*

Bitcoin (24h)
-4.58% Ars
67031.44
Bitcoin (24h)
-4.58% USA
3869.06
Bitcoin (24h)
-4.58% Eur
$3278.77
Negocios

Informe especial: ¿Es viable incorporar tecnología en una Pyme hoy?

El déficit tecnológico impacto principalmente en las empresas de menor tamaño. Cuáles son las tecnologías principales que tienden a incorporar las Pyme. ¿Vale la pena hacerlo? Por Leticia Pautasio - 18 de Octubre 2016
Informe especial: ¿Es viable incorporar tecnología en una Pyme hoy?

La transformación digital del negocio se ha convertido en una prioridad y un elemento estratégico para las empresas que quieran subsistir en el mercado. En un futuro en el que Internet de las Cosas (IoT) se muestra como una tendencia irreversible, aquellas empresas que no sitúen a la tecnología como prioridad estratégica del negocio podrían perder participación en el mercado. Una encuesta de mediados de año del Observatorio Permanente de Software y Servicios Informáticos (Opssi) de la Cámara Argentina de Software y Servicios Informáticos (Cessi), revela que el 56 por ciento de las empresas encuestadas —que incluye representantes de diferentes sectores y verticales—considera que su nivel de informatización no es el adecuado para crecer en su negocio. Pero el 84 por ciento de la muestra asegura que las nuevas tecnologías modificarán el modelo de negocios de su mercado, por lo que, afirman, harán inversiones informáticas durante 2017.

Mientras que en promedio un 38 por ciento de las compañías tiene un nivel adecuado de digitalización, en las microempresas —aquellas con menos de 10 empleados— este porcentaje se reduce hasta el 14 por ciento. En el caso de las Pyme —y, especialmente, las microempresas— poder avanzar hacia la transformación digital debe ser una tarea estratégica y una prioridad del negocio ya que, en muchos casos, por falta de estructura o financiamiento, se trata de un segmento que se encuentra rezagado en comparación con compañías de mayor tamaño. Los desafíos son enormes y van desde la adquisición de hardware, la implementación de software para mejorar procesos y la incorporación de perfiles de IT más capacitados, hasta cuestiones más sencillas como la actualización de la página web.

Siguiendo la encuesta de la Cessi, los resultados sobre algunas tecnologías básicas como el tener una página web actualizada o hacer uso de una herramienta de ERP (planificación de recursos empresariales, por sus siglas en inglés) establecen las grandes diferencias entre micro, pequeñas, medianas y grandes empresas. Por ejemplo, mientras que en promedio el 30 por ciento de las firmas encuestadas cuenta con una página web desactualizada, ese porcentaje es sólo del 11 por ciento entre las grandes empresas, pero sube al 32 por ciento entre las medianas y al 43 por ciento en las microempresas. En tanto, el uso de un software de planificación de recursos empresariales es sólo del 18 por ciento entre las microempresas, mientras que sube al 39 por ciento entre las pequeñas, al 58 por ciento entre las medianas y crece al 68 por ciento en las grandes compañías. En un contexto de estancamiento económico y aumento de precios de los servicios públicos, este 2016 fue, para muchas Pyme, un año para esperar a ver la evolución económica y delinear los planes de inversión de cara al 2017.

 

Ecuación precio-beneficio

 

A pesar de que la Ley de Moore afirma que cada dos años se duplica el número de transistores en un microprocesador, lo que lleva a una reducción constante en los precios de la tecnología, aún hoy el factor costo de los equipos es una de las principales preocupaciones de las Pyme a la hora de adquirir hardware. En el caso de los dispositivos de escritorio como computadoras personales, notebooks, tabletas y teléfonos inteligentes, el precio parece ser un elemento mucho más determinante que en otras áreas de tecnología, en las cuales parte del problema del costo total de la propiedad se resuelve a través de un modelo ‘como servicio’, lo que se conoce como ‘software as a service’ (SaaS) o ‘infraestructure as a service’ (IaaS). Uno de los principales problemas es que las empresas no cuentan con un adecuado asesoramiento y planificación a la hora de adquirir el equipamiento.

Por lo general, se van comprando sobre la marcha siguiendo un criterio de precio, lo que genera que dentro de una compañía se tengan equipos muy diversos, se dificulte el mantenimiento y la disponibilidad de piezas”, afirma Marcela Rossi, gerente de Marketing de Banghó. El presupuesto acotado de las áreas de tecnología de las Pyme locales es una de las barreras que, a nivel general, también observa Juan Manuel Campos, Country Manager de HP Argentina. “Las Pyme demandan productos accesibles que brinden soluciones eficaces, productivas y que mejoren la rentabilidad”, indica. “Las tendencias que percibimos en este segmento se relacionan con la elección de tecnologías ligadas a la facilidad de uso y al costo accesible”, agrega. Para saldar este problema, la compañía ofrece opciones de leasing de acuerdo con las necesidades de compra de los clientes Pyme.

Otro de los problemas al que se enfrentan este segmento de compañìas hoy es la obsolescencia de los dispositivos de escritorio. Banghó sugiere que un plazo razonable para reemplazar los equipos es de tres años, aunque esto no parece ser moneda común entre las Pyme. “Las empresas pequeñas carecen de actualizaciones en el hardware; su equipamiento queda obsoleto para el uso de las aplicaciones más comunes, lo que produce un desgaste de productividad de los empleados”, alerta Rossi. “Es muy habitual que, al no estar al tanto de los niveles de rendimiento que necesitan los equipos, dichas organizaciones opten por dispositivos orientados al uso personal que en el largo plazo no los benefician. Las Pyme requieren un soporte profesional que no se cubre con equipos para uso hogareño”, añade Rossi.

Según la compañía argentina, a diferencia de los dispositivos de consumo masivo, los equipos creados para Pyme deberán contar con mayores niveles de seguridad para proteger datos y contenidos, además de sistemas operativos como Windows 10 Pro, que ofrece un arranque más rápido y una mayor capacidad de respuesta que su equivalente hogareño. Además, puede ser utilizado dentro de una organización con servidores y tiene funciones como la posibilidad de pertenecer a un dominio, políticas de seguridad, correo corporativo local y encriptación mediante BitLocker, entre otras. También es importante conocer las necesidades de las Pyme a la hora de elegir un equipo de impresión. “En el caso de los productos de impresión, hemos creado productos multifuncionales que se adecuan perfectamente al segmento de las Pyme por el volumen de impresión mensual que tienen, ofreciendo una ecuación volumen de impresión versus costo ideal para pequeñas y medianas empresas”, resalta Campos, de HP.

 

Migración a la nube

 

La transformación digital demanda grandes inversionesen tecnología, tanto de equipamiento como de software. “Vemos que las pequeñas y medianas empresas sienten que la tecnología las puede ayudar, pero no tienen muy claro por dónde empezar”, remarca Marina Hasson, gerente de Pyme para Microsoft Argentina y Uruguay. Hasson apunta que existe en toda Pyme cierta incertidumbre sobre el retorno de inversión que tendrá la implementación de una tecnología. “En los modelos que implican grandes inversiones al inicio del proyecto, el retorno de la inversión tiene que estar bien claro; eso es fundamental”, destaca Hasson. Esto lleva a que las empresas decidan evitar el uso de la tecnología en la modalidad in-house y apuesten por servicios en la nube, que les permitan contar con una solución llave en mano que no requiera realizar grandes desembolsos de dinero. “Las Pyme hoy no tienen capacidad de administrar de manera eficiente su tecnología, por eso la nube aparece como un modelo ideal para disminuir costos e ir por más”, señala Martín Feldstein, CEO de Meriti, una compañía que ofrece soluciones de nube de proveedores internacionales como Google o Microsoft. En la misma línea, Luis Garay, gerente de Bayton Tecnología, indica que existe actualmente un cuello de botella para la innovación que se trata de la inversión que deben hacer las Pyme para adoptar tecnología. “Desde el gobierno existe un mensaje claro de que quieren avanzar hacia la digitalización.

Pero las pequeñas y medianas empresas, si bien reconocen que ese es el camino, sacrifican hoy la innovación por un problema de costos.” En tanto, agrega que actualmente “muchas empresas eligen SaaS, que es una opción más económica que la implementación de software on premise”. La tendencia no es sólo llevar infraestructura a la nube — servidores, capacidad de cómputo y almacenamiento, entre otros—sino adoptar esta tecnología y los modelos ‘como servicio’ para diferentes tipos de aplicaciones, especialmente aquellas que no sean parte de los procesos core del negocio. “La tendencia es a tercerizar todo aquello que no es core”, expresa Feldstein. Esta afirmación es compartida por Emiliano Sofia, director de la Unidad de Negocios Pyme de iPlan, quien afirma que con la implementación de modelos en la nube las compañías pueden delegar la gestión de la infraestructura de hardware y software a proveedores de servicios. “Todavía es un mercado incipiente el de las Pyme. Hay mucho por crecer y allí es donde estamos apostando”, asegura.

 

Colaboración y Correo

 

“En el ABC de la nube hay un proceso de consumerización; es decir, llevar al ámbito laboral modelos que ya utilizamos en nuestra vida individual, como el correo electrónico en la nube”, aclara el CEO de Meriti. Entre sus soluciones en la nube, el ejecutivo destaca el uso de las herramientas Google Apps for Work de correo electrónico, el espacio virtual de almacenamiento de Google Drive y las nuevas tecnologías de colaboración, como el recientemente lanzado Google Duo. “Alrededor de esta oferta, nosotros podemos ofrecer servicios profesionales de consultoría, soporte y servicios de seguridad”, resalta Feldstein.

La misma visión comparte Microsoft, que articula su propuesta para Pyme en tres pilares: capacidad de cómputo, mejora de procesos y productividad, y computación personal y personalización de la experiencia del sistema operativo. En el área de procesos y productividad, la compañía destaca los servicios en la nube de Office 365, que incluyen desde herramientas de colaboración como Skype hasta productividad y almacenamiento virtual (OneDrive). Precisamente, las herramientas que ofrecen Google y Microsoft aparecen también como primeras en la lista de servicios más demandados por los clientes Pymes de iPlan. “Hoy las soluciones más demandadas están relacionadas con los servidores virtuales, Google Apps y Office 365”, remarca Sofia. La razón por la cual se prefiere empezar por llevar a la nube aplicaciones de colaboración y productividad en detrimento de otras aplicaciones core es porque aún subsiste entre los responsables de IT la preocupación sobre la seguridad de la información. “En el caso del recibo de sueldo digital, las empresas han mostrado curiosidad, pero el modelo SaaS aún les hace ruido, porque les preocupa el desconocimiento sobre dónde se encuentra la información que almacenen en la nube”, destaca. Sin embargo, Garay asegura que se trata de un problema de comunicación y que poco a poco las compañías irán entendiendo los beneficios de pasarse a la nube. “Los principales desafíos están en no tenerle miedo a esta tecnología y empezar a aprovechar las enormes ventajas que estas soluciones le aportan a la vida diaria de una Pyme”, agrega Sofia.

En este sentido, la nube híbrida se configura como una alternativa que permite a las Pyme alcanzar los beneficios de la nube, al mismo tiempo que evitan las preocupaciones sobre dónde está alojada la información relevante para lo más importante: el negocio. “Existe una tendencia hacia soluciones de nube híbrida, donde algunas aplicaciones y servicios se suben a la nube pública de Microsoft y otras se ponen en equipos on premise o de socios de negocio que tengan Data Center locales”, resaltó Hasson, de Microsoft. La compañía, a través de canales y otros socios como las empresas de telecomunicaciones, ofrece servicios de nube pública e híbrida a sus clientes. “Es fundamental la creación de un ecosistema de socios para vender e implementar las soluciones de Cloud, porque son ellos quienes pueden desarrollar soluciones que permitan resolver las necesidades de cada cliente”, subraya.

La tendencia hacia los modelos en la nube no se debe únicamente a una cuestión de costos y flexibilidad, sino también de una creciente opción por modelos de movilidad. Hoy en día, muchas Pyme realizan Home Office o tienen empleados que viajan o trabajan de forma remota entre cliente y cliente. “Se necesita movilidad y por eso intentamos cubrir esta necesidad con oferta de productos de Internet con Wi-Fi, o telefonía IP, que permiten llevar la línea en su celular, o servidores virtuales que les permitan trabajar desde su casa como si estuvieran en la oficina”, remarcan desde iPlan. “Los profesionales independientes, en relación de dependencia y emprendedores han dejado la estructura de oficina y comenzaron a aprovechar las bondades de la tecnología. Debemos apostar a la denominada ‘oficina móvil’, que es hoy una moderna forma de fusionar trabajo con movilidad; una manera de llevar las tareas a cuestas muy utilizada en las Pyme”, agrega Rossi.

 

Transformación digital

 

La transformación digital no es solamente dar el salto tecnológico. En la industria coinciden en que hace falta entender que la tecnología ya no es una herramienta más sino un elemento estratégico del negocio. “Estamos en ese proceso de entender que hay que priorizar la tecnología porque es lo que va a generar la subsistencia del negocio en el mediano plazo”, afirma Hasson. Abel Berman, Managing Director de Experis, la unidad de selección de perfiles IT de Manpower, entendió este concepto y fue más categórico: en el futuro “no habrá negocio que no esté basado en tecnología”. Y entre toda la tecnología disponible, Berman señala dos tendencias que marcarán el territorio por los próximos años: Internet de las Cosas (IoT) y Big Data, que son dos tecnologías que caminan de la mano.

Es difícil imaginar una IoT que no vaya a soportarse en las herramientas de Big Data. En este ámbito, el director de Experis marca una gran diferencia entre las Pyme y las grandes corporaciones: mientras las empresas de gran tamaño, que generalmente cotizan en Bolsa, aprovechan las tecnologías de Big Data de grandes compañías como Oracle o SAP, las Pyme se apoyan en herramientas abiertas como Apache Spark para implementar su estrategia de Big Data. La transformación tecnológica va a demandar más y mejores recursos humanos, con alto nivel tecnológico. Igualmente, los perfiles más demandados en la actualidad —Java, PHP, Angular, Phyton, Android e iOS—, estima Berman, continuarán siendo los más demandados por los próximos cinco años. Esto no significa que la tecnología no vaya a cambiar en el mediano plazo, sino que, de acuerdo con el ejecutivo de Experis, estos perfiles están lo suficientemente capacitados para atender los desafíos que proponga la transformación digital. “La base de cómo se desarrolla es hoy la misma, y por eso son estos los perfiles más buscados”, agrega. Una encuesta de Manpower realizada en 2015 ubicó a los profesionales de la tecnología de la información entre los diez puestos más difíciles de cubrir a escala global. Y un reciente informe de Cisco señalaba que sólo en la Argentina harán falta 12.771 profesionales en tecnología de la información y las comunicaciones (TIC) para 2019. Este desacople de la oferta y la demanda de profesionales IT se suma a la necesidad de modificar los planes de estudios de las carreras universitarias con el objetivo de adecuarlas más hacia el contexto actual. Berman, por ejemplo, destaca que actualmente muchos profesionales de disciplinas que “nada tienen que ver con IT” han realizado cursos de programación y ahora se encuentran trabajando en áreas de tecnología en empresas. “Los perfiles de económicas o legales deberían poder acceder en sus planes de estudio a algunos conceptos básicos de IT como Oracle o SAP, porque son cosas que van a utilizar luego en su ámbito laboral”, afirma Berman. En el mismo sentido, el ejecutivo destaca que un responsable de IT de la empresa del futuro deberá conocer también del negocio. “El CIO tiene que conocer a la perfección el negocio, porque tiene grandes posibilidades de convertirse en el nuevo CEO. Con el conocimiento que tiene de la tecnología, más su experiencia en el negocio, pueden llegar a manejar una compañía hasta mejor que sus pares que vienen de una carrera en la que se dedicaron pura y exclusivamente a la administración”.

 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

1 Comentario

Keith Ober Reportar Responder

Yo creo que sí es necesario incluir la tecnología en cualquier tipo de negocio. Hoy en día si no estás en Internet no existís. Saludos de http://www.tgkhost.com/

Notas Relacionadas