*

Online

¿Se ahorra con los nuevos calefones sin piloto que impulsa el gobierno?

Desde el Estado buscan que los argentinos usen calefones más modernos, sin la llamita de piloto, para poder ahorrar en la importación de gas. ¿Se puede amortizar el costo para el usuario? Por Matías Castro - 19 de Mayo 2017
¿Se ahorra con los nuevos calefones sin piloto que impulsa el gobierno?

En el gobierno quieren que el calefón con la llamita de piloto, que siempre se mantiene encedida para agilizar el funcionamiento del aparato, sea cosa del pasado. La idea es ahorrar energía y reducir el monto de la importación del recursos que, según estimaciones del Congreso, le permitiría al país ahorrar cerca ded US$ 1.2000 millones. El plan del gobierno se enmarca en la segunda edición del Plan Estímulo al Ahorro que se lanzará en junio, en el contexto de un aumento del consumo de gas en los meses de invierno.

En la actualidad, hay 8.620.548 usuarios residenciales de gas natural en todo el país, y los consumos pasivos son del orden de 5 millones de metros cúbicos por día. La cantidad de calefones en el país ronda los 5,5 millones con un consumo combinado que asciende a los 2,75 millones de metros cúbicos. Según datos de la Fundación Vida Silvestre, los pilotos de los artefactos a gas consumen, en su modo pasivo, 0,5 metros cúbicos de gas por día. Esto equivale a 15 metros cúbicos de gas al mes desperdiciados por cada artefacto que cuenta con un piloto "simplemente esperando a ser utilizado.

 

¿Cuánto se ahorra el consumidor final?

Si bien no hay detalles de cómo el gobierno planea incentivar el uso de los nuevos calefones, los consumidores solo podrán adquiriros sin piloto en el futuro. La diferencia de precio, ¿se amortigua con el ahorro de gas?

Un calefón promedio gasta pasivamente al mes, sólo con el piloto, unos 15 metros cúbicos de gas al mes. De acuerdo a los datos Gas Natural, en su último tarifario publicado, el precio del gas por metro cúbico para usuarios de más de 1.000 metro cúbicos al año es de $ 3,16 por metro cúbico. Ese es el rango en el que se encuentran la mayoría de los consumidores argentinos asciende a 1.006 metros cúbicos por cápita, según datos publicados por Telám el año pasado.

Esto quiere decir que el gasto de gas para mantener el piloto asciende a unos $ 47 por mes. O unos $ 568 al año. 

Los calefones sin piloto que impulsa el Estado van de entre los  $ 6.000 a los  $ 10.000. El precio de los calefones tradicionales arranca en los $ 2.000 pesos pero pueden ascender mucho más.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

6 Comentarios

Fernando Scarlata Reportar Responder

Al usuario no le conviene, salvo que se fabriquen acá a menor precio y generen mucho trabajo argentino en blanco, y todo el círculo virtuoso que eso genera.

Efq Tuf Reportar Responder

No se conectan a 220, usan una pila común grande que dura 6 meses. Al menos el orbis de 14 litros minutos, es una maravilla porque se le programa la temperatura y la mantienen independientemente del flujo de agua.

César Tonelli Reportar Responder

Otra gasto a considerar es la eventual modificación en la instalación eléctrica, seguramente estos equipos necesitan un toma de 220V.

César Tonelli Reportar Responder

Hay que cambiar todo el artefacto? No se puede reemplazar el piloto de gas por el encendido electrónico solamente?

Manuel Merlino Reportar Responder

Hay que considerar ajustes de tarifa futuros. Además, tienen menos problemas con el sarro, así que pueden reemplazar a los termotanques (que son mucho más ineficientes)

Jorge Ignacio Andreotti Reportar Responder

Correcto para cualquier aparato que use piloto. Pero el principal problema es el bajo rendimiento de los tiro-balanceados, que es 60% al máximo y 30% al mínimo (aprox.).

Notas Relacionadas