*

Bitcoin (24h)
-1.73% Ars
70103.70
Bitcoin (24h)
-1.73% USA
4040.21
Bitcoin (24h)
-1.73% Eur
$3439.62
Negocios

Cómo las ideas del pasado pueden generar proyectos innovadores

Combinar la tradición con la modernidad puede ser una buena alternativa para las startups. 

Por Andrew Hill - 26 de Noviembre 2014
Cómo las ideas del pasado pueden generar proyectos innovadores





El apostar que un raro destello de genialidad generará una nueva idea viable es un juego costoso

Si alguna vez ha asistido a una conferencia de la innovación, usted estará seguramente familiarizado con los gráficos de los consultores que muestran cómo, por ejemplo, la segunda mitad del siglo 21 pertenecerá a la generación de africanos “milenarios” que se comunicarán sin descanso por medio de dispositivos móviles que llevarán como ropa o accesorios. Pero lo que más me ha llamado la atención recientemente no es tanto el extraordinario potencial del futuro, sino cuánto se basan los innovadores en componentes del presente y del pasado.

tabletainnovacionmagia

La novedad es prácticamente el único elemento que tienen en común las muchas definiciones de la palabra innovación. Pero cualquier líder empresarial que asume que estos productos o procesos deben crearse desde cero condenará su departamento de innovación a desperdiciar numerosas horas en el laboratorio.

El apostar que un raro destello de genialidad generará una nueva idea comercialmente viable resulta caro y consume mucho tiempo. Larry Page de Google tiene la suficiente confianza en sus empresas “start-up” como para referirse a ellos como "empresas de cero mil millones de dólares", comunicando que tienen un potencial de mil millones de dólares. Pero incluso él tiene que centrarse en un par de proyectos de este tipo, desde el auto sin conductor a lentes de contacto inteligentes.

Los verdaderos momentos “eureka” de los innovadores tienen más probabilidades de surgir al darse cuenta de que los elementos que necesitan para crear un producto o servicio nuevo y comercializable ya existen – pero no en una forma que la mayoría de la gente quiere o es capaz de utilizar.

Shai Reshef, quien edificó su University of the People para ofrecer cualificaciones en línea accesibles a cualquier persona, lo describió de esta manera en la conferencia de la innovación del FT la semana pasada en Londres: "Me di cuenta de que todo lo que contribuye a que la educación superior sea tan costosa ya está disponible – y es gratuito".

La suposición de que los componentes de la innovación exitosa "ya están disponibles" debe ser liberadora para las empresas.

Un enfoque abierto con respecto a dónde pueden encontrarse estos componentes conducirá a diferentes lugares – más allá de los centros de innovación más conocidos. Por ejemplo, una encuesta elaborada por Johnston Press, el grupo de medios de comunicación regional, identificó a las zonas del Gran Manchester y Merseyside como las regiones del Reino Unido con la mejor combinación de elementos para la innovación fuera de Londres.

Una mente abierta también conduce a diferentes personas. General Electric – a quien frecuentemente se tilda, a mi parecer injustamente, como un ejemplo de un enfoque de conglomerado reacio al cambio – generó un nuevo diseño para el soporte que sujeta sus turbinas a las aeronaves por medio de un concurso de impresión en 3D en línea. (El ganador fue un ingeniero indonesio, cuyo anteproyecto para un modelo más fuerte y más ligero fue inicialmente objeto de burlas por el experimentado equipo de GE.)

En algunos casos, los innovadores se remontan al pasado en busca de inspiración. Uno de los estudios de caso de Johnston Press, de Portsmouth, en la costa sur de Inglaterra, es Pie & Vinyl, una cafetería que vende discos de larga duración y comida reconfortante, decorada con antigüedades de procedencia local y baratijas. "No tienes que ser digital para ser innovador", dijo Ashley Highfield, presidente ejecutivo de Johnston Press, alabando la combinación.

En una escala mayor, Diageo, la empresa de bebidas, recientemente sacó de los archivos de Guinness recetas centenarias para “porter”, una cerveza tradicional, que ha preparado y empaquetado con una etiqueta retro. Aunque se venda bien o no se venda, Diageo dice que la marca Guinness se beneficiará de esta asociación con su patrimonio.

Se puede argumentar si este tipo de innovación es realmente novedoso. Pero las empresas start-up que presentaron ante los delegados de FT Innovate la semana pasada también combinan tradición y modernidad. Readbug, un servicio de suscripción de revistas, da una nueva vida digital a las publicaciones impresas. Pocket Anatomy, una aplicación de teléfono y tableta que ayuda a los médicos a explicar las cosas más claramente a sus pacientes, anima diagramas anatómicos que Leonardo da Vinci habría reconocido. POD Point está construyendo una infraestructura de recarga de vehículos eléctricos que parece un modelo de franquicia estándar: vende sus puntos de carga a particulares y empresas para financiar la expansión de toda la red.

El requisito mínimo para una innovación, según el Manual de Oslo de la OCDE – un manual sobre cómo recoger e interpretar datos es que "el producto, proceso, método de comercialización y método de organización deben ser nuevos (o significativamente mejorados)".

Los jefes corporativos impacientes a veces necesitan recordar que es posible alcanzar dicho objetivo mediante la mezcla de elementos mundanos que pueden estar frente a sus narices, y permitir que el innovador proporcione el ingrediente más importante: ideas frescas.

 

(c) 2014 The Financial Times Ltd.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas