Kickstarter: cómo funciona la plataforma de crowdfunding más exitosa

La empresa se volvió una de las principales fuentes de financiamiento para varios proyectos independientes. Cuáles son es el modelo de negocios detrás del sitio. 

18 de Octubre 2012
Kickstarter: cómo funciona la plataforma de crowdfunding más exitosa

Kickstarter, un website basado en la ciudad de Nueva York y fundado originalmente para apoyar proyectos creativos, se ha convertido en una fuerza que financia start ups tecnológicos. Los emprendedores han usado el sitio para juntar cientos de miles de dólares para desarrollar y producir equipos, incluyendo un sistema de sensores en red para hogares y un kit que imprime objetos en tres dimensiones.

Kickstarter

El modelo de crowdfunding ofrece una alternativa a los medios tradicionales de juntar fondos para startups en algunos tipos de negocios, como empresas web o de diseño. Los startups mantienen su capital propio y el control total sobre la estrategia, pero ganan una comunidad comprometida de “early adopters” que los impulsa.

Mientras que la mayoría de los proyectos piden montos relativamente pequeños, varios han excedido la marca de U$S 1 millón. Double Fine Productions, por ejemplo, juntó más de U$S 3 millones para desarrollar un videojuego. Ese monto está muy por encima de la típica inversión ángel, que generalmente no supera los U$S 600.000, y más cerca de una típica infusión de venture capital.

En total, los usuarios de Kickstarter comprometieron cerca de U$S 99,3 millones destinados a proyectos durante el año pasado, una cifra que equivale al 10 por ciento de todas las inversiones semilla en Estados Unidos, que PricewaterhouseCoopers estima en U$S 920 millones.

A través de este sistema, las personas que buscan juntar dinero para un proyecto determinan un fondeo objetivo y piden colaboraciones. Si un proyecto no alcanza esa meta (como le sucedió al 54 por ciento en 2011), quienes lo apoyaron no pagan nada. Para los proyectos que sí llegan al objetivo, los donantes reciben una variedad de recompensas, incluyendo notas de agradecimiento, productos o también paquetes elaborados que pueden incluir una visita al lugar de trabajo del creador. Kickstarter, que fue lanzada en 2009 por Yancey Strickler, Charles Adler y Perry Chen, se lleva un 5 por ciento. Desde el lanzamiento, el sitio ha distribuido más de U$S 150 millones.

El rol de Kickstarter podría comenzar a cambiar con el fin de la prohibición en Estados Unidos a que las compañías privadas puedan vender patrimonio a pequeños inversores, que se levantó en abril. Según Paul Kedrosky, miembro senior en la Fundación Kauffman (enfocada en capital de riesgo), “si los sitios de crowdfunding comienzan a ofrecer participaciones de patrimonio, harán que desaparezcan unas docenas de firmas de capital de riesgo”.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas