*

Bitcoin (24h)
1.10% Ars
72952.46
Bitcoin (24h)
1.10% USA
4237.52
Bitcoin (24h)
1.10% Eur
$3593.20
Online

Software argentino: las claves para impulsar a una industria transformadora

“En el último año, la industria del software volvió a crear empleo, incorporando a 2.800 nuevos profesionales y dejando una demanda insatisfecha de 5.000 posiciones sin cubrir”, argumenta el presidente de la CESSI en la columna de opinión exclusiva para el suplemento IT Business. 16 de Mayo 2017
Software argentino: las claves para impulsar a una industria transformadora

Por Aníbal Carmona, presidente de la Cámara Argentina del Software (CESSI)

Recientemente se dieron a conocer los resultados de la encuesta del Observatorio Permanente de la Industria de Software y Servicios Informáticos (OPSSI) de CESSI, que muestran el desempeño del sector durante el año 2016, y su evolución frente a los años anteriores.
Si contemplamos que hoy la sociedad está inmersa en un profundo proceso de transformación digital, donde la tecnología atraviesa y modifica a todos los sectores productivos, no es de extrañar que se haya observado un crecimiento en las principales variables, como las ventas o el empleo.

En relación a los resultados, los datos encontrados arrojaron un aumento promedio del empleo del 3,1% y un aumento en las ventas del 27,2% en pesos. Para 2017, el estudio reveló que las empresas esperan un crecimiento en el empleo de 13,8%, lo que implica la creación de más de 12.800 nuevos puestos de trabajo, y en las ventas totales de un 25,5% en pesos.
Para poder alcanzar estas expectativas, una de las prioridades será abogar por mantener la competitividad de nuestras empresas para seguir creando empleo de calidad, y asimismo, buscar soluciones para dar respuesta a la escasez de talentos.

Leer más: Programadores con astucia para los negocios: así los buscan las empresas locales

En pos de aumentar la competitividad del sector, creemos que son dos las claves que hay que seguir, que le darán al software argentino un lugar destacado en el mundo y un diferencial frente a la oferta existente.

La primera es la inversión en investigación, desarrollo e innovación (I+D+i). Desde el sector se evidencia una sólida inversión en estas actividades. Según el reporte mencionado, en 2016, el 77% de las empresas de la industria realizaron actividades de I+D+i, involucrando al 10,6% de su personal e invirtiendo el 7,7% de la facturación, lo que representa un total de US$ 202 millones. La segunda cuestión es la Ley de Software, ya que este régimen de promoción contribuye a reducir los costos laborales, e incentiva la inversión en I+D+i, que exige que un 4% de la facturación se destine a esas actividades.

En lo que respecta a la búsqueda de soluciones para la escasez de talentos, en el último año, nuestra industria volvió a generar empleo, incorporando a 2.800 nuevos profesionales, y dejando una demanda insatisfecha de más de 5.000 posiciones sin cubrir, por no contar con los recursos humanos calificados, que hubieran permitido alcanzar los 7.800 puestos que el sector proyectó para 2016.

Leer más: Trabajo colaborativo y remoto, ¿cómo es la nueva tendencia del mercado laboral?

Por este motivo, una de las prioridades es aumentar el caudal de profesionales capacitados, y es por eso que celebramos la implementación del Plan 111 Mil por parte del Gobierno Nacional, al que alentamos y apoyamos, como así también la continuidad del Programa Empleartec. 
Otros de los resultados que arrojó el reporte se vinculan con las exportaciones. En este punto, su nivel se mantuvo estable, aumentando en valor pesos, con un descenso del 8,5% en el ingreso de divisas si se considera su valor en dólares. Para 2017, según las expectativas de las organizaciones, se espera un aumento de un 16,4% en las exportaciones en doláres estadounidenses.

Al hablar de destinos, los Estados Unidos continúa siendo el principal, de donde provienen el 48,3% de los ingresos del exterior, seguido por Uruguay con un 13%, y México con un 9,4%. La actividad más demandada fue el desarrollo de software, que representó un 57%, la venta de productos propios y servicios asociados con un 23%, y la provisión de recursos para desarrollo con un 6%. En relación a las industrias, el 22% correspondió a software y servicios informáticos, el 21% a servicios financieros, y el 14% al comercio, entre otros.

En conclusión, el informe anual permite conocer variables como las ventas, las exportaciones, y la generación de empleo del sector de software, y al analizar sus resultados, vemos que es una industria que tiene un gran potencial y que podrá contribuir al desarrollo del país, tanto de forma interna como de cara al exterior.


Esta nota es parte de la edición del suplemento IT Business del martes 16 de mayo de 2017.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas