Cómo influye la llegada de Google al mercado del software

La irrupción de un nuevo jugador transformó un escenario dominado por un conjunto de proveedores tradicionales y consolidados.

27 de Marzo 2013
Cómo influye la llegada de Google al mercado del software




Un recambio significativo provocó el ingreso de un recién llegado —Google— en el segmento de Software, que rápidamente se expandió al mercado corporativo con soluciones en la nube y creció a expensas de competidores más establecidos, como Microsoft, SAP y VMware. Fue así que el tradicional líder del sector, Microsoft, sigue siendo líder, pero redujo su porción del 26 por ciento, que había cosechado el año pasado, al 15 por ciento que obtuvo en esta edición. Muy de cerca lo sigue un agresivo Google, cuya aparición en el Ranking de Information Technology le valió un 14 por ciento de las menciones de los CIOs. Los votos a Google no fueron inocuos: desplazó a SAP que, con un 13 por ciento de votos, el año pasado ocupó la segunda posición y en esta oportunidad, en que acumuló un 10 por ciento, cayó al tercer lugar. Tampoco VMware permaneció ajeno al cambio, que cedió el tercer puesto a SAP, y disminuyó su participación del 11 al 8 por ciento de esta edición.

La diversidad

Como viene sucediendo en los últimos años, Microsoft encabeza la competencia en software. Aunque, por la irrupción de Google, redujo su puntaje total con respecto al año pasado, se sigue destacando en las categorías Oferta de Producto, Estrategia de Negocio y Precio. Mientras la firma transita la mitad de su año fiscal —que arranca en junio—, Sandra Yachelini, directora General de Microsoft para la Argentina y Uruguay, destaca como fortaleza, justamente, los lanzamientos de productos que realizó la compañía durante este ciclo: “En los primeros días de julio estuvo disponible para la Argentina el sistema Office 365 y la plataforma Windows Azure; en agosto anunciamos Windows Phone y en octubre continuamos con Windows 8; luego la nueva versión de Windows Server con grandes facilidades en la nube y, por último, el Office 2013”, señala la ejecutiva. Y agrega que, en el ámbito local, “hemos puesto mucho foco en proyectos de CRM”.

androidgoogle

Yachelini observa “que las empresas que suelen adoptar tecnología en forma más temprana se están animando a probar y tener una mezcla de aplicaciones en la nube y ‘on premise’”. Según la directiva, “ninguno de nuestros competidores tiene la profundidad y diversidad de nuestra oferta de productos, tanto para infraestructura como para escritorios, así como ‘on premise’ y en la nube, para que la información pueda correr y ser consumida sobre un universo variado de dispositivos. A nuestros clientes les damos la opción de tener su software bajo la modalidad que ellos definan. Es nuestro gran diferenciador”.

La Aseguradora de Riesgos del Trabajo (ART) Asociart cuenta con la plataforma de Microsoft desde 2004, cuando la compañía tomó la decisión estratégica de salir del ambiente AS 400 y así, paulatinamente, fue adoptando las soluciones de esa empresa, como Office, Share Point, Exchange, Communicator y la herramienta de desarrollo .Net, entre otras. También comenzaron a realizar las primeras pruebas de la solución de virtualización Microsoft Hyper-V Server.

Gustavo Suárez, subgerente de Sistemas y Tecnología de la ART, está conforme con los productos de Microsoft, aunque ello no le impide evaluar otras ofertas. Como la que le hizo Google dos años atrás —con Google Apps— que luego desestimó porque, entonces, le convino continuar con su anterior proveedor por diversos motivos, “como el aprovechamiento de la base instalada que teníamos, la necesidad de adaptación de los usuarios a una nueva herramienta y la consideración de costo-beneficio en base al buen ajuste económico que Microsoft nos hizo. Fue más competitivo seguir con ellos”, revela el CIO.

Para el año próximo, cuando deba renegociar el contrato a tres años con Microsoft, la filosofía será la misma: “Volveré a considerar los servicios en la nube de ambos proveedores en cuanto a correo y a herramientas de oficina como primera medida, como Google Apps y Office 365, y también la propuesta Azure, de infraestructura en la nube de Microsoft”. Sin embargo, aclara que una eventual migración no será homogénea. “Para ciertos puestos de trabajo, por ejemplo, no puedo quitar la potencia que ofrece un producto como Excel”, afirma.

Sobre .Net, Suárez cree haber tomado la elección correcta para desarrollar el “core” de su negocio. “Estamos muy alineados con el mercado”, apunta sobre esa opción. “Hemos crecido y hemos experimentado cambios de funcionalidades y de versiones que no han sido tan disruptivas ni tan complejas. Es una muy buena herramienta, tanto para el desarrollador como en cuanto a la interfaz del usuario”, concluye Suárez.

Desafiante

Recién llegada a esta competencia, Google debutó abriéndose paso entre Microsoft, SAP y VMware. La compañía se destacó en las categorías de Innovación, Estrategia de Negocio y Precio, pero tuvo una performance más baja en Soporte y en Oferta y Calidad de Producto.

El acercamiento de Google al mundo corporativo se realiza con la solución Google Apps para Empresas, que —basado en la infraestructura de nube pública— integra correo electrónico, herramientas de comunicación, procesador de texto y colaboración, según resume Dante Otero, gerente de Preventa de Google Enterprise para la Argentina. “También ofrecemos servicios de mapas y Google Search Appliance”, añade. “Los tres grandes pilares que dinamizan la estrategia de Google en software para empresas son utilizar el modelo de cloud computing, acompañar las tendencias de movilidad y brindar funcionalidades sociales y de colaboración en cada producto”, detalla Otero. “Nuestra estrategia responde al fenómeno de la consumerización de la tecnología corporativa —completa—. El objetivo es llevar la experiencia de uso de la tecnología personal al mundo corporativo, con controles y de seguridad, para que la empresa y empleados sean colaborativos, innovadores y productivos. Y a un costo relativamente bajo, de suscripción, por el uso de las herramientas. Es una dinámica que implica apalancar nuestra infraestructura de data center a nivel global, con un continuo lanzamiento de nuevas funcionalidades a las aplicaciones.”

safarigoogle

En el ámbito local, organizaciones con una elevada población de usuarios —como OSDE y el Hospital Italiano— adoptaron la solución de Google. Con una dotación más pequeña —de 400 empleados—, dos plantas de producción en las provincias de San Luis y La Pampa, un centro de distribución en el partido de Moreno y su casa central en San Telmo, en la Ciudad de Buenos Aires, la empresa Dos Anclas utilizó Google Apps Enterprise por dos años tras haber decidido dejar la solución local de correo que venían usando por una opción en la nube. “Comenzamos con 110 cuentas de correo y luego crecimos a 160, porque tuvo una buena aceptación entre los usuarios. La solución de correo es estable y, además, se simplifica la implementación y la administración. Google siempre iba lanzando nuevas funcionalidades; por ejemplo utilizamos Google Talk con multiconferencia para comunicarnos entre las distintas plantas”, señala Alejandro Sueldo, gerente de Sistemas de Dos Anclas, que industrializa y comercializa sal y condimentos. La empresa también incorporó, en distintos grados de uso en cada área, el procesador de texto y las herramientas de colaboración de la suite de Google. “El procesador de texto es menos sofisticado y tiene menos recursos que el Office de Microsoft, pero es de buena calidad, y la herramienta para elaborar presentaciones también es útil”, cuenta Sueldo.

A un costo anual de U$S 50 por cuenta de correo que pagaba por entonces, la compañía tuvo que abandonar la plataforma de Google porque “el precio en dólares se estaba haciendo difícil de manejar en el presupuesto”, señala Sueldo.

Pablo Gigirey, CIO para América latina del laboratorio Sanofi, admite que no puede escapar a la estrategia corporativa de IT que le marca su empresa a nivel global; de lo contrario, “evaluaría la adopción de Google Apps para empresas”, afirma. “Lo he probado bastante y me parece un producto fantástico y que está muy bien vendido. Google tiene muy en claro y asumidos los conceptos de cloud y de servicio. El producto aún tendrá sus falencias y quizá le falte madurez, pero para las operaciones de oficina está muy bien. Demostraron una gran velocidad. Google pasó al frente en cuanto a innovación y adaptación de los usuarios; sus proyectos son rápidos y la gente no los sufre”, completa Gigirey.

Años de evolución

Otra empresa que cedió la posición ganada el año pasado fue la alemana SAP, que logró diferenciarse en las categorías Calidad de Producto y Soporte. Acorde a los tiempos, SAP también pone el acento en cloud computing, movilidad y big data. “Estamos muy consolidados en nuestra plataforma histórica de aplicaciones, como los sistemas ERP y CRM, y seguimos profundizando la oferta de productos verticales por industria, de los cuales ya tenemos 25 y en noviembre pasado lanzamos el de agronegocios”, señala Martín Saludas, director Comercial de SAP Argentina. “La empresa hoy está complementando su oferta habitual con productos en la nube”, subraya. Y añade que “SAP también creció mucho en movilidad”. Al respecto, el ejecutivo adelanta que están cerrando acuerdos con una compañía de telecomunicaciones local para ofrecer —a través de ese canal— soluciones móviles de SAP en la nube. “Actualmente, tenemos soluciones móviles propias, hay más de 60 aplicaciones desarrolladas por partners sobre SAP y brindamos SAP Affaria (de administración y seguridad de dispositivos móviles)”, concluye el ejecutivo.

Con una instalación del ERP de SAP que data desde 1996, el laboratorio Sanofi “fue la segunda implementación de ese sistema en el país”, según indica Gigirey, quien además participó de ese primer proyecto. La solución, que hoy está alojada en la Argentina y presta servicios para 12 países de la región, está siendo migrada a la versión 6 —para estandarizar el uso de una misma plataforma en todas las operaciones a nivel internacional de la empresa—, comenzará a correr sobre arquitectura Unix y será relocalizada en el data center en Estados Unidos, en un proyecto que en América latina concluirá a mediados de este año.

Gigirey ha visto evolucionar al aplicativo más tradicional de SAP a lo largo de los años. El ERP —que en Sanofi se adoptó con sus módulos para las áreas Comercial, Industrial y Administración— se destaca por su “robustez, versatilidad y la confianza del usuario”, describe Gigirey. El CIO califica como “muy buena” la evolución del producto “en cuanto a los procesos y la cobertura en segmentos verticales del mercado”. El aplicativo, a su entender, “tuvo grandes oleadas de avance: primero robustecieron los procesos tradicionales y luego fueron agregando funcionalidades propias de cada negocio, con lo cual evitamos hacer nosotros mismos esos desarrollos particulares; otra evolución fue agregar valor a la información, cuando pasaron de un sistema de reporting a lo que es business intelligence y, posteriormente, a Business Objects y Hana. Creo que se fijan en lo que les falta a sus clientes para darles una suite completa”.

Ampliar el horizonte

Este año VMware cayó a la cuarta posición de Ranking, destacándose principalmente en la categoría de Innovación y con una performance más baja en Precio y Oferta de Producto. Respecto de su estrategia, Patricia Montanelli, gerente de Ingeniería de Software para el Cono Sur de VMware, dice que la empresa está diversificando su oferta con soluciones de consultoría: “El objetivo es no quedarnos en el producto de virtualización, donde somos líderes, sino ampliar la oferta de servicios para acompañar a nuestros clientes con servicios profesionales para el desarrollo de estrategias de nube pública y privada, ya que la implementación de entornos virtuales implica también un cambio de visión, de gestión y de procesos de IT”.

Sobre la consideración de alto costo de las licencias de VMware, la ejecutiva replica que los clientes “deben tener en cuenta la inversión total que requiere poner en marcha una infraestructura virtual, donde el licenciamiento es sólo un costo más y el nuestro sigue siendo más económico. Ya que también es preciso evaluar que nuestro software tiene una mejor capacidad para gestionar los entornos de virtualización, networking y seguridad, y brinda más eficiencia en el uso de hardware, almacenamiento y energía”. En la aseguradora Asociart realizaron sus primeras migraciones a VMware en 2006; hoy, tienen el 90 por ciento de sus servidores —menos los de bases de datos— sobre esa plataforma, que está conformada por 80 máquinas virtuales que corren sobre quince equipos blade HP. También sobre VMware configuraron unas 45 estaciones de trabajo remotas, que se utilizan para servicios de desarrollo externo y para teletrabajo.

De acuerdo con Gregorio Torlaschi, jefe de Servicios de Tecnología de Asociart, “VMware es un software robusto, muy estable; al hacer una eficiente gestión de los recursos, permite aprovechar el hardware con una mayor cantidad de máquinas virtuales; también es sencillo de configurar y administrar en los equipos”. Sin embargo, Torlaschi admite que las licencias son “caras”. Y si bien está conforme con la performance y los beneficios del producto, no descarta evaluar otras alternativas, como la de Hyper-V, de Microsoft, “que ofrece funcionalidades similares sin costo, ya que está embebido en el sistema operativo”.

De hecho, en la compañía ya están probando Hyper-V en servidores nuevos con Windows Server, “que habilita implementar más servidores virtuales sobre esa plataforma sin costo adicional de licencias”, acota el jefe de Tecnología. “El sistema de virtualización de Microsoft en dos años puede llegar a ser tan evolucionado como actualmente lo está VMware. Hoy, es más barato y tiene las mismas funcionalidades, pero hay que analizar si es tan robusto como VMware. Pero si prueba serlo, sólo habrá que evaluar el costo”, agrega el especialista. Para probar la solución de virtualización de Microsoft, en la empresa están armando “una granja de tres nodos con Hyper- V 2012, en la que estamos haciendo primero las pruebas de estabilidad físicas —detalla—. Luego, vamos a instalar un servidor SQL 2012 para probar la base de datos”.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas