*

Bitcoin (24h)
6.09% Ars
274744.16
Bitcoin (24h)
6.09% USA
15952.17
Bitcoin (24h)
6.09% Eur
$13551.09
Online

Uber reconoció que le robaron datos de 57 millones de usuarios y pagó para borrarlos

Dos hackers descargaron datos de clientes y conductores de la compañía. El hecho ocurrió hace un año. "Se preguntarán por qué hablamos de esto ahora. Yo también", escribió el CEO de la firma en un comunicado. 21 de Noviembre 2017
Uber reconoció que le robaron datos de 57 millones de usuarios y pagó para borrarlos

El servicio de transporte de pasajeros Uber Technologies reconoció que dos piratas informáticos accedieron a datos personales de sus 57 millones de usuarios y conductores.

El hackeo ocurrió a fines del 2016 y, según admitió la compañía, tuvo como objetivo nombres, direcciones de correo electrónico y números de teléfono. La empresa también aseguró que consiguió "garantías" de que la información descargada había sido borrada; para eso, habrían pagado 100.000 dólares a los piratas informáticos.

“Debemos ser honestos y transparentes mientras trabajamos para reparar nuestros errores. Recientemente me entere de que a fines de 2016 nos enteramos de que dos sujetos de afuera de la compañía habían accedido inapropiadamente a datos de usuarios que teníamos almacenados en una nube de un tercero”, reveló el titular de la compañía, Dara Khosrowshahi, en un comunicado difundido por Internet.

Según la compañía, los “expertos forenses” de afuera de la compañía que analizaron el hecho no hallaron ninguna evidencia de que los hackers hayan descargado “información histórica sobre las rutas, los números de tarjeta de crédito, cuentas bancarias o la seguridad social ni las fechas de nacimiento” de conductores y clientes.

Sin embargo, pudieron descargar archivos “con una significativa cantidad de información”, como “los nombres y números de licencia de unos 600.000 conductores en Estados Unidos” y datos personales "de 57 millones de usuarios de Uber” incluidos nombres, direcciones de email y números telefónicos”.

Garantías


Khosrowshahi aseguró que tomaron de inmediato medidas para mejorar la seguridad y que “identificaron a los individuos” que hackearon los datos y consiguieron "garantías de que la información descargada había sido destruida”. Según la agencia Bloomberg, la compañía pagó u$s 100.000 para que los piratas borraran los datos.

Sobre la demora en reconocer el hackeo, el CEO de Uber escribió: “Pueden preguntarse por qué estamos hablando de esto ahora, con una demora de un año. Y yo tengo la misma pregunta, por lo que pedí una investigación sobre qué pasó y cómo lo manejamos”.

Entre otras cosas, confirmó que dos empleados que tenían responsabilidad en “el incidente” fueron echados de la compañía; que están asistiendo a los conductores y monitoreando las cuentas evitar eventuales fraudes.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas