Negocios

Facebook comparte su estrategia en la nube

El hardware podría bajar sus costos por el plan de la red social. De qué se trata el Open Compute Project. 

20 de Julio 2012
Facebook comparte su estrategia en la nube

 


Si uno inventa algo más eficiente y más poderoso que lo que ya existía, le gustaría guardar la receta. Sin embargo, Facebook hizo todo lo contrario y en abril abrió las puertas de su centro de cómputos de más de 13.500 metros cuadrados en Oregon. Publicó los planos de absolutamente todo, desde las fuentes de energía de las computadoras hasta el sistema de refrigeración del edificio. Y ahora, otras compañías están creando nuevas ideas a partir de esos diseños para reducir costos en los edificios de centros de datos para cloud computing.

facebookgenerico


El Open Compute Project, como llamaron a la iniciativa para abrir los códigos tecnológicos en Facebook, puede sonar altruista. Pero es un intento por manipular el mercado de la infraestructura de gran escala a favor de la propia Facebook. La compañía espera poder impulsar a que los proveedores de hardware adopten sus diseños de manera masiva, lo que reduciría los costos de los servidores que manejan la creciente montaña de fotos y mensajes posteados por sus 750 millones de usuarios. Sólo seis meses después del debut del proyecto, ya hay signos de que la estrategia está funcionando y que se lograrán reducir los costos de construcción de infraestructura de computación en la nube para otros negocios. Los pares de Facebook, como Google y Amazon, mantienen un estricto silencio sobre cómo diseñan la infraestructura que mantiene sus negocios. Pero Frank Frankovsky, director de Operaciones Técnicas de Facebook, asegura que eso restringe el flujo de ideas que mejoran la tecnología cloud.

Él está trabajando para que otras firmas contribuyan a los diseños de Facebook. Entre los socios: los fabricantes de chips Intel y AMD, que ayudaron a los ingenieros de Facebook a diseñar placas motherboards personalizadas para sus servidores, que le permitieron obtener la mejor performance de cómputo con el menor consumo eléctrico posible. Los gigantes de la Web chinos Tencent y Baidu también están involucrados. Tras un tour por las instalaciones de Facebook en Oregon, los ingenieros de Tencent compartieron ideas sobre cómo distribuir la energía en forma más eficiente en todo el centro de datos. Incluso Apple, que recientemente lanzó el servicio iCloud, está probando servidores basados en los diseños de Facebook.

El proyecto llegó en el momento justo para los fabricantes de servidores como Hewlett-Packard o Dell, que enfrentan las amenazas de compañías que dejaron de comprar sus propios equipos para operar a través de los servicios que ofrecen jugadores como Amazon. “El poder de compra de IT se está consolidando en un pequeño número de data centers cada vez más grandes”, señala Frankovsky. Y agrega: “Los planes de productos y lanzamientos de los proveedores no se alinearon con esa realidad”. Estudiar los diseños de uno de los operadores más grandes de computación en la nube podría ayudar a esos proveedores a reformular sus líneas de producto para la era de la nube. Sin embargo, no todos quieren que los servidores corran como los de Facebook, que están diseñados para las gigantescas demandas de una red social. Es por ello que Nebula, que ofrece una plataforma de cloud computing derivada de una desarrollada por la NASA, está modificando los diseños de Facebook y contribuyendo con ellos en el Open Compute Project. El CEO de Nebula, Chris Kemp, dice que esto ayudará a las compañías que requieran más memoria y recursos de computación, como en el caso de firmas de biotecnología que necesitan correr simulaciones sobre los mecanismos de las drogas.

Larry Augustin, CEO de SugarCRM, que vende software de relacionamiento con clientes en la nube, encuentra desafíos para el proyecto Open Compute. “Siempre ha habido esfuerzos en hardware abierto, pero es mucho más difícil colaborar y compartir ideas en este ámbito que en el de software”, comenta. De todos modos, él cree que la era de las tecnologías para centros de datos súper secretas finalmente concluirá, porque es una distracción para las compañías. “Muchas firmas de Internet hoy piensan que la forma en que administran sus centros de datos es lo que las diferencia, pero no es así”, opina Augustin. “Facebook se dio cuenta y ahora se está abriendo para reducir los costos de los centros para poder enfocarse en su producto, que es lo que realmente lo diferencia”, concluye.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas