Negocios

El desafío de la industria del cine para pasar de 35 mm a digital

Las principales productoras esperan comercializar todo su contenido en formato digital para 2014. Cómo enfrentan el cambio las cadenas de cines.

Por Felix Ramallo - 23 de Octubre 2013
El desafío de la industria del cine para pasar de 35 mm a digital




La tecnología revolucionó la industria del entretenimiento en los últimos años. Tanto el negocio musical como el televisivo debieron adaptarse a nuevos servicios como Spotify o Netflix que fueron vistos como potenciales enemigos por las principales empresas del sector. El cine también tuvo que ajustarse a la fuerza a estos cambios y, contra todo pronóstico, mantuvo vivo su negocio. De hecho, continúa renovándose y actualmente todas las salas del mundo se encuentran en un momento bisagra: deberán adoptar el formato digital en lugar de la clásica cinta de 35 mm.

La iniciativa se dio a la fuerza: algunas de las principales productoras de Estados Unidos como Disney, Fox, Paramount y Warner, entre otras, formaron un consorcio llamado Digital Cinema Initiatives para disponer normas sobre los formatos digitales. Estas empresas esperan comercializar para 2014 todas las películas en formato digital. De esta manera, las empresas de entretenimiento bajan sus costos mientras que los cines deben invertir en nuevos equipos para no perder su negocio.

"América latina está entre los últimos en hacer la digitalización. Estados Unidos tiene una gran cantadad digitalizada, pero en la región estamos todos iguales con un 30 por ciento digitalizado. Todos los gobiernos están viendo el tema, buscando financiamiento para las salas", comentó David Pereyra, program manager de cines digitales de NEC (empresa que vende proyectores digitales en la Argentina) a Infotechnology.com.


proyector img camara
A nivel local la cadena de cines Hoyts comunicó que completó la digitalización de sus 97 salas de cine en Buenos Aires, Córdoba y Salta. Por otra parte, según señala El cronista, la cadena Cinemark también cuenta con la totalidad de sus 81 salas digitalizadas, mientras que los cines Village cuentan con un 28 por ciento de sus 78 salas digitalizadas.

De todas maneras, la tendencia es positiva. "Va a haber un boom entre noviembre y diciembre del año que viene. Antes de fin de año hay cadenas que van a tomar la decisión también", sostuvo Pereyra.

Para realizar el traspaso a digital las cadenas deben desembolsar cerca de 1.300.000 pesos para un cine estándar, según señaló Pereyra. Dentro de ese precio se incluyen todos los equipos que la sala necesita: proyector, servidor de contenido, pantalla y sonido.

Sin embargo, no todas las compañías cuentan con la capacidad de invertir esas cifras, sobre todo, los cines independientes que se convierten en los principales afectados.

"El futuro ya esta marcado, todos los cines tienen que ser digitales de acá a dos años. Tienen que ser totalmente remodelados en lo que respecta a un proyector, sonido y pantalla. Todo lo anterior no sirve más", subrayó Pereyra.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas