*

Bitcoin (24h)
4.72% Ars
303450.10
Bitcoin (24h)
4.72% USA
17487.70
Bitcoin (24h)
4.72% Eur
$14908.60
Online

CEO de Avast: “El 97% de los clientes no pagan con dinero, sino con datos”

El número uno de la empresa habla sobre el futuro de la compañía a partir de la compra de su competidor AVG y del negocio de los antivirus, cada vez más enfocado en Mobile.

12 de Octubre 2016
CEO de Avast: “El 97% de los clientes no pagan con dinero, sino con datos”

Vince Steckler es el CEO de Avast y especialista en Matemáticas y Ciencias de la Computación y la Información por la Universidad de California. La empresa que él lidera tiene el marketshare más grande en el segmento de antivirus y, desde su llegada en 2009, pasó de tener 70 millones a 230 millones de usuarios. A principios del mes de julio, la compañía anunció la compra de AVG por US$ 1.300 millones. Con la adquisición, buscan seguir liderando el mercado de los antivirus por encima de otros grandes jugadores del segmento.

Las dos empresas tienen, en conjunto, 400 millones de usuarios y obtendrán el 70 por ciento de su ganancia de los productos orientados a los consumidores, suscripciones y los fees que pagan los proveedores de búsqueda; el resto lo obtendrán de sus ofertas móviles y empresariales. Este es el motivo detrás de la compra ya que, si bien Avast creció 19 por ciento en la primera mitad de este año y AVG estaba estancada, esta última tiene una mejor performance en el segmento móvil.

La empresa radicada en Praga ganó US$ 285 millones en 2015 y espera crecer entre 15 y 17 por ciento durante 2016. A propósito de esta adquisición, el cuarto intento en los últimos tres años, Infotechnology habló en exclusiva con Steckler sobre la compra de AVG, los desafíos que representa esta adquisición y cómo evolucionará el negocio de los antivirus en el futuro.

Antes de llegar a Avast, el entrevistado fue el vicepresidente senior de Ventas para Consumo Global de Symantec desde el 2000 y, antes de ese puesto, por 20 años se dedicó al desarrollo de software, análisis e ingeniería de sistemas, gestión de proyectos y desarrollo de negocios.

 

En sus comunicados de prensa se refieren a la compra de AVG como una manera de “ganar en profundidad tecnológica y escala”. ¿Qué significa esto para ustedes?

Que tendremos 260 millones de PC alrededor del mundo utilizando nuestro software. La escala permite mejorar la seguridad, que hoy es un juego de Big Data: necesitas recolectar una cantidad masiva de información sobre peligros potenciales que están dando vuelta en Internet, porque hoy las amenazas de seguridad no operan de manera masiva, como lo hacían unos 10 años atrás, sino que son bien pequeñas y localizadas. A partir de la compra nos convertimos en la red de sensores de seguridad más amplia del mundo y creo que eso va a ser fundamental a la hora de determinar la calidad de seguridad que proveemos. Además, AVG ha sido históricamente muy fuerte en los países angloparlantes pero no tan fuerte fuera de ellos. Avast, por su parte, ha sido tradicionalmente fuerte en los países hispanoparlantes así como en aquellos que tienen el portugués, italiano, francés o ruso como lengua principal. Nos complementamos en términos geográficos.

 

¿Qué trae a la mesa AVG, además de mayor robustez al negocio?

Varias cosas. Del lado de los consumidores, una tremenda cantidad de usuarios y también algunos desarrollos tecnológicos interesantes que nosotros no tenemos, como el del escaneo de enlaces web. Del lado del negocio móvil, de nuevo, tienen una base grande de móviles con AVG instalado, más grande que la nuestra, y también productos para carriers como Telefónica que llegan a una cantidad masiva de usuarios finales. Es un producto que podemos tomar y llevar a otros lugares del mundo. Y, además, tienen un negocio corporativo más sustancial. Avast es muy fuerte en el segmento de consumidores finales. Si los juntamos, tenemos un negocio corporativo muy fuerte, uno de consumidor también muy robusto y lo mismo ocurre con mobile.

 

Habló de millones de sensores, ¿qué rol cumple Machine Learning hoy en relación al negocio de la seguridad?

Uno muy importante. Cada usuario final pone en marcha máquinas virtuales; cada cosa que luce sospechosa corre en una máquina virtual hoy en día. Todos esos datos hacen que las máquinas aprendan para decidir que es seguro o inseguro. Toda nuestra tecnología se basa en máquinas que aprenden y tenemos una infraestructura gigante, que el consumidor final desconoce. Son 4 millones de conexiones en simultáneo por segundo. Todos los usuarios se comunican con los clústers que aprenden sobre amenazas.

 

¿Qué desafíos ven por delante en el negocio móvil, que funciona diferente al de las PC?

Las PC tienen un ecosistema más grande y complejo con muchas vulnerabilidades y una base instalada enorme; los criminales pueden hacer dinero apuntando a ellas. No hay algo intrínsecamente malo dentro de Windows, sino en su complejo medio ambiente, diferente al de Android o iOS donde hay aplicaciones. Para hacer daño en un móvil hay que poner información en una aplicación y son mucho más primitivos porque no permiten comunicarse entre aplicaciones o compartir datos. Pero a medida que los móviles se vuelven más masivos y poderosos, las amenazas se están acelerando.

 

¿Cuáles son los planes de Avast en países emergentes, uno de sus mercados históricamente más fuertes?

Es cierto: Avast es predominantemente una compañía de mercados emergentes. La base de usuarios más grande está en Brasil. Incluso en la Argentina tenemos el 52 por ciento del mercado de Windows. Sólo 40 por ciento del mercado mundial habla inglés como primera lengua pero el software es, mayoritariamente, en esa lengua. En nuestro caso, nuestra primera lengua es el francés, luego el español, portugués y, por último, inglés. Eso dice todo.

 

Crecieron como empresa en muy poco tiempo. De alguna manera, se pudieron adaptar y reconfigurarse. ¿Cuáles fueron los cambios más significativos que impulsó como CEO?

He estado a cargo de Avast por siete años y medio. Cuando arranqué estábamos ganando US$ 18 millones al año y ahora, a escala mundial, estamos generando US$ 300 millones de ingresos; la compañía ha crecido muchísimo. Lo que cambió, definitivamente, fue el ecosistema y cómo se integra el usuario dentro de él. Nosotros construimos una compañía basada en la comunidad, así que cuidarlo sigue siendo nuestro foco: 97 por ciento de nuestros clientes no pagan con dinero aunque sí aportan data de seguridad, lo que nos ayuda a desarrollar un mejor producto. Lo queremos feliz, siempre, por eso está en el centro de nuestra estrategia.

 

¿Qué habilidades tiene que tener hoy un CEO para liderar una compañía de software?

Para administrar una compañía necesitas entender los problemas que vienen con la tecnología. No es sólo negocios, hay que entender la tecnología que vendés. El mejor CEO en la industria automotriz, ama los autos. Y un CEO de una empresa tecnológica nopuede liderarla sin entender lo técnico.

 

La creencia generalizada es que la próxima gran disrupción vendrá desde una startup. ¿Cree usted que es así?

Todas las grandes compañías fueron en su inicio una startup, pero construir una gran compañía también depende de la resiliencia al fracaso. Las startups nacen de una gran idea y, de hecho, constantemente buscamos startups y compramos una al año cuando nos gustan los desarrollos. Pero la verdad es que muchas veces tienen grandes ideas pero no pueden saltar a un mercado más grande; muy pocas lo hicieron por sí solas. Nosotros alentamos un medio ambiente de startup en nuestra compañía. Financiamos desarrollos, los orientamos, pero no controlamos su operación porque pensamos que tienen mejor chance de que les vaya bien si pueden fallar. Todas las compañías grandes hacen básicamente eso; incuban sus startups.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas