¿Cuánto vale un Megawatt?

Un regulador estadounidense explica por qué está presionando para que los usuarios vendan la electricidad que ahorran.

 

16 de Noviembre 2012
¿Cuánto vale un Megawatt?




Cómo se vería la red eléctrica si se les pagara a todos por ahorrar energía? Jon Wellinghoff, presidente de la Federal Energy Regulatory Commission, la agencia estadounidense que regula la transmisión eléctrica, cree que ése es el futuro.

El año pasado, la agencia emitió un controvertido fallo por el cual, en los mercados eléctricos mayoristas, la energía que los clientes no usan (apodados “negawatts”) debería valer tanto como la energía generada. Eso significa que las empresas de servicios públicos pronto tendrán que pagarles a los grandes clientes —y finalmente a los consumidores— que ahorran energía durante los períodos pico.

wattlamparita

La idea es recortar la demanda eléctrica en lugar de girar más turbinas. Para lograr esto se requería una red inteligente en la que los consumidores y empresas de servicios públicos comuniquen información en tiempo real sobre precios y el uso de electricidad. Según Wellinghoff, esto podría reducir la necesidad de nuevas plantas nucleares.

¿Cómo está cambiando la red inteligente al negocio de electricidad pública?

Las empresas de servicios públicos van a tener que cambiar o morir. Tradicionalmente, su modelo de negocios estaba integrado verticalmente: generación, distribución y venta de energía. Ahora, estamos viendo oportunidades para los consumidores de servicios —dueños de edificios comerciales, como Wal-Mart y Safeway— de participar de lleno en el mercado de servicios e ir cabeza a cabeza con las empresas públicas. Finalmente, uno tendrá compañías ayudando a los dueños de casa a instalar tecnologías que faciliten su participación. Por esta competencia, las empresas de servicios públicos tendrán que determinar cómo van a seguir teniendo rentabilidad. Un gran número de firmas de servicios públicos está comenzando a entenderlo. Y los clientes van a empezar a demandarlos.

¿Un negawatt tiene un valor tangible?

Es absolutamente tangible. Emitimos una orden para decir que un negawatt —o reducir un kilowatt de la demanda energética—es igual a incrementar un kilowatt de producción energética. Alguien que crea un negawatt debe recibir un pago. Mi misión personal ha sido integrar los negawatts en un mercado energético al por mayor. Si podemos dar las señales correctas de mercado, los emprendedores desarrollarán maneras de ahorrar energía como respuesta a las necesidades de la red.

¿Tiene aplicaciones de energía en su teléfono?

Tengo una app en mi iPhone, de una compañía llamada GreenNet, que me permite monitorear cosas como mi aire acondicionado, lavavajillas y lavarropas. La uso todo el tiempo. También estoy por instalar la capacidad de controlarlos desde mi teléfono.

¿Habrá más personas que quieran saber tan detalladamente el consumo de energía en el hogar?

La mayoría de las personas no van a ser tan geeks de la energía como yo. Admito eso sin problema. A la larga, siempre y cuando se puedan instalar este tipo de aparatos de control, los consumidores residenciales podrán informar voluntariamente sus datos a agregadores que pueden ayudar automáticamente a manejar sus cargas energéticas.

¿Cuán lejos nos puede llevar la reducción del consumo para resolver mayores problemas de energía?

Puede llevarnos muy lejos. Los inspectores de servicios públicos en Massachusetts me dijeron recientemente que están apuntando a un potencial de crecimiento cero en la carga energética, porque están usando medidores inteligentes y otros dispositivos, y tienen programas de eficiencia energética muy agresivos. Creo que estamos viendo un cambio dramático en toda la dinámica de energía del mundo. En los próximos cinco a diez años, tendremos la habilidad de manejar nuestra energía para que necesitemos muy pocos recursos tradicionales respecto de hoy en día.

La edición original de este artículo se publicó por primera vez en la revista Information Technology N°181 (octubre de 2012).

 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas