*

Negocios

Tras compra de startup, Ford es el mayor inversor en autos autónomos del mundo

Adquirió la mayoría en una startup dedicada a desarrollar inteligencia artificial para que los vehículos se conduzcan sólos. 13 de Febrero 2017
Tras compra de startup, Ford es el mayor inversor en autos autónomos del mundo

La compañía con base en Detroit es la nueva dueña de la startup Argo AI, dedicada a la inteligencia artificial y que fue fundada en diciembre del año pasado por dos ingenieros que venían de Google y Uber, ambos con experiencia en el instituto de robótica Carnegie Mello.

Esta compañía tenía como objetivo utilizar la expertise que ya tenían en inteligencia artificial para desarrollar software para vehículos de conducción autónoma. Bryan Salesky, el CEO de Argo AI, era el líder de la división hardware de la división dedicada a los automóviles de Alphabet (ex Google), llamada Waymo, durante los pasados tres años. Y el COO de Argo es Peter Rander, que dejó su puesto como ingeniero en la división de conducción autónoma de Uber en septiembre de 2016.

Leer más: ¿Cómo funciona, realmente, el negocio de los autos autónomos?

Esta inversión, que alcanza, los US$ 1.000 millones, es la inversión más grande que ha realizado un fabricante tradicional de automóviles. General Motors el año pasado la startup Cruise –dedicada a los autos autónomos- por una cifra cercana a los US$ 1.000 millones, y Uber compró Otto, una empresa dedicada a desarrollar camiones que se manejan solos por US$ 680 millones. (Hace pocos días, sin embargo, se filtraron comunicaciones internas que dicen que tanto GM como Uber compraron no mucho más que una “bonita presentación” –según el sitio web Eletrotek-, o una “demo”, como se dice en la industria IT).

Los planes de Ford es realizar la inversión mencionada durante los próximos cinco años, y dejar que Argo AI sea independiente, así que operará desde Pittsburgh, la ciudad que la vio nacer. La fabricante de automóviles informó que espera comercializar autos autónomos en 2021 y por eso el año pasado realizó también compras en este sentido: invirtió en Velodyne, compañía dedicada a fabricar sensores para autos autónomos con tecnología LiDar (un acrónimo del inglés Light Detection and Ranging o Laser Imaging Detection and Ranging, se trata de un dispositivo que permite determinar la distancia desde un emisor láser a un objeto o superficie utilizando un haz láser), y compró Chariot, empresa que brinda servicios de shuttles (combis, en criollos) bajo demanda.

Leer más: ¿Nuevo dolor de cabeza para Hugo Moyano? Otto, el Uber para camiones, hizo su primera entrega

Si bien Ford será dueña de Argo AI, esta última planea licenciar su software y suite de sensores a otras empresas. “En el futuro, existirán varios players que tendrá estos sistemas”, le dijo el CEO de Ford, Mark Fields, al portal Recode. “No habrá sólo un ganador. Pero, al mismo tiempo, podremos ofrecerles a otras compañías nuestros sistemas, siempre que no comprometamos nuestras ventajas competitivas. Pensamos que existe una gran oportunidad de ganar escala y crear valor para este tipo de empresas.”

“Hay muchas ventajas de tener a esta compañía operando de manera independiente, con la agilidad de una startup”, indicó Salesky. “Sabemos que para que esta tecnología se pueda desarrollar completamente, con la escala necesaria, debemos trabajar con quienes saben cómo hacerlo.” Una razón adicional para dejar que Argo AI siga siendo una startup es que así podrán atraer nuevo talento ofreciendo acciones de una futura salida a la Bolsa.

Ford quiere tener disponible este producto para comercializar lo antes posible, y ahí están en sintonía con los creadores de Argo AI. De hecho, los analistas de la industria de los autónomos sostienen que Salesky dejó Waymo porque esta última no tenía un plan claro para salir al mercado.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas