*

Bitcoin (24h)
-7.27% Ars
46445.62
Bitcoin (24h)
-7.27% USA
2668.22
Bitcoin (24h)
-7.27% Eur
$2287.27
Negocios

Google, contra la cuerdas en Europa por su posición dominante

La Unión Europea sancionó al gigante de Mountain View por infringir leyes antimonopolicas. ¿Qué deberán adaptar para seguir jugando en ese mercado?  12 de Julio 2017
Google, contra la cuerdas en Europa por su posición dominante

Por Carolina Carballo Walker,

Investigadora del Instituto de Ciencias Sociales y profesora de Abogacía en la Fundación UADE.

CONICET

 

La Unión Europea ha impuesto nuevas sanciones contra el buscador Google por abuso de posición dominante frente a sus competidores por el algoritmo de búsqueda de compras online, Google Shopping. Sin embargo, esta no es la primera vez que desde la UE deciden aplicar sanciones a grandes grupos estadounidenses relacionados con el abuso de posición dominante y competencia desleal.

Todo comenzó en 2010, cuando los grupos rivales Microsoft y TripAdvisor denunciaron a Google por manipular sus algoritmos de búsquedas, especialmente en aquellas relativas a la comparación de precios de productos en la plataforma Google Shopping.

Luego de más de siete años de investigaciones, Margrethe Vestager, comisaria europea de la competencia, anunció esta semana que la multa impuesta a Google ascendía a US$ 2.708 millones conjuntamente con la exigencia de poner fin a su conducta monopólica y un cambio en los algoritmos de búsqueda y presentación de resultados en los próximos 90 días. Uno de los principales argumentos esgrimidos radicó en que Google prioriza sus propios servicios dentro de los resultados de búsqueda perjudicando a sus competidores e “imposibilitando a los consumidores europeos realizar una elección genuina de servicios y de todos los beneficios de la innovación”. La Comisión Europea suma así su tercer caso de competencia contra Google a los otros dos procesos abiertos: uno por su sistema operativo Android y otro sobre su plataforma publicitaria AdSense. Alphabet, la empresa matriz Google, anunció que la decisión será apelada.

En esta oportunidad, la noticia sorprende tanto por el monto de la sanción a una sola compañía como por la injerencia de la UE en temas de competencia de ventas online y comparación de precios. La particularidad de este reclamo recae en que es la primera vez que, desde la UE, imponen una sanción tan cuantiosa a una sola empresa por infringir leyes de competencia desleal. En 2009 el antecedente récord lo había alcanzado la empresa de microprocesadores Intel, cuando se le impuso pagar 1.060 millones de euros.

Por otro lado, con esta nueva sanción la UE está sentando un nuevo precedente al imponer cambios en los modelos de negocios. Frente a esto, cabe preguntarse si Google, como motor de búsqueda elegido por millones de usuarios para la comparación de precios y compra de productos y servicios online, no tiene todo el derecho a privilegiar los sitios de su marca por sobre los de la competencia. ¿Acaso no sería lógico que si un usuario elige realizar su búsqueda a través de un determinado buscador, éste le otorgue preminencia a aquellos resultados relacionados con su propia marca?

Google, al tener una cuota de mercado de tráfico web cercana al 90%, tiene una ventaja sobre sus competidores respecto de la publicidad de sus servicios. Pero no debe olvidarse que son los usuarios quienes tienen la última palabra al momento de dar click y elegir ingresar o comprar en un sitio u otro.

Sin dudas, este nuevo round entre la UE y Google no será la última que defina el combate. Lo cierto es que comienza nueva etapa en la que la UE defenderá la libre competencia y el gigante estadounidense deberá trabajar en propuestas que le permitan ajustarse a las leyes antimonopólicas europeas a fin de no sufrir mayores impactos en el largo plazo.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas