*

Negocios

El método de Jeff Bezos para hacerse millonario: evitar a los 'chupamedias'

Lo peor que puede pasar en una empresa es que se generé la "cultura tóxica" de la obsecuencia. ¿Cómo evitarla? 27 de Noviembre 2017
El método de Jeff Bezos para hacerse millonario: evitar a los

Un problema habitual para los CEO de cualquier empresa es que “los empleados te dicen lo que querés escuchar”, según Walt Bettinger, el CEO de Charles Schwab, una empresa estadounidense dedicada a gestionar los seguros de retiro. Y, además, “los empleados no te dicen lo que creen que no querés escuchar”, agrega.

Para sobreponerse a este dilema, Jeff Bezos, el fundador de Amazon, tiene la solución: “Cuando estás en tu burbuja, en la oficina, tenés que encontrar la manera de salir de ella”. Según David Royce, fundador de la compañía Aptive Environmental (dedicada a fumigar inteligentemente), buscar la opinión de sus empleados es una de las herramientas que Bezos utiliza para salir de su burbuja. “Cuando yo hice lo mismo, al principio no estaba seguro de querer escuchar lo que los empleados tenían para decir, pero al final descubrí muchas maneras para mejorar tanto el servicio que le brindamos a los usuarios como el ambiente laboral de nuestros empleados”, dice Royce en una columna para el portal Inc.com. Hay que evitar la “cultura tóxica” en donde todos dicen lo que los jefes quieren escuchar.

A continuación, algunos consejos que da Royce, basado en lo que hace Bezos, para mejorar las ganancias de una empresa:

- Quid pro quo. Royce sostiene que cuando empezó a buscar opiniones de sus empleados, lo que hizo fue implementar un bono de US$ 100 por cada idea que ellos enviaran y que terminará por implementarse dentro de la organización. Esto trajo muchas ideas. Una, por ejemplo, tenía que ver con cómo mejorar el proceso de cobranza y trajo aparejada millones de dólares de ganancias.

Pero no alcanza con el dinero: si los empleados creen que el jefe tiene el ego muy frágil sobre algunos temas, van a dejar de enviar ideas. Además, hay que agradecer públicamente (en lo posible con una respuesta personalizada) todas las opiniones, más allá de lo que se piense de ellas.

- Contacto con los clientes. la mejor manera de darle un mejor servicio a los clientes es hablar constantemente con aquellos empleados que tienen contacto con ellos día a día. Y si bien enviar encuestas es útil, no alcanza; hay que estar atento a las conversaciones que ocurren en los pasillos (no espiar, sino escuchar cuando se hace un comentario al pasar): no hay que esperar a las encuestas periódicas para recibir grandes ideas.

- Empoderar a los empleados. Lo mejor es involucrar a los empleados en sus propias ideas. Si alguien sugiere un programa de entrenamiento más robusto, hacer que esa persona colabore a desarrollar ese programa que se convertirá en “su bebe”.

- Pensar pequeño para lograr transformaciones grandes. Las mejores ideas no suelen requerir transformaciones muy grandes, así que hay que asegurarse de solicitarle a los empleados incluso ideas muy pequeñas para mejorar el negocio: incluso un cambio en cómo el material de ventas está redactado puede mejorar los números al final del año fiscal. La atención al detalle es crucial.

Es importante entender que los ejecutivos bien arriba de la “cadena alimenticia” no tienen todas las respuestas. No hace falta ser un genio para ser jefe pero si conseguir que la genialidad aparezca al hacer las mejores preguntas al equipo.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas