*

Online

Deja el cubículo y mudate a una startup tech: 8 claves para armar el mejor CV

Consiguió entrevistas en distintas compañías tecnológicas (incluso Google), trabajó en varias de ellas y se convirtió en una experta en redactar curriculums. 30 de Junio 2017
Deja el cubículo y mudate a una startup tech: 8 claves para armar el mejor CV

Katie Simon estaba en el último año de la carrera de Publicidad en la Universidad de Nueva York cuando decidió que no volvería a su casa sin un trabajo y sin planes. Por eso hizo pasantías extras, se llenó de actividades extracurriculares para ganar experiencia variada y fue a todas las ferias de empleo a las que pudo.

También escribió y reescribió su CV una y otra vez. Así, consiguió entrevistas en Google, el portal de contenido BuzzFeed, y una docena de startups tecnológicas, según cuenta. También la llamaron de campañas políticas, un contratista estatal y una fundación multimillonaria.

Leer más: Una web para conseguir trabajo por lo que sabes y no lo que dice el CV

Hoy Katie se dedica tiempo completo a dar consejos sobre cómo redactar el mejor CV posible desde el portal “More money for me” y crear contenido para compañías de finanzas personales. Además, trabajó en distintas startups tech.

Técnicamente, dice la joven, armar un curriculum es sencillo: hay que especificar datos personales, el nivel educativo, la experiencia laboral, algunas cositas extra y listo. Pero, “después de meses (años, realmente) de trabajar en el mío, me di cuenta que hay muchas maneras de aproximarse a este documento que vive y respira”, afirma.

Leer más: Google cree que el expendiente académico "no sirve" para contratar

A fin de llegar a buen puerto (o sea, conseguir trabajo), ella recomienda:

 

Pensar en el CV como una resumen de la entrevista de trabajo de tus sueños

 ¿Qué preguntas querés que te hagan? ¿De qué manera pensás que podés impresionar a tu futuro empleador? ¿Qué te gustaría resaltar de tu recorrido de vida, y qué cosas preferís dejar en un segundo plano? Tenés que suponer que quienes lean tu CV no tienen otra información sobre vos además de la que está en la página: ¿llama la atención?

 

Apuntar a la claridad

Muchas palabras es igual a confusión, lo que es igual a rechazos. No importa que tan impresionante sean tus estudios y tu experiencia si la información no está jerarquizada como corresponde. Lo mejor es dejar solo lo esencial. Recorta con saña tanto en infomación como en palabras de más teniendo en mente la pregunta: ¿Va a mejorar este cambio la manera en que mi futuro empleador me verá?

 

Ser conciso

Todo debería entrar en una única página que no tiene que tener más de tres o cuatro subtítulos, con a lo sumo tres punteos en cada uno. Hay que mantener cada punto dentro de un renglón, a lo sumo dos.

 

Primero resaltar los resultados, después las habilidades

Katie escribió en su CV: “Aumenté los seguidores de Facebook en un 40% y la llegada total en un 60%”, en lugar de “Mantuve los perfiles de la empresa en Facebook y Twitter”. Cuando sea posible, puntualizar resultados tangibles, en números. Si querés resaltar tus habilidades o tus métodos, igual empezar por el impacto: “Mejoré el tráfico del sitio y el porcentaje de conversión con estrategias SEO específicas”, y no “Utilicé estrategias SEO para mejorar el tráfico del sitio”. Las empresas contratan empleados que les den resultados.

 

Agregar una sección con proyectos extracurriculares

Si haces o hiciste algo que haya impactado de manera positiva en el mundo, deberías tener una sección en el curriculum para contarlo. Katie cuenta que, como parte de un proyecto universitario, ella recomendó modificaciones para el branding de una ONG. Y no importa que no sea acciones que se hayan hecho dentro de un trabajo a tiempo completo, porque muestra las capacidades del postulante.

 

Llevarlos a fuentes de información que hablen sobre vos

No todo entra en una página, por supuesto. Así, que si querés que sepan más sobre vos, lo mejor es incluir links a notas que te hayan publicado, el portfolio online de diseños, la web personal, el perfil en Github, Linkedin, Twitter, Instagram y hasta un blog… siempre y cuando sea apropiado para el trabajo que estás buscando.

 

Quitar las experiencias laborales más antiguas

Si tuviste varios empleos, lo mejor es sacar los más viejos. Incluso si tenés poca experiencia, es mejor resaltar que te pasaste el verano colaborando con una ONG que resaltar que estuviste haciendo delivery para la rotisería del barrio.

 

Adapta el CV cada vez que lo vayas a enviar

Sí, toma tiempo, pero no tanto, y más si tenés escrito un documento con muchas opciones para cada sección del curriculum. Así, si estás aplicando para un puesto técnico o para un trabajo de escritura, tendrás la información ideal para incluir. Cuando tenés más de un tipo de empleo al que podés aplicar (por tu experiencia), esto es muy útil.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas