*

Online

Para entrar a la cancha de Tigre sólo vas a necesitar tu cuerpo

El matador de Victoria presentó un nuevo chip subcutáneo que se instalará en el brazo de los socios. Reemplazará a los carnets actuales y sería el primer club en el mundo en utilizar este sistema. Por Juan De Toma - 28 de Abril 2016
Para entrar a la cancha de Tigre sólo vas a necesitar tu cuerpo
El Club Atlético Tigre presentó un nuevo sistema de ingreso al estadio: un chip subcutáneo. De acuerdo a la información distribuida a la prensa, el socio solo tendrá que acercar su cuerpo al lector de ingreso, que leerá los datos del chip y, si los pagos están al día, le permitirá a cada hincha franquear el molinete de control.

“Ahora podrás llevar a tu club adentro... ¡de verdad!” tuitearon desde el club para anunciar la campaña. Ayer, antes del partido que el Matador de Victoria sostuvo contra Sarmiento de Junín, fue presentado el nuevo sistema, que utiliza tecnología RFID, similar al que tienen algunas tarjetas de crédito (de hecho, el chip puede ser leído por aquellos smarphones que tienen incorporado el sistema NFC).

Ezequiel Rocino, secretario General del club fue el “conejillo de Indias”, ya que se ofreció para realizar una prueba piloto porque, sencillamente, es el impulsor del sistema. “Para evitar problemas legales y como soy el impulsor del sistema, corresponde que lo haga yo”, explica durante una entrevista telefónica con Infotechnology.com.

El primer objetivo de la campaña está cumplido: generar un revuelo mediático y mostrar un hecho vanguardista dentro de un ámbito que suele ser bastante reacio como el del fútbol, desarrolla el dirigente. “Queremos que Tigre sea el primer club del mundo en el que el hincha pueda entrar con solo su cuerpo y además queremos mostrar como se puede aplicar la tecnología al fútbol.” Y agrega: “Hay repercusiones por todos lados porque es controversial. Hay gente que se asusta y otra que festeja la vanguardia”

Rocino se apura a aclarar que la puesta y utilización del chip es voluntaria y que no lo hubiera probado él si no estuviera convencido de que es seguro. La experiencia, cuenta, es rápida e indolora: “Te dan una inyección y queda alojado entre el músculo y la piel. Te ponen un poco de anestesia local para que no te duela, lo impulsan con la jeringa y queda el chip ahí;  no te deja una marca y  no te duele, no te das cuenta de que lo tenés”.

“Hay repercusiones por todos lados porque es controversial. Hay gente que se asusta y otra que festeja la vanguardia” -Ezequiel Pocino, secretario General del club y primer "chipeado".

Según el secretario General del club, no hay motivos para preocuparse por la información contenida en el chip. “No tiene más datos de los que contiene el carnet”, puntualiza. Un motivo de preocupación posible es la facilidad que existe -aparentemente- para leer el chip. Pero, claro, llevamos el celular todo el día con nosotros con muchos más datos personales guardados y la mayoría no se preocupa por proteger su seguridad.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas