*

Bitcoin (24h)
-2.27% Ars
94784.28
Bitcoin (24h)
-2.27% USA
5468.11
Bitcoin (24h)
-2.27% Eur
$4644.62
Negocios

En las fábricas de BMW, los robots trabajan junto a las personas

En una planta de la compañía en Carolina del Sur, Estados Unidos comenzaron a probar esta colaboración.

Por Will Knight - 25 de Marzo 2014
En las fábricas de BMW, los robots trabajan junto a las personas

 

BMW dio un gran salto para revolucionar el rol de los robots en la fabricación automotriz al tener robots trabajando junto a las personas.

Esta colaboración entre hombres y máquinas está entre las primeras de muchas que se darán mientras los robots tomen las tareas de fábrica que antes requerían personas. Mientras muchos temen que esta tendencia saque a las personas de sus trabajos, quienes la apoyan argumentan que, en cambio, hará más productivos a los empleados, aliviándolos de los trabajos menos placenteros y más pesados.

Robot Planta Automotriz

Entre otras tareas, los robots utilizados en la planta de BMW en Carolina del Sur, Estados Unidos, trabajan en el ensamblado final de las puertas.

Los robots son parte de la fabricación automotriz desde hace décadas. El primer robot industrial —un pesado brazo de más de 1.800 kilos llamado Unimate— comenzó a unir fundiciones a presión a las puertas de los autos en la línea de producción de GM en 1961. Esos robots de manufactura han sido poderosos y extremadamente precisos, pero en general no son seguros para que las personas trabajen cerca de ellos. Como resultado, un significativo número de tareas finales de ensamblado, en fábricas de autos y otros sitios, todavía se hacen casi completamente a mano. En la planta de BMW de Spartanburg en Carolina del Sur, Estados Unidos, los robots hechos por la compañía danesa Universal Robots rompieron esta barrera y están ayudando a que las personas realicen el ensamblado final de la puerta. Los robots trabajan en un sellado de la puerta que mantiene el sonido y el agua fuera del vehículo, y que se aplica antes de sumar el revestimiento. “Es un trabajo pesado porque uno tiene que poner la línea de pegamento en la puerta”, dice Stefan Bartscher, número uno de Innovación en BMW. “Si uno lo hace varias veces al día, es como jugar un partido en Wimbledon”, agrega.

Bartscher sostiene que los robots de ensamblado final no reemplazarán a los trabajadores humanos, sino que extenderán la carrera de las personas. “Nuestros trabajadores están envejeciendo”, señala. “La edad de jubilación en Alemania acaba de subir de 65 a 67 años y estoy seguro de que cuando me retire yo será de 72 años o más. Realmente necesitamos algo para compensar y mantener saludable a nuestra fuerza laboral, y mantenerlos en el trabajo por un tiempo más largo. Queremos que los robots apoyen a la gente”, sostiene.

En los últimos años, los fabricantes de robots se dieron cuenta de que con el software correcto y controles de seguridad, pueden trabajar cerca de las personas. Como resultado, está apareciendo una nueva raza de robots de trabajo más capaces. Uno de los ejemplos más prominentes es Baxter, desarrollado por Rethink Robotics, una compañía fundada por el pionero de la robótica Rodney Brooks. Baxter tiene un torso, una cabeza y dos brazos, y una persona puede enseñarle a realizar nuevas tareas simplemente moviendo sus brazos a través de una operación. Hasta ahora, Baxter ha sido mayormente implementado en pequeñas fábricas de Estados Unidos, donde ayuda a empaquetar items moviéndose en una cinta transportadora. El esfuerzo de BMW representa una presión más significativa en el segmento de fabricación pesada.

La edición original de este artículo se publicó por primera vez en el número 196 de la revista Information Technology.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas