*

Negocios

Para qué le sirve “la nube” a la escuela de cocina Maussi Sebess

Hoy, los proveedores IT pueden ofrecer una propuesta orientada hacia achicar costos y aumentar el valor.

Por Victoria Pellegrinelli - 19 de Octubre 2017
Para qué le sirve “la nube” a la escuela de cocina Maussi Sebess

La innovación y profesionalización, cuando se habla de empresas familiares, tienen su base en el ingreso a la gestión del negocio de los sucesores de los fundadores. Cuando Mausi Sebess comenzó con su escuela de cocina, allá por 1994, fue su esposo quien se dedicó a la parte menos creativa: las finanzas. Mientras Mausi, docente y apasionada por las bellas artes, transmitía sus conocimientos entre ollas y sartenes, él se dedicaba a los números, algo que había hecho previamente en empresas como Arcor y Comercial del Plata.

“Cuando ella dijo basta, continuamos mi hermana Mariana como directora académica, mi hermano Paulo que está en el área de Marketing, y yo en el área financiera. Cada uno se ocupa de una parte de la empresa y entre todos tomamos las decisiones”, explica Gabriela Sebess, directora de Administración y Finanzas de la compañía. “Hace rato que estamos implementado tecnología para mejorar y hacer todo más accesible”, relata Sebess. “Primero fueron teléfonos IP, después teníamos la necesidad de digitalizar para no juntar papel e hicimos las inscripciones online. Y luego nos faltaba la parte de gestión para poder tomar contacto de forma directa desde el exterior, porque todos viajamos”, detalla.

Y allí apareció el software de gestión Tango en la nube, a través de los servicios de Claro Empresas. “Trabajábamos con Tango hace bastante y lo que era Telmex funciona bárbaro en conjunto por lo que es más confiable. Fue un muy buen mix de telefonía IP y celular y Tango. Nos facilita la comunicación directa con la empresa de forma remota y también realizar informes y tomar conocimiento de lo que está pasando. Además nos permitió no tener un servidor dedicado dentro de la empresa, que requiere mantenimiento y almacenamiento de datos”, destaca Sebess.

De esta manera, al mismo tiempo que visualizan la información desde cualquier lugar, cumplen con los requisitos de almacenarla información no solo contable sino de ahorrar en storage in house y también en personal de mantenimiento. “No tenemos un área de Sistemas por lo que cada vez que pasaba algo teníamos que llamar a alguien y el costo se nos disparaba mucho. Eso fue también lo que nos llevó a tomar la decisión de ir a la nube. La escuela tiene una única sucursal, en Vicente López. Necesitamos información ágil para poder tomar decisiones”, cuenta Sebess que, en ese momento, contaba con 24 empleados entre docentes, maestranza y tesorería.

Con Tango cubren toda la parte de tesorería, compras y facturación. “Para Recursos Humanos, llevamos un sistema desarrollado ad hoc para tener la información de los alumnos y del personal. Lo desarrolló mi marido, que viene de Sistemas. Todo queda en familia”, resume Sebess. Aunque Mausi se retiró, no dejó de cocinar: se dedica a ser abuela y preparar ricas recetas para la familia.


Con la nube como aliada

El modelo Cloud hace más accesible todo tipo de tecnología para las Pyme. “Estamos tratando, hace tres años, de convencerlas de la importancia de la transformación digital. Hoy es más fácil para las Pyme transformarse que para las grandes empresas, la tecnología está disponible y no es caro”, afirma Mercedes Morera, directora de este segmento de clientes para Snoop Consulting.

“Se les facilitan las cosas. Pueden tener informes de producción y ventas en tiempo real, les dan muchas herramientas para poder reaccionar, comprar a sus proveedores con datos reales y cada paso que dan los motiva a seguir. En las grandes empresas los cambios son más paulatinos, no terminan de verlos”, agrega. “Estamos haciendo proyectos que tienen que ver con modernizar la forma en que trabajan, desde el correo, software de videoconferencias o los datos en la nube. Desde ahí mejoran la productividad diaria. Si siguen con la libreta del almacenero, cuando les llega el Uber van a desaparecer”, alerta Morera. Antes era la oficina, el servidor, instalar un Exchange trucho, alguien que configurara las cuentas y conectara las líneas telefónica.

“Hoy se puede arrancar usando herramientas de Google o un servidor virtual para la página. Se puede complejizar y correr el negocio con todos proveedores virtuales”, explica Ezequiel Archenti, gerente de Marketing de Iplan. Algunos empiezan por servicios periféricos para llegar al core en las grandes empresas. “En las Pyme es más simple que suban todo a la nube. Opciones como Office 365 flexibilizan la oferta tecnológica. Las empresas de servicios son las que adoptan más fácil la tecnología. De a poco lo van haciendo”, afirma Archenti.


Versión de la nota publicada en la edición nº 240 (septiembre/2017) de Infotechnology.

En la foto: Mariana, Gabriela y Paulo Sebess, encargados de la dirección académica, financiera y de Marketing (respectivamente) de la Escuela de Cocina Mausi Sebess.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas