*

Bitcoin (24h)
-1.26% Ars
132693.06
Bitcoin (24h)
-1.26% USA
7593.09
Bitcoin (24h)
-1.26% Eur
$6439.74
Online

Microsoft no venderá Windows 7 y 8.1 a los fabricantes: ¿qué significa para las empresas?

Los de Redmond decidieron no distribuir más las licencias de los sistemas operativos mencionados en el título: el popular Windows 7 y el not-so-much 8.1. ¿Cómo afectará este cambio a los departamentos de IT de las empresas? Responde, entre otros, el encargado de Windows en Argentina y Uruguay. Por Sebastián De Toma - 04 de Noviembre 2016
microsoft

La empresa de Redmond anunció que decidió, finalmente, dejar atrás el Windows 7 y el 8.1: la compañía tomó la decisión de dejar de venderle estos sistemas operativos a los fabricantes de PC (o, para ser específicos, no distribuirá más las licencias de dicho software). Esto afecta a los grandes fabricantes como Dell, Lenovo, Toshiba, y similares.

Esta movida tiene sentido si se toma en cuenta que, a pesar de los esfuerzos de Microsoft, Windows 7 mantiene su cuota de mercado en detrimento del nuevo caballito de batalla de la compañía, el Windows 10. Este último llegó a una cuota de mercado de 22,59%  en el mes de octubre, contra el 22,53% de septiembre. Apenas un aumento de 0,06%. Mientras tanto, la versión 7 pasó de 48,27 en septiembre a 48,38%. Es decir, la adopción por parte de los usuarios aumentó un 0,11%, de acuerdo a lo que publica ADSL Zone.

Leer más: Atrasados: en la región la mitad de las PC usan Windows 7

En este sentido, Fernando Henriques, director de la práctica de CIS – Cloud Infrastructure Services de Unisys, explica que se trata de una situación que “es parte del ciclo de vida normal de los sistemas. Para los fabricantes de PC, significa que deberán cambiar algunos procesos de soporte y garantía de los nuevos equipos.”

Y, como el periodo de actualización de un sistema operativo al otro ya terminó, el nuevo sistema operativo necesita una ayuda extra para ganar una cuota de mercado frente a su competidor interno, el Windows 7, que le requiere menos recursos a los equipos.

En todo caso, el modelo 7 Professional (el único que quedaba disponible para los fabricantes) tendrá soporte extendido de la compañía creada por Bill Gates hasta 2020, mientras que el 8 tendrá soporte directo hasta 2018 y extendido hasta 2023. Los sistemas operativos que ya no tienen soporte son el XP desde 2010, Vista desde 2011, y las versiones Home Basic, Home Premium y Ultimate del 7 en 2014.

La idea de Microsoft es que el Windows 10 sea el último sistema que van a diseñar y por tanto desde Redmond dice que le darán soporte indefinido… aunque suene difícil de creer, teniendo en cuenta que todo el resto de los desarrolladores de sistemas operativos no dejan pasar mucho tiempo hasta introducir una nueva versión de su software. Lo que sí es seguro es que la estrategia de los dirigidos por Satya Nadella es que se convierta en una plataforma que alcance a todos los productos que ofrecen, desde PC y laptops hasta los lentes virtuales Hololens.

En este sentido, Gabriel Gordon, director de Windows para Microsoft Argentina y Uruguay, comenta que "la tendencia es fabricar nuevos dispositivos que aprovechen las nuevas capacidades de Windows 10" para sacarle el jugo a las últimas mejoras de hardware que vienen apareciendo en el mercado. La idea en la empresa es que ahora ven a Windows como "un servicio", explica el ejecutivo. "En lugar de que la gente tenga que comprar un nuevo sistema operativo, lo que puede hacer es actualizarlo a medida de que nosotros vamos liberando nuevas actualizaciones." Se refiere, por ejemplo, al Creator Update que fue anunciado hace pocos días en un evento corporativo que tuvo lugar en Nueva York y que tendrá importantes capacidades tanto para escanear, modificar e imprimir objetos en 3D. Esta actualización estará disponible a partir de marzo de 2017 y, como dato de color, puede mencionarse que traerá un nuevo Paint para editar objetos en 3D.

Leer más: Microsoft se sigue elevando y entra al negocio de la cannabis

De acuerdo a Federico Aon, director de Comercio e Industria de Snoop Consulting, la movida “no le cambia mucho a las empresas” por ahora: es algo que Microsoft “hace desde el Windows 3.1” y los departamentos de IT ya están acostumbrados. “El único problema posible es que una empresa use un software que no sea compatible con Windows 10”, dxice, pero más allá de eso, Aon se enfoca en todos los años que restan hasta que los de Redmond dejen de darle soporte a Windows 7 y a 8.1. Lo único novedoso de este proceso es la velocidad, de acuerdo al vocero de Snoop Consulting, dado que están haciéndolo con mayor prontitud que con las versiones de Windows anteriores. En referencia a si es o no el último sistema operativo que diseña Microsoft, Aon admite que es posible: “Entienda que va a dejar de ser el caballito de batalla, hoy el producto estrella es Office”, al que ningún competidor pueden superar y están llevando lentamente a un modelo SaaS (software-as-a-service) en la nube.

El ejecutivo de Unisys pone el foco en el trabajo que tendrán que hacer las empresas para “prepararse para soportar Windows 10, lo que puede tener un impacto significativo para validar todas las aplicaciones de la empresa para funcionar” dentro de este sistema operativo. Además, deberán preparar “las áreas de apoyo para satisfacer las demandas de los usuarios en esta nueva plataforma”, agrega. Señala además que “es muy probable” que en 2020 Microsoft “extienda el soporte por algún tiempo más”.


Update 10/11: Se agregaron las declaraciones del vocero de Microsoft.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas