Pekka Himanen: "La Web todavía es menor de edad"

El filósofo y escritor finlandés habla de cómo cambió la idea del trabajo en la sociedad de la información y su influencia en el movimiento open source.

28 de Enero 2013
Pekka Himanen: "La Web todavía es menor de edad"




Pekka Himanen es un filósofo de la era de la información. Su currículum es consistente. En 1994, con apenas 20 años fue el más joven doctor en filosofía que se haya graduado alguna vez en Finlandia. Es reconocido a nivel mundial por su libro “La ética hacker y el espíritu de la era de la información”, publicado en 2001 y traducido a más de 20 idiomas con gran éxito de ventas. El libro-emblema atesora el respaldo de dos referentes de clase mundial: Linus Torvalds, famoso por su rol en el desarrollo del kernel de Linux, y Manuel Castells, el teórico de la era de la información y la sociedad-red. En su trabajo se pueden dar la mano el mundo del “coding” y el de la academia. Su aporte fue identificar el núcleo de valores que impulsaron los primeros hackers y mostrar cómo esos valores se difundieron a toda la sociedad y hoy se confunden en la oficina de cualquier industria. Por eso es difícil encontrar en Himanen un ideólogo duro del movimiento open source al estilo Richard Stallman. Himanen no es un revolucionario de la informática, sino un intelectual orgánico de la sociedad del conocimiento. Se ocupa de la táctica y la estrategia de la penetración cultural del pensamiento abierto, más que de la lucha contra los poderosos monopolios tecnológicos.

pekkahimanen
Crédito: Flickr - Usuario:Kennisland

La noción de ética hacker describe cómo es el trabajo en el capitalismo posindustrial. La ética hacker del trabajo señala que además de trabajar por un sueldo, en la era de la información trabajamos buscando el gozo y la diversión del descubrimiento, de la creación. Buscamos en el trabajo, cualquiera sea éste, hacer lo que nos gusta, ser creativos, como un nuevo ideal de la modernidad.

Max Weber, fundador de la sociología, definió a la ética del trabajo del capitalismo industrial como una ética basada en la obediencia al mandato de una vocación de servicio y la satisfacción de cumplir las responsabilidades con excelencia. A diferencia de este viejo capitalismo, en el nuevo capitalismo informacional, en la sociedad-red, un nuevo orden ético del trabajo nos enfrenta a conectar nuestro deseo con la acción de crear o a sufrir en el infierno de la desconexión y la mediocridad. El ideal del trabajo es hacer lo que nos gusta.

Himanen habló con Information Technology tras la conferencia que brindó en Buenos Aires el pasado 21 de noviembre, organizada por Fundación OSDE, la Universidad Nacional de San Martín y Universidad Diego Portales de Chile.

Si tuviera que explicar de manera simple qué es la ética hacker, ¿cómo lo haría?

El núcleo de “La ética del hacker” es tener una relación creativa y apasionada con lo que se hace y lo que se puede hacer con los demás. Mi mayor objetivo con este libro ha sido demostrar que ésta es una nueva y más general ética de trabajo que la que era usada en los ’60, cuando la gente los llamaba “hackers”; entonces, esto no es sólo para los defensores del open source; es una actitud general que se puede aplicar a todo el campo de la tecnología y por afuera de éste también.

En ese sentido, ¿cómo evolucionan las actividades que son más aplicables a la ética del hacker? Como, por ejemplo, el movimiento de la electrónica open source que está sucediendo con Arduino. ¿Existen actividades “más hacker” que otras?

Las áreas en las que se trata con información son muy apropiadas y fáciles de asimilar a la ética hacker, porque aunque la información sea sobre programación, ingeniería, arte o investigación, la ética del hacker siempre es aplicable en ellas.

¿En qué sentido la ética del hacker ha influenciado el desarrollo de software?

La mayor contribución es el modelo de desarrollo abierto, por supuesto. Pero no es sólo el modelo de open source, sino que es parte de ello. Aunque, incluso si el código fuente no es completamente abierto y compartido, todos estos procesos desarrollados en compañías también se vuelven más abiertos a abarcar a sus usuarios como desarrolladores y, por supuesto, eso involucra mucha programación, porque en estos procesos de innovación también se incorporan las ideas de los usuarios. Creo que Android es un gran ejemplo de eso.

El desarrollo informacional

No se puede entender a Himanen (y a Castells) sin comprender el fenómeno finlandés. Finlandia es un país modelo en varios sentidos. Finlandia es un contracaso que demuestra que es posible alcanzar el desarrollo posindustrial mediante servicios avanzados con un estado de bienestar potenciado y de calidad. Finlandia es el país de Nokia y de Angry Birds, pero también el de Linux. Allí triunfa el capitalismo informacional y también el movimiento de software libre. No hay contradicción. Es la envidia de países como Estados Unidos, porque tiene uno de los sistemas educativos mejor rankeados. Himanen es un protagonista de este fenómeno y fue autor junto a Castells del libro “La sociedad de la información y el estado de bienestar. El modelo finlandés”. Como consejero del Comité del Futuro del Parlamento Finlandés, Himanen tuvo un rol muy importante en la formulación de políticas públicas en su país.

¿La sociedad-red es posible en países en desarrollo con grandes niveles de desigualdad y necesidades incumplidas y que aún están soñando con la sociedad industrial?

Creo que es importante ver que si uno hablara de la Web como un ser humano, ésta todavía es menor de edad; hace apenas unos 18 años que comenzó esta revolución que ya se ha extendido por casi todas partes del mundo. No ha habido una expansión tan rápida de cualquier otra cosa en la historia de la humanidad. Entonces, aunque algunos lugares todavía no son completamente parte de la sociedad-red, en algunos años todo el planeta lo será.

¿En qué consistió su colaboración con el Parlamento y el Ministerio de Educación de Finlandia?

El primer trabajo que hice fue para el Parlamento. Me pidieron que escribiera una estrategia sobre el desarrollo del marco de la sociedad de la información. Abarcaba todos los aspectos, desde las políticas del sistema de innovación a muchos otros factores. Mucho de este trabajo ha sido implementado. Después de esto he estado profundizando y ampliándolo, como por ejemplo ahora, que he estado escribiendo para el gobierno, que me ha pedido que escriba un trabajo más grande, basado en investigación que he estado haciendo con un grupo internacional y dirigiéndolo con Manuel Castells.

¿Cuáles son los sectores estratégicos identificados en Finlandia?

Bueno, la mirada más general es que en esta crisis global, que yo llamo “la gran recesión”, el antiguo modelo de desarrollo ha llegado a un callejón sin salida y el nuevo modelo necesita hacerse internacional, lo cual significaría combinar economía sustentable con bienestar sustentable y sustentabilidad ecológica. Estas son las tres áreas en las cuales avanzar en esta sociedad basada en innovación y TICs. El siguiente objetivo sería encontrar la manera de usar estas mismas capacidades para renovar la educación, los sistemas de salud, todas estas dimensiones de bienestar social y, posteriormente, cómo usar esta tecnología e innovación para responder a los problemas ecológicos más importantes como el cambio climático.

¿Cómo se renueva el sistema educativo?

La historia de la educación está basada en la idea del maestro transfiriendo conocimiento superior a sus estudiantes, que luego tratan de repetirlo en esta evaluación secreta, usualmente alejados de otros estudiantes. Este modelo necesita cambiar, porque debe comenzar desde el estudiante y debe estar en interacción con otros estudiantes. Necesitamos mantener y lograr la combinación de tres elementos: un sistema público, gratuito y de alta calidad, que son características que deben ser equivalentes. Esto no debe pasar sólo en las universidades sino también mucho antes, en la educación primaria y secundaria, porque no se puede empezar a estimular la creatividad a los 18.

¿Los docentes y directivos necesitan pensar como un hacker?

Sí, en “La ética del hacker” tenemos un capítulo entero sobre la nueva filosofía de trabajo y, para ponerlo de alguna forma, creo que una buena manera para un docente de comenzar una clase es como lo hicieron mis maestros, que generaron una impresión tan especial y fuerte en mí por su pasión para estimular el conocimiento y las habilidades personales de cada uno. Asimismo, recordamos que los mejores maestros son esos que también transmiten sus propias experiencias en la materia y logran llevar al otro más allá de su pasión y atrapar a la gente en esta interacción de enseñanza.

¿Cómo cree que será la evolución de esta crisis global?

Necesitaremos construir este nuevo modelo de desarrollo que más sustentable, que combine sustentabilidad con economía, bienestar y ecología. De otra manera, continuaremos moviéndonos de una crisis a otra.


El autor es Director del Laboratorio de Tecnologías de Aprendizaje, Escuela de Educación de la Universidad de San Andrés.

La edición original de este artículo se publicó por primera vez en la revista Information Technology N°183 (diciembre de 2012).



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas