*

Negocios

¿Por qué los argentinos no compran el iPhone "legal"?

Las ventas solo representan el 0,3% del total del mercado de smartphones. Sin embargo, 11% de los argentinos lo tienen. Por Florencia Pulla - 15 de Agosto 2017
¿Por qué los argentinos no compran el iPhone "legal"?

Todos pensaron que la avalancha ocurriría: después de años en los que el iPhone no ingresó al país de manera oficial, este año varias compañías comenzaron a comercializarlo. Los resultados, según reportó Aduana, no son los esperados: las ventas en el segundo trimestre de 2017, la primera prueba de fuego para los gadgets de Apple, solo representaron 0,3% del total del mercado de smartphones.

 

Leer más: Las 11 reglas para el éxito que Apple le daba a sus empleados

 

Esta cifra poco significativa se debe más a cierto conservadurismo del sector que a un hábito real de los consumidores: ingresaron al país solo 12.000 unidades "en regla", es decir, soportando una alta carga impositiva por ser unidades no ensambladas en el país. Una fuente cercana a una de las empresas que comercializa el producto le contó a IT Business que la baja cantidad de dispositivos ingresados estuvo perfectamente calculada: querían probar al mercado, ver cómo reaccionaba. La respuesta, dice, fue positiva, porque se vendieron todas las unidades que importaron. Aun así, siguen siendo cautos: la importación hormiga y el contrabando hoy son el grueso de las ventas de iPhone en la Argentina.

 

 

Qué, quiénes

 

Las ventas registradas hasta hoy tienen algunas particulares. Aduana informó que la mitad de todas las unidades vendidas fue del último modelo de la empresa de Cupertino, el iPhone 7, y no de versiones anteriores que también formaron parte del portfolio de algunos retailers que apostaban a tentar al consumidor por precio y no por novedad.

 

El sesgo es, claramente, hacia los segmentos de alto poder adquisitivo aunque según Enrique Carrier, consultor especializado en telecomunicaciones, “los clientes son no solo los segmentos socioeconómicos más altos sino también los ejecutivos a quienes la empresa les provee el equipamiento (a veces inclusive como parte de un estándar corporativo), que hasta ahora debían adquirir un iPhone en una situación un tanto irregular o elegir otra marca." Lo cierto es que el otro 50% se lo llevan modelos entry-level, como el SE, que tiene un precio más amigable a los bolsillos locales.

 

Leer más: Tres de las cinco fabricantes de smartphones que más venden son chinas (y dos no están acá)

 

Mientras, la oferta "en negro" sigue dominando el mercado local. Las compras en el exterior de dispositivos de la manzanita y, también, de quienes lo compra en alguna plataforma de e-Commerce, significan un grueso de los usuarios que tienen iPhone en el país. No hay datos oficiales pero según un estudio de eMarketer, 11% de los usuarios de smartphone en la Argentina usan iOS, el sistema operativo de la compañía, un número que ha ido en aumento en los últimos años. Lo explican un tipo de cambio cómodo para quienes viajan al exterior y la flexibilización de medidas de importación -como el famoso “puerta a puerta”- que permiten el ingreso de productos, previo pago de impuestos y tasas. Aun así, los dispositivos de la empresa de la manzanita se encuentran en minoría si se lo compara con los de su competidor, al menos en términos de sistemas operativos móviles, Android. El software de Google tiene una penetración superior al 75% del mercado. La atomización se da por fabricante: Samsung -que lidera el mercado mundial de smartphones-, LG, Sony, Motorola, Huawei, Xiaomi y OnePlus (las dos últimas no se comercializan legalmente en el país), todas lo utilizan.

 

Leer más: No lo compró nadie: las ventas del iPhone "legal" son las más bajas del mercado

 

Una estrategia de pricing más agresiva podría achicar la brecha; la buena financiación de los pocos dispositivos que llegaron al país hizo lo suyo para aumentar el interés. Claro, el único operador móvil en comercializar las unidades de Apple, espera cerrar el año comercializando unas 50.000 unidades, lo que le daría mayor participación a los iPhone “legales” dentro de la torta. Sin embargo, los altos costos del producto siguen siendo un limitante y le ponen un techo al crecimiento: al ser un producto fabricado en el exterior la alta carga impositiva le resta competitividad frente a flagships fabricados localmente en Tierra del Fuego o frente a otros importadores cuyo producto no se encuentra, como en el caso del iPhone, dentro del segmento Premium.


 

Versión de la nota publicada en el suplemento IT Business de El Cronista del martes 15 de agosto de 2017.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

2 Comentarios

Antonio Gutierrez Reportar Responder

me gusta el sistema de sansumg...

Beatriz Loubet Reportar Responder

La gente que tiene esta marca, usualmente viaja al exterior y lo compra allá

Notas Relacionadas