*

Online

Con esta App le pagas a alguien para que te traiga las mejores ofertas de Estados Unidos

Grabr es una plataforma Web que conecta compradores de productos que no se consiguen con viajeros que pueden traérselos por una comisión. Su CEO, Daria Rebenok, estuvo en Buenos Aires y contó cómo nació la idea de esta empresa que hoy transporta mercaderías por US$ 1.000.000 y está fondeada por importantes VCs.

Por SEBASTIÁN DE TOMA - 24 de Noviembre 2017
Con esta App le pagas a alguien para que te traiga las mejores ofertas de Estados Unidos

¿Te quedaste sin familiares para pedirles que te traigan ese reloj inteligente que no se consigue en la Argentina? ¿Te aburriste de esperar que algún conocido viaje para, como quien no quiere la cosa, pedirle que incluya en todas sus compras un libro de comics que no conoce nadie? Grabr aparece para solucionar esos problemas. Nació hace poco más de un año para conectar a compradores que buscan productos que no consiguen o son muy caros en sus países con viajeros que se ofrecen a comprarlos y entregárselos. Por una comisión, claro. Así, cualquiera puede conseguir justo ese objeto que no consigue en su país mientras que quienes viajan pueden monetizar el espacio extra en la valija rápida y fácilmente.

 

Daria Rebenok, CEO de Grabr, estuvo de visita en la Argentina (para dar una charla en un evento de emprendedores de la Universidad de Belgrano) e Infotechnology.com tuvo la oportunidad de charlar con ella. Cuenta que la idea se le ocurrió a ella y al marido, mientras vivían en San Francisco. “Estábamos expuestos a la economía colaborativa y a conseguir todo bajo demanda, desde autos al lavadero de ropa, pero cuando quisimos conseguir nuestro vino español favorito y gazpacho, no hubo forma”, recuerda. “Mi esposo empezó a buscar en línea alguna forma de traer el vino, que se consigue en cualquier tienda de cercanías española, y no encontró ninguna.”

¿Cómo funciona la plataforma (que tiene App para smartphones así como versión Web)? Es un intermediario entre el solicitante, que define el precio de pago adicional por el envío y los viajeros que consultan qué pedido pueden cumplir de acuerdo a la ubicación. Luego, negocian su comisión por llevar el pedido, que suele ser de un 10 a 15 por ciento del costo final del producto, según recomienda Rebenok. Una vez que el viajero acepta las condiciones del solicitante, compra el producto con su dinero y Grabr le pagará cuando entregue el pedido.

 

“No es un delivery”

Si Rebenok le hubiera preguntado a un argentino, él o ella podría haber previsto lo que viene a continuación. “Argentina es uno de nuestros mercados más grandes”, afirma la CEO de Grabr. Dentro de la región, también operan en Brasil, Uruguay y Perú (otro de sus mercados más importantes es Ucrania). Pero no todo es un color de rosas. Si bien la CEO hace expresa referencia a que la App no se trata solo de llevar y traer productos sino de construir una comunidad, muchos argentinos espera solo un sistema de delivery o de Courier. “El desafío que enfrentamos es educar a nuestros usuarios argentinos, Grabr no es un courier o un servicio de delivery, sino que también es una comunidad”, argumenta.

 

En 2016, la empresa consiguió inversiones por US$ 3,5 millones por parte de inversiones de diversos fondos de inversión como Global Founders. Los resultados han sido satisfactorios: el crecimiento mensual se ubica entre un 20 y 30 por ciento, y este mes van a cerrar entregando productos por un valor total de US$ 1.000.000. Rebenok –que estuvo en la Argentina y Brasil siguiendo la contratación de personal para atención al cliente- revela que en un futuro cercano, entre seis meses y un año, planean realizar una nueva ronda de inversión para seguir creciendo y ampliando el equipo.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas