*

Online

El ramsonware que golpeó al mundo, ahora llegó a Asia

China y Japón, entre los más afectadas. Se teme una segunda ola del software que emergió la semana pasada. 15 de Mayo 2017
El ramsonware que golpeó al mundo, ahora llegó a Asia

A medida que los trabajadores llegaban a las oficinas y encendían sus computadoras, el ramsomware WannCry que golpeó al mundo la semana pasada empieza a infectar por el continente asiático. 

 

Las universidades, los hospitales, empresas y la vida cotidiana fueron interrumpidos, pero no se reportaron consecuencias desastrosas. En Europa, donde el ciberataque surgió por primera vez, las autoridades temían segunda ola, basada en variantes de copia del software malicioso original, que aún no se había materializado. Las nuevas interrupciones fueron más evidentes en Asia, porque muchos trabajadores ya se habían marchado el viernes cuando estalló el ataque que afectó al resto del mundo. Por ahora China informó de interrupciones en casi 40.000 organizaciones, incluyendo alrededor de 4.000 instituciones académicas, cifras que los expertos creen que son estimaciones conservadoras, dada la persistencia del virus informático. 

Muchas compañías chinas sufrieron vaivénes de todo tipo. Más de 20.000 gasolineras del gigante petrolero chino CNPC se quedaron sin conexión a Internet, por lo que los clientes solo podían pagar en efectivo. Mientras que las 11 compañías de seguridad informática vieron la apreciación de sus acciones elevarse hasta que cerraron las transacciones, alcanzando el 10% máximo que permite China por día.

Mientras que en Japón la empresa tecnológica Hitachi informó hoy que como consecuencia del ciberataque hubo problemas con los correos electrónicos y la apertura de archivos adjuntos. Alrededor de 2.000 terminales en 600 localidades diferentes fueron afectadas en el país del Sol naciente, según informa el grupo de consultoría independiente JPCert. El gobierno no encontró impacto entre agencias del gobierno, aunque empresas como Hitachi y Nissan Motor Co. reportaron problemas que no habían afectado de forma grave sus operaciones.

 

El gobierno surcoreano dijo que hasta el momento se habían encontrado nueve casos de ransomware en el país y que se estaban analizando decenas de muestras del malware.

Finalmente, Tailandia informó que el ataque no tuvo repercusiones grave. Sólo en la capital, Bangkok, no funcionaron algunos carteles digitales de publicidad. Lo mismo vale para Taiwan, que afirmó estar preparado para recibir el ataque, aunque hasta el momento el Depertamento de Cyberseguridad no recibió ninguna denuncia de alguna posible victima. 

 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas