Gobierno electrónico en la Argentina: una cuenta pendiente

Según un estudio de la ONU, la Argentina aparece rezagada en este tópico a nivel mundial y ocupa el cuarto lugar en América latina.

23 de Noviembre 2012
Gobierno electrónico en la Argentina: una cuenta pendiente




Las iniciativas de gobierno electrónico ya forman parte de la agenda de la gestión pública, y los gobiernos de todo el mundo así parecen entenderlo. El caso de Corea del Sur puede tomarse como modelo en lo referente a gobierno electrónico ya que este año continúa al tope del ranking (desde 2010) que elabora la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en su estudio “The United Nations E-Government Survey 2012”.

datacomputadoras
Allí, la Argentina figura en el puesto 56 entre 190 países (se evalúa la expansión en el uso de los servicios de gobierno electrónico, incluyendo múltiples canales, de manera de promover la equidad y la reducción de la brecha digital). Dentro de esas variables se incluyen cuatro pilares principales: los servicios online disponibles, el nivel de la infraestructura, el capital humano y la participación e interacción de la comunidad (e-participación). “En medio de un clima de recesión a nivel mundial, cada vez más los gobiernos deben repensar en términos de gobierno electrónico, con mayor énfasis en los vínculos institucionales entre las distintas estructuras de gobierno para crear sinergias para el desarrollo inclusivo sustentable. En este contexto, las personas se vuelven más interconectadas. El reto general es ofrecer mejoras en los estándares de vida”, destaca el informe a modo de introducción.

Según el estudio, la República de Corea es el líder en las iniciativas de gobierno electrónico, con un puntaje de 0,9283 (1 punto es el ideal), seguido por Holanda (0,9125), Reino Unido (0,8960) y Dinamarca (0,8889). Siguen, de cerca, Estados Unidos, Canadá, Francia, Noruega, Singapur y Suecia, entre otros.

El crecimiento de todos los indicadores con respecto al año 2010 (último informe realizado) elevó el promedio mundial a 0,4877 contra un 0,4406 obtenido en 2010. A nivel regional, América del Norte (0,8559) y Europa (0,7188) encabezan la lista, mientras que Sudamérica mejoró su desarrollo en un 13 por ciento, aunque 12 de sus integrantes declinaron en el ranking mundial (con excepción de Brasil y Surinam). Esto se explica sobre todo por la velocidad de inversión en la expansión de servicios que existe en los países de las otras regiones a escala mundial.

La Argentina cedió ocho posiciones respecto al ranking de 2010 (último en realizarse) pero se mantiene entre los cuatro primeros de Sudamérica, liderados por Chile y Colombia. Específicamente, el país fluctúa entre un muy buen índice de capital humano, donde es líder regional (y está cerca del líder mundial, que es Cuba con 0,968), y una magra performance en e-participación (figura con 0,290 contra 0,737 de Colombia, líder regional) e infraestructura (0,435). “El desafío que queremos consolidar es el de un gobierno en red. No existen los cambios tecnológicos sin cambios en los procesos y de cultura, como tampoco hay cambios si no participa la comunidad”, afirma Mariano Greco, subsecretario de Tecnologías de Gestión de la Secretaría de Gabinete de Ministros. Según el funcionario, la principal dificultad a nivel nacional es jurisdiccional; es decir, la coordinación entre las iniciativas nacionales y las provinciales y entre los distintos organismos públicos. Es por eso que su trabajo en la Agenda Digital (programa que lleva adelante el Gobierno Nacional desde 2008) tiene como eje la interoperabilidad con distintos estándares de los organismos del Estado. “Estamos llevando adelante la inversión más grande de los últimos tiempos en términos de tecnología e infraestructuras críticas de información y ciberseguridad”, destaca Greco, que resalta los 50.000 kilómetros de instalación de fibra óptica que proyecta el plan Argentina Conectada y las 2 millones de PCs entregadas a escuelas, en marco del programa Conectar Igualdad (el objetivo final es la distribución de 3 millones de netbooks).

“Estos dos planes, más el de Televisión Digital, son los programas por excelencia que lleva adelante el Gobierno Nacional, que prevé la inclusión digital y tecnológica de todo el país”, afirma Gabriel Gric, director de Informática del Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios. Y asegura que ya se instalaron cerca de 50 antenas de transmisión para llegar al 70 por ciento de la población, sumadas a la distribución de 1,2 millón de decodificadores. “Estamos en la etapa de creación de contenidos audiovisuales, de programación y de capacitación. También vamos a lanzar una segunda versión de decodificadores inteligentes para agregar valor a los contenidos y aplicaciones”, afirma Gric.

Apertura y movilidad

El e-Government Survey 2012 destaca que muchos países están pasando de un modelo de organización unilateral descentralizado a un modelo integrado y unificado, que tiene como objetivo concentrar en un único portal los servicios provistos por el Gobierno para generar mayor transparencia. Otro de los puntos importantes tiene que ver con la movilidad. Se afirma que existe un aumento en la penetración móvil (88,5 suscripciones móviles por cada 100 habitantes), aunque la penetración de la banda ancha sigue siendo uno de los puntos por mejorar: un promedio global sólo de 8,7 conexiones de banda ancha fija por cada 100 habitantes. Pese a las dificultades, 25 países desarrollaron sitios de m-government independientes, mientras que unos 24 dan la opción de realizar pagos a través de celulares, sostiene el estudio.

El uso de servicios en línea se perfila como otra preocupación de los gobiernos. “Los niveles siguen siendo bajos, con sólo alrededor de un cuarto —o 47 países— brindando información sobre cómo utilizar los servicios a los ciudadanos”, destaca el informe. Sólo 24 países promueven abiertamente el libre acceso a los servicios de gobierno electrónico a través de quioscos, mientras que un 40 por ciento utiliza las redes sociales. “Hay un desafío sobre cómo acercar los datos a la gente, y también para los equipos de gobierno, dentro de lo que es la gestión pública”, sostiene Rudi Borrmann, director General de Gobierno Abierto del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (GCBA). El funcionario afirma que existe un gran movimiento de apertura de datos desde distintos organismos, no sólo gubernamentales.

Con ese objetivo, en el GCBA avanzan con el impulso al concepto de open data y los concursos abiertos de aplicaciones (al estilo Hackaton) para impulsar el plan de Gobierno Abierto. “El desafío es la participación y el beneficio a los ciudadanos a través de plataformas de servicios”, afirma Borrmann.

A pesar de los avances, el estudio afirma que sigue habiendo un desequilibrio en la brecha digital entre los países desarrollados y los países en desarrollo, especialmente en África. De hecho, entre los primeros 20 países hay 14 que se encuentran en América del Norte y Europa, 3 en el este de Asia, 2 en Oceanía y 1 en Asia Occidental, mientras que entre los 25 líderes emergentes que les siguen, 16 se encuentran en Europa, 6 en Asia y 3 en América.

“La brecha digital tiene su origen en la falta de infraestructura —destaca el informe—. La tremenda diferencia de ancho de banda y suscripciones entre los países en desarrollo y los más desarrollados demuestra que hay aún muchos hitos que han de alcanzarse para cerrar la brecha digital.”

La edición original de este artículo se publicó por primera vez en la revista Information Technology N°181 (octubre de 2012).
 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas