Negocios

La ultra alta definición, vedette de un CES 2013 que pierde brillo

Los principales fabricantes que participan del show presentaron ayer sus principales productos para los primeros meses del año. Qué esperar de Intel, Lenovo, LG, Samsung y Sony.  

08 de Enero 2013
La ultra alta definición, vedette de un CES 2013 que pierde brillo





El encuentro CES (Consumer Electronic Show) marca el comienzo del año tecnológico y ya por eso, cuando aún se recuerdan los brindis del cambio de calendario, se ha ganado un lugar preponderante en la industria, pero en 2013 queda claro que con eso no alcanza.

ces2013b

La reunión tiene que probar en esta edición que sigue fuerte pese a que en los últimos años perdió aliados de peso como Microsoft, quien abandonó el evento para tener una omnipresencia tácita de la mano de Windows 8, y que en 2013 parece no tener, en las horas transcurridas, una categoría clave que otorgarle como fue 3D en 2010, tablets en 2011 y, con menos peso, ultrabooks el año pasado. Si hubiera que elegir este sería el año de la “ultra alta definición”, o 4K, que permite ver imágenes con una calidad cuatro veces mayor que el HD.

El CES en sí, con los stands de cada marca, abre hoy, pero ya desde el domingo con la presentación de Nvidia y, sobre todo, ayer con todos los tanques de la industria mostrando cómo van a jugar los próximos meses quedó en claro que la apertura es una fecha simbólica.

Ayer, el día comenzó con un anuncio de LG: venderá su primer OLED de 55 pulgadas en marzo. El equipo saldrá a la venta en el mercado estadounidense por US$ 12000. En una entrevista con Infotechnology.com, ejecutivos de la compañía dijeron que enviarán unidades de este tipo de productos a la Argentina. A esta información, no menor ya que muchos anuncios no cuentan con fecha de salida o precio, la empresa sumó dos equipos de “ultra alta definición”, tecnología que parece ser la vedette de este CES aunque comenzó a ser vista el año pasado.




Luego Lenovo continuó con su presentación del domingo renovando su línea de notebook híbridas, mezcla de distintos formatos entre laptops y tablets, y lanzó un producto all-in-one de 27 pulgadas. También presentó smartphones, pero ya se sabe que estos, en principio, no llegarán a la Argentina.

Intel había lanzado el año pasado el concepto de Ultrabook, marca impulsada por la empresa de microprocesadores, con bombos y platillos, pero este año estuvo más tranquila. Presentó su nuevo procesador Intel Core de cuarta generación y novedades que tienen como target a los fabricantes de equipos: nuevos requerimientos para las notebooks ultralivianas que las forzarían a ser touchscreen y chips para smartphones.



Por otra parte, Samsung mostró su fuerte foco en línea blanca y lo relacionó con el concepto de hogar inteligente que la industria promociona desde hace años. Siguiendo con la integración también anunció la mejora de interfaz en su línea de Smart TV, permitiendo la actualización gratuita en algunos modelos viejos. Y, mientras que aún sigue prometiendo el equipo OLED que anunció en CES 2012, sí mostró un TV 4K de 85 pulgadas (UN85S9) que tiene fecha de lanzamiento en marzo.

La tarde terminó con la clásica presentación en el stand de Sony, mientras el resto del show aún continuaba armando sus espacios, que, comandada por su CEO Kazuo Hirai, se enfocó en su nuevo celular Xperia Z; 4K; OLED;  novedades de su línea de cámaras y accesorios como sus auriculares. Si bien presentó un prototipo de televisor OLED 4K, la propuesta más disruptiva es la de ofrecer a mitad de año un servicio que permita descargar contenidos (películas, por ejemplo) en esa definición. El servicio que se lanzará en Estados Unidos es una prueba de fuego para analizar la adopción de la tecnología y el ancho de banda necesario para “bajar” material con esa resolución.



Por supuesto que todas las empresas anteriores, y las miles que forman parte de CES y no fueron mencionadas, presentaron más productos, pero estos son los centrales para entender su estrategia en 2013. En los próximos días, ya en el piso del show, trataremos de encontrar los detalles, la innovación, detrás de esas grandes marcas y los start up.

Qué de todo esto será masivo, al menos al nivel del HD (recordemos que como lo dice su nombre este es un show enfocado en el consumo a gran escala), es difícil de predecir y, más aún, si tenemos que definir qué productos llegarán a la Argentina. Lo que sí queda claro es que luego de varios años de intentar que el público renovara su TV para sumar 3D a su living, ahora la industria vira el foco hacia la tecnología 4K. Esa es, por el momento, la mayor definición de este CES, un show que necesita reconvertirse. Esa será otra nota.
 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas