*

Online

¿Te falta el tiempo para todo? Estas Apps te ayudan a organizarte mejor y ser más productivo

La tecnología, que smartphone mediante en ocasiones es la causa principal a la hora de procrastinar, puede convertirse en un aliado para optimizar las limitadas horas que uno tiene cada día. 11 de Diciembre 2017
¿Te falta el tiempo para todo? Estas Apps te ayudan a organizarte mejor y ser más productivo

Priorizar tareas y administrar mejor la energía para llegar en una sola pieza al final del día es difícil. Con el objetivo de proponer soluciones los periodistas Martina Rua y Pablo Fernández acaban de sacar su libro, “La fábrica de tiempo”, en el que cuentan las mejores maneras de optimizar el tiempo (y cuentan todo en esta entrevista que publicó Apertura.com).

Con ejemplos de personalidades diversas que van desde Manu Ginóbili hasta Charles Darwin, incluyen técnicas y ejercicios varios para mejorar el uso del “tesoro más preciado de la vida moderna”.

Entre los consejos de este libro, por supuesto, aparece el uso de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) como un elemento esencial para mejorar el uso que cada uno hace del tiempo. Acá, algunos tips elegidos por el equipo de Infotechnology.

 

Organizar el tiempo 

Los autores proponen usar aplicaciones que se sincronizan entre celulares, tablets y PC como Google Calendar, Google Keep (un anotador que  permite generar listas de tareas pendientes o compartir lo hecho con otros en segundos), Evernote (que tiene una base de fans enorme en internet, según Rua y Fernández), Habitica (una App que le agrega gamificación a lo que hacés: más hacés, más puntos ganás) o Wunderlist (la App elegida por muchos… hasta que la compró Microsoft y la renombró como “To-Do”).

Manejar el tiempo

Otra posibilidad es Rescue Time: la App se instala y da un reporte diario, semanal o mensual de cómo se usa el tiempo. Además, envía un newsletter semanal con los datos del usuario y arma un número que indica cuán productivo uno fue durante la semana y qué se puede hacer para mejorar. Si Rescue Time abarca todo lo que se hace, Toggl es “una herramienta de precisión” que cronometra el tiempo que uno gasta en cada proyecto. La diferencia está en que mientras el primero se basa en la actividad de sitios web y Apps, Toggl necesita de más interacción con el usuario.

 

Desdramatizar el uso del tiempo

Según la consultora McKinsey, un oficinista pierde 28 por ciento de su semana en manejar la bandeja de entradas de sus mails. La solución es Inbox Zero, una expresión acuñada por Merlin Mann, que significa tener vacía la citada bandeja. Esto no significa borrar todos los mails o contestarlos todos apenas llegan. El libro dedica párrafos extensos a este asunto pero se puede mencionar una solución sencilla: la opción que da Gmail de archivar correos electrónicos que sirve para sacar de la bandeja de entrada esos mails que hace falta guardar pero con los que no hay que hacer nada al momento que llegan.  Otra posibilidad, que mencionan en el libro a partir de lo que ha hecho el economista Dan Ariely, es generar una respuesta automática para cada mail preguntándole a quien lo envía que tan urgente es. ¿El resultado? La mayoría dice que el mail no es urgente, según el autor citado.

 

Alejar las tentaciones a tiempo   

Si bien hay Apps, como Forrest, que permiten bloquear el celular mientras se trabaja, lo mejor en este caso son las soluciones caseras como apagar las notificaciones o dejar el celular arriba de la mesa boca abajo. Una App útil es Quality Time,  que va registrando cuántas veces se desbloqueó el celular en el día para medir el tiempo “desperdiciado” en aplicaciones. 

Los autores citan, además, a Tristan Harris, un referente a la hora de mejorar la “relación con el celular”. Este gurú recomienda esconder las Apps que te sacan tiempo para no tenerlas a mano (hay que hacer dos pantallas, una con Apps útiles, como el Google Maps o el Waze, y otra con las redes sociales, por ejemplo); evitar las interacciones innecesarias (cuando se saca una foto hacerlo desde la pantalla de bloqueo, para no entrar a ver notificaciones); programar las vibraciones del celular para que cada notificación tenga la propia; y comprar un reloj con alarma para despertarse a la mañana y así poder dejar el smartphone lejos de la mesita de luz.

Eso sí: hay que tener cuidado con el miedo de exclusión digital, una fobia moderna que aparece por el riesgo a perderse algo en las redes sociales o quedar afuera de algún evento. 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

1 Comentario

Pedro Iacobucci Reportar Responder

Los admiro a ambos: primero por no tener vergüenza y animarse a vender esta cosa; segundo, por conseguir que alguien se los edite y tercero, lo más difícil, que alguien lo compre.

Notas Relacionadas