*

Bitcoin (24h)
-2.27% Ars
94784.28
Bitcoin (24h)
-2.27% USA
5468.11
Bitcoin (24h)
-2.27% Eur
$4644.62
Negocios

Samsung se enfrenta a su revés de fortuna

 La empresa ahora se enfrenta a una dura batalla para diferenciarse de un grupo de rivales cada vez más fuerte

09 de Octubre 2014
Samsung se enfrenta a su revés de fortuna

 

 


Es posible que el negocio de teléfonos inteligentes de Samsung Electronics nunca haya podido igualar el poder de marca de Apple, pero durante varios años, el marketing agresivo y el rápido desarrollo de productos del grupo de Corea del Sur lo han diferenciado, en cuanto a ventas, del resto de los competidores en el sector.

Pero según demuestra la última fuerte caída de beneficios de la empresa, ahora se enfrenta a una dura batalla para diferenciarse de un grupo de rivales cada vez más fuerte – y para evitar que su división más rentable se convierta en proveedora de productos "genéricos".

samsungbolsa

El beneficio operativo de Samsung cayó en el tercer trimestre en un 60 por ciento respecto al año anterior, a $3.8 mil millones de dólares, según anunció el martes, la cifra más baja desde hace más de tres años, y la cuarta disminución consecutiva de ganancias trimestrales.

El revés de la fortuna del grupo – que entró tarde al mercado de teléfonos inteligentes, pero se irguió rápidamente para convertirse en el principal fabricante del mundo en cuanto a ventas – tiene semejanzas desagradables con los problemas de los fabricantes de teléfonos que alguna vez fueron dominantes, como Nokia y Motorola, dijo Richard Windsor, analista de Edison Investment Research. La cuota de mercado de teléfonos inteligentes de la compañía fue de 25 por ciento en el segundo trimestre, muy por debajo de la cuota de 32 por ciento que reportó un año antes, según el grupo de investigación IDC.

Un problema clave es que Samsung se ha visto afectada en los dos extremos del mercado.

En el mercado de gama media y baja, ha tenido problemas para hacerle frente a la creciente amenaza de los fabricantes de teléfonos inteligentes de China como Xiaomi, Huawei y Lenovo, así como una gran cantidad de fabricantes más pequeños. Al igual que Samsung, estas empresas producen teléfonos que funcionan con el sistema operativo Android de Google, y cada uno ha ido erosionando constantemente la cuota de mercado de Samsung en China y en otros mercados asiáticos.

Xiaomi, que fabrica teléfonos de gama alta que vende a precios bajos, ha sido muy popular en China, donde se ha convertido en una marca tan popular como Apple y ha superado en ventas al grupo estadounidense. Ahora compite con Samsung por el primer puesto en el mercado de teléfonos inteligentes más grande del mundo y busca expandirse a nivel internacional en otros mercados de rápido crecimiento como India, Brasil e Indonesia.

Samsung Galaxy S4
Crédito: Bloomberg

Por su parte, la cuota combinada de mercado de teléfonos inteligentes de Huawei y Lenovo se elevó a 12 por ciento en el segundo trimestre, un aumento de 3 puntos porcentuales interanual.

Peter Yu, analista de BNP Paribas, dijo que Samsung ha sido complaciente, al comercializar teléfonos que son técnicamente inferiores a sus rivales chinos a precios más altos. "Fueron un poco arrogantes", dijo. "Pensaron que [los teléfonos] se venderían simplemente por ser de la marca Samsung, pero no fue así."

Al mismo tiempo, Samsung se enfrenta a una doble amenaza de Apple en el mercado de gama alta. El mes pasado, el grupo estadounidense dio a conocer dos nuevas versiones del iPhone con pantallas mucho más grandes que los modelos anteriores. Esto erosionó instantáneamente un punto clave de venta para Samsung, que utiliza grandes pantallas y había sido pionero en el concepto de "phablet” (combinación de teléfono y tableta). Las dos versiones del nuevo iPhone vendieron un récord de 10 millones de unidades en sólo el primer fin de semana, según Apple, a pesar de que no se vendieron en China en ese momento, pues obstáculos regulatorios retrasaron el lanzamiento en el país.

Por segundo trimestre consecutivo, Samsung emitió una declaración explicativa para disipar preocupaciones de los inversionistas y dar una idea de cómo está intentando lidiar con estos dos desafíos.

La compañía dijo que las ganancias habían sido afectadas por el aumento de los gastos de mercadotecnia, así como la disminución de los precios de los modelos antiguos de teléfonos inteligentes.

"Samsung ha decidido claramente ser mucho más agresiva en las especificaciones y precios en la gama media y gama baja", dijo Mark Newman, analista de Bernstein.

Pero la declaración de Samsung también reforzó los temores de que había sido afectada por el lanzamiento de Apple, ya que reportó una caída en la proporción de teléfonos de gama alta en sus ventas trimestrales.

Por otra parte, a diferencia de Apple, Samsung se ha visto afectada por su incapacidad para construir un sistema operativo propietario. Tizen – su intento de construir el tipo de ecosistema que Apple y Google tienen – ha sido golpeado por años de retrasos, y el primer teléfono que lo utiliza sólo se dio a conocer en junio.

Por lo tanto, según el Sr. Windsor, "las opciones que Samsung tiene para diferenciar sus productos en el futuro son muy limitadas".

El único punto destacado para la compañía fue su división de semiconductores, que ha sido la unidad más rentable de Samsung la mayor parte de las últimas dos décadas, y parece que va a beneficiarse de un período de precios más altos.

Pero al igual que otros analistas, el Sr. Yu dijo que la fortuna de la compañía con los consumidores dependerá de sus nuevos dispositivos en el mercado de gama media a baja de teléfonos inteligentes. "Si la gente no responde a eso, le va a ir muy mal", dijo.


(c) 2014 The Financial Times Ltd.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas