*

Bitcoin (24h)
1.63% Ars
98186.18
Bitcoin (24h)
1.63% USA
5663.10
Bitcoin (24h)
1.63% Eur
$4785.24
Online

"Hoy, las redes sociales pueden elegir a un presidente"

El presidente de Satellogic, que lleva satélites argentinos al espacio, habló sobre la importancia que tienen -en el juego geopolítico- figuras como Mark Zuckerberg en la próxima batalla por los datos, que definirá la nueva economía.

Por SEBASTIÁN DE TOMA - 13 de Octubre 2017
"Hoy, las redes sociales pueden elegir a un presidente"

El fundador de la reconocida Revista Wired y experto en la cultura digital, Kevin Kelly, dijo presente en la apertura de la última jornada del coloquio de Idea 2017, que tiene lugar en la ciudad de Mar del Plata. En el marco de una charla titulada “Geopolítica de la innovación”, el estadounidense planteó que, con el advenimiento de la Inteligencia Artificial (IA) y la Realidad Virtual, los bienes primarios pierden valor mientras que el brindar experiencias a los usuarios es la “nueva gran oportunidad para todos” y que de aquí saldrá la nueva plataforma que rivalizará con los smartphones tanto en escala como en penetración. Además, menciono que se viene una economía de la demanda en donde los datos tendrá un lugar preponderante.

Luego, Emiliano Kargierman, fundador de Satellogic, se refirió a al lugar de los grandes datos en el contexto geopolítico. A este respecto, recordó que el presidente ruso, Vladimir Putin, dijo que la próxima batalla será por los datos y afirmó que una red social puede ya elegir a un presidente, como ya se vio en el caso estadounidense el año pasado.

 

Inteligencia artificial

La IA, según Kelly, nos va a ayudar a pensar de manera diferente, a tener nuevas ideas a pesar de estar todo el día conectados entre todos. “Hoy una IA le puede ganar al mejor jugador de Go o ajedrez del mundo, pero la mejor IA no le puede ganar a un jugador humano utilizando inteligencia artificial. Ese es el mejor equipo del mundo.”

Es por esto, señaló, que la IA va a crear una segunda revolución industrial, que será más importante que la primera. “La primera surgió por la invención de la energía artificial, pusieron 250 caballos de fuerza adentro de un automóvil. Hoy, la IA pone 250 máquinas pensantes dentro de un auto autónomo.”

Su recomendación, entonces, fue comprar toda la IA posible. “Creo que las próximas 10.000 startups estarán basadas en tomar algo de la realidad y agregarle inteligencia artificial. Lo que antes se automatizó con energía artificial, ahora lo vamos a ‘cognificar’.”

Dio el ejemplo de la agricultura, donde una IA, mediante sensores, puede identificar cada planta y reconocer sus necesidades específicas, si necesita más agua o más luz. “Ningún granjero podría brindar información planta por planta por sí solo. Esta nueva realidad, que se llama agricultura de precisión, va a producir más oportunidades para los seres humanos. La IA se va a ocupar de las tareas que puede hacer mejor que un ser humano, mientras que este va a estar enfocado en todo aquello que requiera creatividad o innovación.” Qué vamos a hacer con toda esa inteligencia liberada, preguntó retóricamente al auditorio.

 

Realidad virtual y datos

Luego, Kelly se refirió a la Realidad Virtual (VR, por sus siglas en inglés). “En la realidad virtual hay inmersión, uno está en un mundo diferente. Y también está la realidad mixta”, comentó. Esta última servirá tanto para la educación como la oficina o un deposito, porque será posible tener tantas pantallas que se quera. “Estamos saliendo de internet de la innovación y yendo hacia internet de la experiencia”.

Parte de la presentación de Kevin Kelly, fundador de Wired, en el coloquio de IDEA.

Kelly dio claves para entender la economía que se viene. Ni Uber ni AirBnB, las empresas más grandes de transporte y de alojamiento de la actualidad, poseen un auto o un hotel, expresó. “Lo importante es el acceso a las cosas y no su propiedad. ¿Para qué quiero ser dueño de un libro o de una película si puedo pagar mucho menos y tener acceso instantáneo a ella en el momento que quiera?”

Además del acceso, lo importante son los datos, sin importar en el vertical en el que esté el empresario, argumentó. “Ford ha hecho millones de autos durante 100 años y vale US$ 44.000 millones. Tesla, que solo fabricó 186.000 vehículos, vale US$ 51.000 millones. ¿Por qué? Porque Ford no tiene datos sobre los comportamientos de los clientes y Tesla sí, tiene millones de kilómetros de recorrido de miles de conductores, todo traducido a datos. Y por esto es, más que una empresa que hace autos, una compañía de datos.”

 

Nuevas oportunidades

Respecto a las oportunidades hacia adelante, fue claro. “El 2017 es el año cero”, dijo. “Hoy no hay expertos de nada, ni de Inteligencia Artificial ni de Realidad Virtual –dos focos de su charla-; lo que hay son personas que saben algo más pero hasta ahí. Está todo por descubrirse.” Agregó: “No hay nadie que sepa lo que hay que hacer hoy y, comparado en donde estaremos en los próximos 25 años, ustedes están mejor parados.”

Kelly da números de qué tan poderosa sería la computadora planetaria que imagina.

Casi como una profecía, Kelly habló de la gran computadora planetaria en ciernes. “Facebook tiene millones de usuarios compartiendo contenido, imaginen lo que pueden hacer esas millones de personas si trabajan todos juntos, compartiendo su fuerza computacional para crear una computadora planetaria de una potencia que todavía no podemos imaginar”, se explayó. “Esta es la nueva oportunidad, una que aún nadie ha aprovechado para que tarde o temprano alguien va a aprovechar.”

 

Tecnología y geopolítica mundial

Al finalizar la charla de Kevin Kelly, ingresó Emiliano Kargierman, creador de Satellogic –empresa argentina con domicilio en Uruguay que se dedica a construir nanosatélites-, y allí empezó una ronda de preguntas y respuestas entre el argentino y el estadounidense.

Kargierman habló de la época actual como la de la tercera ola de la globalización, tras una primera dada por la energía de vapor y una segunda, la posibilidad de procesar grandes cantidades de información gracias a la miniaturización y la informática. Las primeras –argumentó- dos produjeron una redistribución de la riqueza (la primera –la democratización de la energía- fue muy valiosa para la Argentina, que le vendía sus productos al mundo gracias a la posibilidad de transportar sus mercancías; la segunda permitió la automatización y la tercerización). Y la tercera, la de la telepresencia y la IA, producirá una desagregación de empleos, va a democratizar el acceso al trabajo y también va a dejar ganadores y perdedores. En este contexto, se preguntó Kargierman, ¿cuál será el papel de las empresas de tecnologías frente a los Estados-nación?

“Las plataformas como Facebook, que tienen tantos datos y son ya tan grandes, están desempeñando funciones cuasigubernamentales que no hemos experimentado antes”, afirmó Kelly. “Zuckerberg puede elegir al próximo presidente de los Estados Unidos; la IA habilita un lugar geopolítico que no hemos visto antes, la batalla por los datos”, dijo Kargierman.

Para América latina este es un pizarrón en blanco, comentó el creador de Satellogic. Kelly recomendó, para ganar esta batalla, hacer experimentos con datos, financiar programas piloto para tener una visión distinta respecto a  los datos y ser capaces de innovar.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas