de la humanidad. Tenemos una serie de foros educativos y un programa de posgrado de 10 semanas en el que 80 alumnos de todo el mundo vienen a aprender sobre tecnologías, sobre los grandes problemas que enfrenta el mundo y, al finalizar, trabajan en un proyecto que se realiza en equipo en el que deben elaborar una idea que afecte a mil millones de personas en 10 años.

¿Cómo es la relación entre las empresas que aportan financiamiento y el sector académico?

Tenemos varios socios corporativos que, en principio, ayudaron a la universidad con financiamiento, trayendo a algunos de sus líderes y una perspectiva de hacia dónde va el futuro. Por otra parte, Singularity University colabora con las universidades tradicionales y las complementa. Nos gusta tener convenios con Stanford, Harvard, el MIT y, potencialmente, alguna universidad argentina, de donde se traerían especialistas que se focalicen en doctorados en ciencias de la computación o neurociencia.

¿En qué temáticas se especializan?

En realidad, no tenemos especialidades. Tenemos un enfoque interdisciplinario. Tenemos “tracks” de tecnología, sistemas de computación, inteligencia artificial y robótica, nanotecnología, fabricación digital, biotecnología, medicina, neurociencia y energía. También le damos importancia a la ética de las políticas, porque se puede encontrar una solución tecnológica pero si el gobierno o las normas no la permiten, no funciona.

¿En qué áreas considera que se están logrando los avances más relevantes?

En todas. Inteligencia artificial, robótica, nanotecnología, biotecnología, biología sintética, fabricación digital e impresión 3D. Suele ser en la intersección de algunas de estas disciplinas donde ocurren los desarrollos importantes. Por ejemplo, al combinar robótica con medicina. Se puede imaginar a un robot diseñando vasos sanguíneos que van a tratar cáncer en un futuro próximo.

¿Qué impacto tendrá el avance tecnológico en la lucha contra enfermedades?

Hoy estamos aprendiendo cómo funciona el cuerpo humano y podemos descubrir lo que se puede hacer para mejorarlo o para resolver los problemas que tenemos. Creo que vamos a poder curar el cáncer; es sólo una cuestión de tiempo. Hay empresas que hacen hígados, por ejemplo. O pueden hacerte un corazón nuevo si estás enfermo del corazón. Todas estas cosas ya están sucediendo, lo que significa que vamos a vivir cada vez más tiempo.

Como especialista en materiales, ¿cuáles cree que serán vitales en los próximos años?

El silicio, el litio y las aleaciones van a ser vitales en el futuro ya que se utilizan en la fabricación, para elementos de protocolo, para tecnología de baterías. Lo interesante es preguntarse cómo se fabrican, procesan y utilizan estos materiales. Se van a usar muchos materiales reciclables, porque hoy existen muchos dispositivos que en general se utilizan un año y luego se tiran. Ya hay empresas que buscan dispositivos viejos para reciclarlos y recuperarlos.

Usted también es inversionista de riesgo. ¿Qué características tiene que tener un proyecto para que invierta en él?

Debe haber alguien detrás que esté apasionado por su proyecto. Tener destreza y entendimiento para ser exitoso y que se trate de algo que pueda tener impacto en el mundo. En el caso de Singularity, actualmente no invierte directamente en los proyectos, sino que aporta recursos, asesoramiento y conexiones. Pero estamos trabajando para tener un fondo de inversión.

¿Cómo imagina el ecosistema de empresas tecnológico de aquí a 10 años?

Como un ambiente colaborativo entre los gobiernos, las grandes empresas y los start ups. De hecho, los gobiernos y las grandes empresas son los que tienen los recursos para resolver problemas de gran escala y los emprendedores, por su parte, son los que tienen la pasión y las ideas para resolver dichos problemas. Por eso se necesita de los tres sectores.

La edición original de este artículo se publicó por primera vez en la revista Information Technology N°188 (mayo de 2013). 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas