*

Bitcoin (24h)
2.93% Ars
64202.60
Bitcoin (24h)
2.93% USA
3718.66
Bitcoin (24h)
2.93% Eur
$3109.98
Negocios

Wenceslao Casares: "Bitcoin es oro 2.0"

 Uno de los más célebres emprendedores del país creó Xapo, un banco de la moneda virtual con oficinas en Palo Alto y Buenos Aires que ya recibió US$ 40 millones de inversión.

Por Bruno Massare - 17 de Octubre 2014
Wenceslao Casares: "Bitcoin es oro 2.0"

 



La tecnología y el mundo financiero estuvieron varias veces de la mano en la carrera de “Wences” Casares. Si bien fue un pionero de los proveedores de Internet a nivel local con Internet Argentina (lo lanzó en 1994) su salto a la fama llegaría con Patagon, el start up icónico de la era puntocom en la Argentina y en la región, que fundó junto a Constancio Larguía y que vendió a Banco Santander en US$ 750 millones en el año 2000.

Tras una serie de experiencias como emprendedor en Wanako Games, Lemon y Bling Nation, entre otros, Casares (40), que se radicó hace ya varios años en Palo Alto (California), creó Xapo, un servicio de atesoramiento y billetera virtual de bitcoins que este año atravesó dos rondas de inversión por un total de US$ 40 millones, con aportes de Max Levchin (cofundador de PayPal), Yuri Milner y Jerry Yang (cofundador de Yahoo!), entre otros. Xapo les ofrece a sus clientes almacenar sus claves privadas de Bitcoin en servidores desconectados de Internet y protegidos en bóvedas subterráneas (Vault) con un alto nivel de seguridad y distribuidas en diferentes continentes del mundo. Casares dice que esas medidas extremas son las que le permitieron firmar un contrato con una aseguradora (Meridian). Además, la firma ofrece una billetera virtual (Wallet) asociada a una tarjeta de débito, para las transacciones frecuentes.

wences

Pero el traspaso de bitcoins de la bóveda a la billetera virtual es un proceso que, debido a los requerimientos de seguridad, demanda 24 horas. Al estar los cinco servidores en modo “ offline”, un empleado realiza la transacción con un drive USB y tres de esos cinco servidores tienen que “firmar” para que se pueda realizar la transacción. Xapo cobra un 0,12 por ciento del depósito al año por el servicio y alrededor de la mitad de sus clientes están en Estados Unidos. La firma tiene su casa matriz en Palo Alto, donde hay unas 10 personas, pero su equipo de desarrollo y operaciones está en Buenos Aires, en el barrio de Colegiales. Allí, varios ex Patagon como Federico Murrone y Carlos Maslatón forman parte del plantel porteño de Xapo, que supera las 20 personas.

Al teléfono desde Palo Alto, Casares se toma un buen rato para pensar cada respuesta, al punto que a veces uno cree que se cortó la comunicación. Pero de repente aparece de nuevo, con su estilo pausado y reflexivo, del otro lado de la línea. Nada más lejos del típico emprendedor ansioso por tratar de reflejar el valor de lo que hace. A Casares hay que preguntarle y él se puede permitir decir que algunas cosas aún no las puede contar.

En una entrevista reciente sostuvo que “Bitcoin va a cambiar el mundo más de lo que lo hizo Internet”. ¿No puede sonar un poco exagerado?

 

Yo creo que está en esa dimensión. Hay mucha gente que usa autos, pero mucha más gente que usa Internet. Y mucha más gente que usa teléfonos. Y más gente que usa dinero. Es algo que casi todo el mundo usa. A lo que voy es que estamos hablando de algo que es casi más importante que Internet o el teléfono. En muchos l u g a res del mundo no tienen el derecho básico a guardar de manera segura sus ahorros y esto puede significar un cambio fundamental. Cuando alguien decía que Internet iba a cambiar el mundo y ponía como ejemplo el protocolo TCP/IP, le decían que estaba loco. Bitcoin es mucho más que una moneda, es un protocolo. Recién estamos empezando a ver lo que se puede hacer con él.

 ¿Podría considerarse al blockchain como la innovación más radical que trae Bitcoin?

 El gran valor del blockchain es que está totalmente distribuido y evita la necesidad de un tercero para intermediar en el valor o en la realización de las transacciones, como ocurre con el dólar, el peso argentino o el millaje de una aerolínea. El blockchain provee tres servicios: da prueba de existencia (certifica que algo existe), prueba de propiedad (registra quién es el dueño) y prueba de transferencia. Todo eso como parte de un protocolo muy básico y robusto.

 ¿Qué opinión le merece el rol de la Bitcoin Foundation como una suerte de organismo de gobernanza del sistema Bitcoin?

 Bitcoin Foundation es como una asociación y no tiene poder sobre el protocolo. Pero sí atiende las cosas que la industria necesita: hablar con reguladores o desarrolladores, a los que hacía falta nuclearlos. La fundación ha hecho una buena labor y ha conseguido recursos. Si bien no estamos en el directorio, desde Xapo les damos plata porque nos interesa el trabajo de difusión que hacen.

 Pero tiene capacidad para hacer modificaciones en el código, como en el caso del tamaño de los bloques de transacciones que son confirmadas por la red, que se pretende incrementar…

 Sí, pero siempre y cuando una suficiente cantidad de mineros decidan que está bueno aumentar el tamaño de los bloques para poder p rocesar más transacciones. No es que decide qué hace o no hace por sí sola. Bitcoin es un protocolo abierto y hay una comunidad abierta, que decide cómo resolver los problemas. Esto me hace acordar bastante a las discusiones sobre TCP/IP o cuando en su momento se cayó por completo el DNS (el sistema de nombres de dominio). Hay varios problemas a resolver, como la velocidad a la que se confirman las transacciones, un proceso que hoy lleva 10 minutos.

xapodebito

 ¿Pueden competir el resto de las criptomonedas con Bitcoin o hay un efecto de red irreversible?

 Hasta hace dos años yo miraba otras monedas. Pero me parece que hoy es “game over”. Bitcoin se llevó el mercado. Hay unas 220 criptomonedas, todas las semanas sale una y todas son mejores en algún sentido técnico. Hay unas 90 que tienen usuarios con transacciones y el resto están medio muer tas. Bitcoin tiene de 30.000 a 100.000 nuevos usuarios por día y suma más de seis millones en total. El efecto red es muy fuerte: la red Bitcoin transacciona más del valor de todas las otras criptomonedas juntas.

 ¿Cuántos años faltan para que veamos más transacciones de bitcoins que simple atesoramiento?

 No lo veo en años, sino en usuarios. Tiene que llegar a 1.000 millones de usuarios. En estos últimos años, las seis millones de personas que compraron bitcoins, los guardaron. Muy pocos, menos de 300.000, pagaron algo con bitcoins. Pero cada uno de esos seis millones infecta a otros usuarios. Es muy social. Es posible mapear ese ratio de crecimiento; más o menos está duplicándose casi en tres meses ahora. La proyección da que, como máximo, en cinco años se llegue a 1.000 millones de usuarios. Hoy las transacciones para adquirir cosas o servicios no son para nada significativas, es un poco como el e-mail al principio, casi como una curiosidad. Pensar que las transacciones tienen un impacto importante ahora es un poco ingenuo, es como si alguien trataba de mandar video por Internet en 1993. La experiencia es muy pobre para el usuario y los retailers que empezaron a aceptar bitcoins no movieron la cotización. Todavía falta un poco para que comprar con bitcoins sea algo fácil y accesible.

 ¿Cómo evalúa la reacción del mundo financiero frente a Bitcoin?

 Vienen varios casilleros atrás. La gran mayoría no le presta atención. Otros no lo entienden. Algunos lo entendieron y compraron. Y algunos fondos de inversión lo entendieron bien y han hecho apuestas gigantes. De hecho, varios de ellos están entre los principales tenedores de Bitcoin.

 ¿Dejó de ser negocio minar bitcoins a menos que se trate de una gran organización?

 (Se toma una pausa). Minar es igualito a poner un jarro grande en el medio de una mesa redonda lleno de gaseosa. Para minar agarrás una pajita y te ponés a chupar todo lo que puedas. La cantidad de gaseosa ya está dada. Si sos el único en el mundo, te vas a quedar con todo. Pero lo que te va a quedar dependerá de cuánta gente haya y cuán fuerte chupe el resto. Inclusive, si hiciste todo bien, sacaste un procesador de la forma correcta y a tiempo; pero si en ese tiempo se duplicó la cantidad de mineros, como todos los que estaban no lo sabían pueden salir todos perdiendo sin recuperar la inversión. Hoy no podés entrar a minar con alguna esperanza de ganar invirtiendo menos de U$S 10 millones. Pero si encima hay 15 grupos que decidieron invertir esa cantidad o más, se complica para todos. Cuando era medio amateur era distinto y hasta hace unos 18 meses se podía ganar plata, pero se fue profesionalizando y hoy hay que hacerlo de una manera casi industrial.

 ¿Eso no puede derivar en una falta de estímulo para minar y que eso impacte en la capacidad de procesamiento de la red?

 No está pasando. Y lo dudo, porque si varios empiezan a minar menos, habrá nuevamente incentivos para hacerlo. Es un sistema muy bien diseñado. No sé quién era Satoshi Nakamoto, pero era un genio.

 ¿Cuál es su hipótesis con respecto a la identidad de Satoshi Nakamoto?

 Ya me cansé un poco de pensar en eso. Mi única hipótesis pasa por tratar de mirar lo que esa persona o ese grupo hizo y no lo que dijo. Si uno mira el código, dice mucho de sus valores y personalidad. Cada vez que hay que elegir entre eficiencia y robustez, se queda con esto último. Y ser más eficiente es lo principal hoy en el mundo financiero. Sin embargo, Bitcoin resigna eficiencia y velocidad, pero es casi ridículamente robusto. Probablemente haya sido una decisión muy sabia. Yo creo que la gente que cree que Satoshi desapareció por miedo a los gobiernos está royectando
sus propios valores y miedos. El desaparecer tiene una consistencia con la idea de que el sistema sea robusto. Es muy potente el hecho de que entregó la paternidad del proyecto y desapareció.

 ¿Esperan más competencia de empresas con un modelo de negocios similar al de Xapo? ¿Los gigantes de la industria entrarán a jugar en Bitcoin?

 Esto es como el e-mail, que al principio era un protocolo y nada más. Un ecosistema que por naturaleza es robusto, se vuelve fuerte y sano cuando hay muchos proveedores. Hoy hay algunos proveedores fuertes como Blockchain, Coinbase (las dos billeteras virtuales más populares) y Xapo, pero están surgiendo muchos más. Yo creo que empresas como Microsoft y Google hoy están mirando totalmente a otra cosa. Ojalá que cuando lo hagan sea un poquito tarde.
 

 

¿Cuántos clientes tienen?

En algún momento lo vamos a decir, pero no es el momento.

 En la custodia que Xapo hace de los bitcoins de sus clientes hay una instancia en que un empleado realiza una operación con un pen drive para conectarse a los servidores que están desconectados de Internet. ¿No hay
un riesgo de seguridad si por alguna razón ese pen drive está infectado con un virus?

 El sistema está diseñado para que en realidad puedas poner lo que quieras en el drive y no puedas hacer daño. La persona que entra en la bóveda se conecta a una laptop y los servidores están en otra bóveda. La conexión es a través de un protocolo que hicimos especialmente para esto. Además, hay un sistema que audita el pen drive antes de que salga. Para tratar de vulnerar el sistema hace falta hackear tres nodos de los cinco que tenemos en diferentes continentes, que están offline.

 ¿Los clientes que contratan el servicio de Xapo reciben tanto el servicio de atesoramiento como el de billetera virtual?

 Sí, cuando alguien abre una cuenta tiene los dos servicios. Nuestra billetera virtual tiene una tarjeta de débito asociada. Y el de atesoramiento tiene el seguro asociado.

 ¿Cómo evalúa el efecto que pueden tener las regulaciones en cada país? ¿Qué restricciones han enfrentado?

 Hemos tenido restricciones con algunos países, como Irán y Corea del Norte. Pero donde se prohíbe a Bitcoin nosotros tenemos muchos clientes, como en Rusia y Ecuador. Esto es como tratar de prohibir Internet, es como tratar de suspender la ley de gravedad. Probablemente las restricciones van a tener efectos en los plazos de desarrollo del ecosistema de Bitcoin, pero yo creo que Bitcoin en los próximos 20 años va a ser la moneda del mundo, como hoy es el dólar. No tiene sentido que la moneda mundial sea la de uno o varios países. Considero que Bitcoin se va a convertir en la moneda de Internet, y que por lo tanto va a reemplazar a las monedas nacionales en muchos intercambios. Es oro 2.0.

 Muchos economistas han objetado el potencial de Bitcoin porque tiene una emisión finita y programada, además del hecho de que les quita la capacidad de hacer política monetaria a los bancos centrales de cada país.

 Los economistas son a veces los que menos entienden a Bitcoin y han fallado en muchos pronósticos, no entiendo por qué se les sigue prestando tanta atención a lo que dicen. Si a un ahorrista le decís: ‘Podés poner tus ahorros en algo que es perfectamente escaso o podés poner tus ahorros en algo que va a haber cada vez más’, la respuesta es obvia. Dicho esto, no creo que un país reemplace a su moneda con Bitcoin, eso sería poco inteligente. Pero sí van a tener que aceptar que circule como una moneda alternativa.

 Bitcoin, frente a las monedas más tradicionales, aparece como un sistema tecnocrático, donde quienes hoy están en posición más ventajosa para ganar dinero son quienes tienen mejores conocimientos sobre cómo funciona y eventualmente hasta más recursos de computación. ¿No puede abrir más la brecha social entre quienes tienen acceso a la tecnología y quienes están postergados?

 Cuando Internet estaba empezando y yo usaba una consola de Unix, mi mamá estaba preocupada porque yo estaba sentado mucho tiempo frente a la computadora. Entonces empecé a mostrarle servid o res de IRC, le expliqué qué era el TCP/IP… era medio bodrio y mi mamá no entendió nada, tal vez porque se lo expliqué mal. Pero hoy tiene Internet, usa el e-mail para estar en contacto y usa redes sociales para ver fotos de sus nietos. En ningún momento va a hablar de TCP/ IP, no tiene por qué. De la misma forma en que una persona que usa una tarjeta de crédito no entiende cómo funciona un procesador de pagos. El efecto es similar, a nadie le va a importar saber sobre criptografía y sobre cómo funciona el blockchain. Simplemente, lo que sucede es que estamos en una etapa temprana del desarrollo de Bitcoin y todavía falta mucho por hacer.

Este artículo fue publicado en la edición 204 de Information Technology del mes de septiembre de 2014.

 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas