*

Bitcoin (24h)
-1.21% Ars
70425.09
Bitcoin (24h)
-1.21% USA
4061.42
Bitcoin (24h)
-1.21% Eur
$3456.17
Negocios

¿El traductor de Google está listo para ser usado en los negocios?

El servicio de la compañía de Larry Page cada vez agrega más idiomas y funcionalidades. Por Michael Skapinker - 06 de Agosto 2015
googletranslateapp




 

Si estás de vacaciones en un lugar con un idioma diferente al tuyo, quizá puedas ayudarme probando el recientemente ampliado servicio de traducción visual del Traductor de Google

Primero necesitas descargar la aplicación del Traductor de Google en tu teléfono y poner el idioma que deseas traducir. A continuación, toca el ícono de la cámara, enfoca un letrero y observa como Google traduce al inglés. 

Yo obtuve resultados ambivalentes traduciendo imágenes basadas en pantalla desde mi escritorio. Google tradujo un letrero en español al inglés como "no váyase sobre motoneta", lo cual es literal, si no gramaticalmente correcto. La traducción de un letrero en alemán como "peatones por favor otro lado de la calle usar" también sugiere que la herramienta de traducción visual pretende ser más funcional que ‘elegante’. 

La semana pasada, Google anunció que iba a aumentar de siete a 27 el número de idiomas que se pueden traducir a través de la cámara. Los idiomas disponibles ahora van desde finlandés hasta filipino. 

Aunque los resultados sean algo deficientes (y puede que los tuyos sean mejores), la traducción visual representa un logro significativo. 

Como lo explica Google, antes de que pueda traducir las palabras, la aplicación tiene que identificar las letras, separándolas de los objetos circundantes — tales como árboles — e ignorando manchas y borrones. 

 

Google revela que la aplicación encuentra las letras observando los "grupos de píxeles que tienen color similar y que también están cerca de otros grupos similares de píxeles". 

La traducción visual mejorará, de la misma manera que ha sucedido con el sistema de traducción de escritos por teclado del Traductor de Google. Eso también es un logro. 

En su libro ‘El pez en la higuera’, David Bellos, un experto en lenguaje de la Universidad de Princeton, afirmó que Google ha creado un nuevo tipo de sistema de traducción. 

No se preocupa particularmente del significado, sino que utiliza un enorme volumen de traducciones previas de documentos de la UE, de publicaciones de la ONU y de todos sus organismos, y de otros anuncios oficiales en diferentes idiomas. 

También lleva a cabo búsquedas en informes de empresas, libros y artículos publicados en línea en más de un idioma. 

En lugar de traducir lo que tú le pides que traduzca, el Traductor de Google busca en dónde tus frases u oraciones ya han sido traducidas y decide, estadísticamente, cuál es la mejor versión posible. 

Puede que tú hayas notado que, como el Sr. Bellos nos dice, el Traductor de Google — aunque utiliza la computación súper rápida y la minería de datos — está "construida basándose en los millones de horas de trabajo de los traductores humanos".  

 Google también requiere los seres humanos para mejorar sus traducciones. Si utilizas el Traductor de Google a través de la función de traducción escrita por teclado, verás un pequeño ícono que dice "¿No es correcto?" que te permite enviar tu propia traducción con mejoras. 

Aunque el Traductor de Google ha mejorado, todavía no es lo suficientemente bueno como para que un negocio respetable lo utilice, a no ser para obtener una idea general de lo que otra persona ha dicho. 

Definitivamente no debes utilizarlo para proporcionar una traducción de tu sitio web corporativo. "Todo esto nosotros anima continuar con nuestra metas voluntarismo", es como el Traductor de Google tradujo una declaración en francés la semana pasada de Sébastien Bazin, el director ejecutivo de Accorhotels. 

La función verdaderamente impresionante del Traductor de Google es su opción de voz. Tú tocas el icono del micrófono, dices algo en tu idioma y lo escuchas de vuelta traducido. Esta funcionalidad está destinada a servir como un intérprete de bolsillo.  

Lo he probado tanto para el francés como para el griego. Los resultados fueron lo suficientemente impactantes como para preguntarme cuántas empresas lo habrán utilizado para conducir discusiones entre personas con diferentes idiomas. 

En un sinnúmero de casos hoy en día, estas conversaciones se llevan a cabo en inglés. Esto puede resultar difícil cuando el inglés no es la lengua materna de ninguna de las partes, y aún más difícil cuando se incorpora a un angloparlante nativo que desconcierta a todos con su charla coloquial y su lenguaje figurativo. La función de voz del Traductor de Google puede ser mejor que algunas de estas discusiones. Muchos de los matices se le escapan, pero con frecuencia lo mismo sucede de cualquier manera cuando las personas no están hablando en su propio idioma. 

Para las conversaciones importantes, todavía necesitas a un intérprete humano calificado, y también necesitas a un traductor competente para los documentos, anuncios y materiales web de la empresa. 

Pero ya no es imposible imaginar un día en el que — después de haber realizado una excelente labor y haber puesto en línea el producto final — muchos traductores humanos se habrán dejado a sí mismos sin trabajo. 

 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas