*

Bitcoin (24h)
-.15% Ars
68883.13
Bitcoin (24h)
-.15% USA
3921.55
Bitcoin (24h)
-.15% Eur
$3325.21
Negocios

e-Lockers: la solución al puerta a puerta del e-Commerce

Hacer llegar paquetes puerta a puerta es la debilidad del e-commerce local. Los e-Lockers podrían ser la solución: con una clave los paquetes se pueden ir a buscar en el horario de almuerzo, sin avisos del correo ni motos especiales. 

Por Florencia Pulla - 20 de Mayo 2016
e-Lockers: la solución al puerta a puerta del e-Commerce

La situación podría repetirse una y otra vez, ad infinitum. Alguien hace una compra por algún sitio de e-commerce y se sienta a esperar. Las películas nos han enseñado que el paquete llegará, indefectiblemente, a la puerta de casa: un cartero de cara bondadosa esquivará perros guardianes y cercas como las que Mark Twain hizo pintar a Tom Sawyer para entregar nuestro paquete. Pero no. Después de una semana o dos recibimos el aviso de un correo que pasó sin encontrarnos o nos apresuramos a pagar una moto para que nuestra cafetera ?o libros, o computadoras? nos lleguen a tiempo.
No es una cuestión de ansiedad. Es que la logística de última milla ?ese último paso, el que conecta al e-retailer con sus consumidores, entregándoles el producto? está lejos de estar aceitada. Y es grave porque el e-commerce no para de crecer pero con un talón de Aquiles que puede poner en riesgo las cifras de crecimiento conseguidas hasta ahora. 
De hecho, según números que maneja la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), el segmento de compras por Internet crece a tasas chinas: dígitos dobles, que superan el 50% hace años. Incluso en el contexto de una economía argentina en mayor recesión, el e-commerce local no deja de crecer. Nuevos players ?Linio, Avalancha, Avenida, OLX? se han sumado al todopoderoso modelo de marketplace de MercadoLibre, ofreciendo mayor cantidad de productos a mejor precio y empujando la innovación en pagos y logística. 
Pero la realidad es que el sistema dista de andar sobre ruedas. Quizás por eso la nueva unidad de negocios de BoxeWay, PackASAP, entusiasme tanto a especialistas del sector: es que, hasta ahora, la opción de los e?lockers no existía para el consumidor final. ¿Los e-retailers pueden suspirar aliviados?
 

A la americana
Llegar puerta a puerta es el mayor desafío el e-Commerce desde, incluso, que se inventó el correo. Con el advenimiento del e-Commerce la necesidad se volvió una parte fundamental del negocio: el paquete tiene que llegar, pase lo que pase y caiga quien caiga. En Estados Unidos, por ejemplo, FedEx y UPS llevan el paquete desde warehouses varios Estados más lejos a la puerta de la casa del consumidor, con olo 48 horas de retraso. No hay, alli, motos que salen más caras que el producto que se quiere comprar ni avisos del correo que instan a ir a una sucursal y hacer una larga fila para poner nuestras manos en nuestro bien de consumo.

BoxeWay intenta encontrar una solución a lo que los operadores llaman "la logistica de última milla", es decir, ese último tramo del proceso, cuando el producto finalmente llega a casa. Es, segùn Juan Gruss, CEO del grupo, el eslabón perdido pero el más fundamental para mejorar la experiencia de usuario. En otros países, estima, es más importante por cuestiones históricas. "En EE.UU, por ejemplo, la lógistica de última milla está muy bien desarrollada gracias a la venta por catalógos. El e-Commerce no es otra cosa que la evolución de la venta telefónica o por correo. En Argentina lo que tenemos es todo un know-how en IT pero nos falta madurez para proveer soluciones de última milla. Hoy el correo ya no sirve para entregar cartas, su negocio principal es la paquetería y, para poder dar una mejor experiencia, tienen que incorporar tecnología". Por eso, OCA usa los famosos e-Lockers de la compañìa. 

A fines del año pasado BoxeWay lanzò PackASAP que se concentra, no en el mercado B2B (como con OCA) sino en el B2C, directamente al consumidor. Abrieron, primero, un local central en el microcentro y luego varios puntos sobre el corredor Santa Fe-Cabildo, en alianza con Carrefour Express. Ahì los usuarios pueden arreglar con un vendedor de MercadoLibre, por ejemplo, que utilicen el servicio para hacer pick-up en horarios que le quedan cómodos a la mayoría. 

¿Quién lo paga? El vendedor puede absorber ese costo o pasarlo al precio final o aclarar que va a cargo del comprador, que puede comprar créditos en la web de la compañìa. Son, demás está decirlo, más barato que una moto en un día de lluvia. 

"La verdad es que todavía la operación esta bastante en pañales -comenta en exclusiva para Infotechnology.com Noelia Jurisic, responsable de Marketing- pero sí estamos teniendo operaciones de manera regular; un movimiento continuo de nuestra red. Estamos en 11 puntos de Capital Federal y tenemos operaciones mayoritariamente con empresas (un 80%) y con usuarios finales también (el otro 20%)". 

El deseo, dice Jurisic, es alcanzar la meca del e-Commerce, estar en MercadoLibre. Ellos aspiran a ser un botón más, de esos que se clickean al hacer check-out. "Para eso falta tener una operación más grande. Hoy MercadoLibre nos saturaría la red en dos segundos. Al tener más capilaridad, tendríamos más oportunidad de lograr ser un botón. Potencialmente, todavía es mucho lo que se puede hacer con la red". 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas