*

Negocios

CEO de Netflix: “El negocio ahora es el contenido propio regional”

Reed Hastings contó que la empresa invertirá US$ 6.000 millones este año, y eso incluye la producción de una serie en la Argentina.La neutralidad de la red con Trump y la relación con Amazon.

Por Flavio Cannilla - 30 de Marzo 2017
CEO de Netflix: “El negocio ahora es el contenido propio regional”

La conexión falla por enésima vez. La PC simplemente no logra conectar a la plataforma de Hangouts de Google. El “caño” es demasiado débil para la demanda de datos que exige el encuentro virtual entre la redacción, en pleno San Telmo, y una sala de conferencias a metros del centro de San Pablo, Brasil. La entrevista se realiza, finalmente, a través de un celular, con este cronista dialogando con el creador de Netflix a través de la pantalla de un smartphone anterior. La anécdota refleja los problemas de conexión del mercado argentino pero también la disrupción que la firma de California supo superar para celebrar, en 2017, un aniversario cuyos números asombran.

Leer más: Black Mirror: los horrores que ya vivimos (y no te diste cuenta)

En 2016, la firma facturó un total de US$ 8.300 millones, registrando un aumento del 35 por ciento contra el ejercicio anterior. Su valor de mercado asciende hoy a US$ 60.000 millones, con su producto presente en 190 países del mundo. Caber recordar que, hace apenas cuatro años, la Argentina y Brasil eran el segundo mercado en el cual desembarcaba Netflix fuera de los Estados Unidos. “Nuestro objetivo es convertirnos en una empresa global y América latina es un muy buen mercado para dar otro paso en esa dirección”, comentaba Hastings por entonces. Hoy, con más de 93 millones de suscriptores —un 47 por ciento de ellos fuera de los Estados Unidos—, la meta parece cumplida.

Sin embargo, el entrepreneur que hace 10 años vio en el streaming una oportunidad para reconvertir su empresa de alquiler de películas en una compañía netamente tecnológica de alcance global, no se permite celebrar. En entrevista exclusiva con INFOTECHNOLOGY reconoce que la competencia aumentó en los últimos años: “Hoy, solo se necesita costear el desarrollo de una aplicación en Android o iOS para poder distribuir videos. Hubo una explosión de la oferta y eso generó una gran competencia para Netflix”. Por eso, el ex profesor de matemáticas vuelve a apostar.

Tras testear el mercado, en 2013, con el lanzamiento de House of Cards, su primera producción propia, la creación de contenido propio se convirtió en su fórmula. Su diferencial: temáticas locales que seducen a un público global. El año pasado invirtió US$ 5.000 millones en sellos propios, que distribuye en todo el mundo a través de una creciente red de contenidos (CDN, por sus siglas en inglés). Este año, la firma invertirá US$ 6.000 millones y, en los próximos meses, los abonados podrán estrenar cuatro nuevas producciones entre títulos mexicanos, alemanes, españoles y argentinos, con “Edha”, su primera serie local.  El precio de tal esfuerzo es un pasivo de más de US$ de 3.000 millones en deuda. Sin embargo, Hastings no admite dudas sobre su modelo, que se basa principalmente en mantener un creciente flujo de suscripciones. “Hace tres años, logramos sumar 13 millones de nuevos suscriptores en un año. Hace dos años, fueron 17 millones y, el año pasado, sumamos 19 millones de nuevos abonados”, retruca en diálogo desde la ciudad brasileña en uno de los días más calurosos de febrero. No obstante, a través de una reciente búsqueda ejecutiva, se supo que el formato se amplía: la firma busca un ejecutivo que se haga cargo de la venta de merchandising de sus producciones, un negocio que supo convertir en arte Walt Disney Co. Sin embargo, cauto, Hastings prefiere, por ahora, hacer foco en un core business, que se define entre el set top box y el creciente universo móvil. “Ahí, tenemos una tremenda oportunidad por delante y recién empezamos”, resume. El futuro de la industria del entretenimiento virtual, de la mano de un emprendedor que hace una década distribuía películas en DVD y hoy lidera una compañía global de la mano de los datos.

Se cumplen 10 años desde que Netflix estrenó el negocio del streaming. Hoy, su compañía está en 190 mercados del mundo. Solo queda China. ¿Es la próxima meta?

No, no es la idea. Las experiencias de Apple y Disney, que vieron clausuradas sus operaciones por el Gobierno, no invitan a eso. China, por ahora, es un mercado demasiado desafiante desde el punto de vista de las reglamentaciones. Allí, nuestra estrategia pasa por vender los contenidos vía players locales como Alibaba o Tencent. Además, de ahora en más, nos enfocaremos en generar contenidos en el mundo y para el mundo, más que en buscar mercados.

¿Cambió el modelo de negocios?

Estamos ampliando nuestro esfuerzo para producir contenido propio. Ese es, quizás, el cambio más fuerte que se vio en nuestro modelo en el último tiempo. Evidentemente, el arranque fueron “House of Cards” y “Orange Is The New Black”. Pero, ahora, apostamos al contenido propio más regional e, incluso, local. Por ejemplo, con la mexicana “Narcos”, la producción británica “The Crown”, la alemana “Dark” o “3%”, de Brasil. En la Argentina, estamos trabajando en “Edha”, que la produce Daniel Burman, creador de “El abrazo partido” y se estrenará este año. Trata sobre el mundo de la moda. En México, por ejemplo, estamos por presentar “Ingobernable”.  Ese tipo de localización del contenido, si se quiere, es lo que está cambiando para nosotros. La formula pasó de exportar Hollywood al mundo a compartir el mejor contenido local de cada cultura con el resto de los suscriptores globales.

Leer más: Netflix planea un modo "elige tu propia aventura" para sus productos

 

 

 

¿En qué se fijan para elegir sus formatos?

Todo depende de la lectura correcta del factor demográfico al que se apunta. Por ejemplo, si son adolescentes más jóvenes, les gustan más las películas o series de Marvel. Mientras que “The Crown” es consumida por usuarios más grandes. Entonces, la pata más importante de nuestro modelo de negocios se apoya en tener la mayor ca ntidad de variedad de contenidos.

Hasta el año pasado, produjeron 600 horas de contenido. ¿Cuánto invertirán en 2017?

En 2016, invertimos US$ 5.000 millones en contenido propio. Este año, serán US$ 6.000 millones.

¿De dónde proviene ese capital?

Porque su cash flow es negativo desde hace más de dos años. El capital llega principalmente de nuestros abonados. Los usuarios pagan —dependiendo del mercado— un promedio de US$ 10 por mes y gracias a eso podemos invertir en producir, desarrollar y generar todo este nuevo contenido que estamos viendo. Ese es el ciclo básico de cómo lo hacemos.

En una charla que tuvimos hace un año, ventiló la idea de entrar al negocio de eventos deportivos. ¿Sigue en pie?

Todavía estamos analizándolo. Hoy, nuestro foco es producir nuestras series y películas cada vez mejor.

Crecen en el mundo imitadores del modelo de Netflix. En la Argentina, después de Cuevana, apareció QubitTV, por ejemplo. Todos más segmentados que Netflix. ¿Cuánto le preocupa la creciente armada de imitadores?

Digámoslo así: el streaming es una tecnología fascinante. Lo prueba el éxito de usuarios de YouTube. Ahora, hay que recordar lo difícil que fue generar una empresa de televisión en su momento. Para hacerlo, había que poder invertir miles de millones de dólares. Hoy, solo hay que costear el desarrollo de una aplicación en Android o iOS para poder distribuir videos. O sea, es muy fácil. Por eso, hoy, muchos están desarrollando Apps y servicios de video. Los modelos de negocio, claro está, difieren. Hay los que se financian por suscripción y aquellos que se financian con publicidad. Otros son Pay Per View. Lo que vemos es una explosión de o ferta y una gran competencia para Netflix. Sin embargo, siempre tuvimos mucha competencia y, por eso, nos concentramos, ahora, en poder ofrecerles a nuestros usuarios las mejores series que podemos generar.

Leer más: Amazon llegó antes que Netflix: consiguió su primera nominación al Oscar

Uno de esos competidores es Amazon, que a través de su plataforma en la nube (N.d.R.: Amazon Web Services–AWS) le provee servicios de Internet también a Netflix. ¿Cuánto le preocupa que, en este caso, se trate de un player que cuenta con una infraestructura que supera exponencialmente a lo que pueda ofrecer la compañía?

Amazon Web Services o Amazon Cloud, nos trata muy bien. Estamos muy contentos con ellos como nuestro proveedor de tecnología e infraestructura. Y si bien ellos mismos compiten con Microsoft o Google, con nosotros siempre fueron más que correctos y nunca nos discriminaron. Estamos con Amazon desde hace varios años y nuestra relación es cada vez más fuerte. No veo ninguna  razón por la cual cambiar de proveedor. Además, tenemos nuestros servidores Open Connect en todos los otros países, también en la Argentina y en el resto de América latina. Eso facilita la conexión para que los ISP accedan a nuestros contenidos sin tener que pagar fees de transmisión desde los Estados Unidos.

Leer más: ¿Cuánto costó el problema de código que sufrió Amazon Web Services?

Netflix sigue financiándose con el  modelo de suscripción sin publicidad. ¿Cuánto de futuro le queda, cree usted, considerando que su base de suscriptores parecería estar amesetándose?

Esa palabra la dijo usted (ríe). Hablando en serio, le respondo con los siguientes números: hace tres años, logramos sumar 13 millones de nuevos suscriptores en un año. Hace dos años, se anotaron 17 millones de nuevos abonados y, el año pasado, fueron 19 millones adicionales. Entonces, como ve, seguimos creciendo. No vemos la saturación que mencionaba. Recuerde que solo en el último trimestre de 2016, superamos nuestras propias proyecciones con 7 millones de nuevos suscriptores.

Sin embargo, ¿no le preocupa que en algún momento ese motor empiece a recalentarse y las suscripciones empiecen a decaer? ¿La receta de seducirlos con uno de los grandes éxitos, como “House of Cards” y, luego, llevarlos a producciones más chicas funciona siempre?

Si uno mira a la industria de televisión paga se encuentra con un mercado de miles de millones de suscriptores en todo el mundo. Si le suma la cantidad de usuarios móviles puede agregarle varios miles de millones más. Entonces, ahí se puede dimensionar la tremenda oportunidad que tenemos por delante. Recién empezamos. Lo prueba el éxito del modelo de YouTube, que se financia con publicidad paga. Nosotros nos concentraremos en el modelo de suscripción y queremos ser lo mejor que podamos ser.

¿Cuánto se está convirtiendo el mundo mobile en la plataforma del futuro para Netflix?

La mejor prueb a de cómo la interpretamos, es que el año pasado inauguramos la opción de descarga en el móvil. Antes, el usuario tenía que hacer streaming en su smartphone, que, si bien funciona bien vía Wifi, es un poco caro para el usuario en materia de uso de datos. Ahora, puede descargarse el contenido que quiera, cuando esté conectado vía Wifi y verlas, después, sin conexión, cuando esté viajando, por ejemplo.

¿Netflix aspira a convertirse en una compañía de entretenimiento masivo, con gaming, merchandising y otros tipo de transmisiones?

No realmente. Piense en todos los shows que todavía no están en Netflix y que se consumen por fuera de nuestro servicio. Ahí es donde tenemos muchísimo por hacer y mejorar todavía. Por lo menos por los próximos años nos concentraremos en eso.

¿Cuánto le preocupan los avances de la administración Trump sobre la neutralidad en la red?

No creo que cambie mucho en los Estados Unidos, aún si la administración avanza sobre el armado del framework de reglas para garantizar la neutralidad en la red. Hoy, somos fuertes y tenemos buenas relaciones con los ISP por lo cual esto no nos debería afectar. Cuando éramos chicos, ahí sí hubiera sido un tema. Pero somos firmes partidarios  de la neutralidad en la red, aunque percibo que la administración avanzará para desarmar el armado que rige hoy. Seguimos convencidos de que el mundo es un lugar importante para nuestro servicio. Justamente, por el nacionalismo que crece en muchos países, creemos que es tan importante proveer y compartir historias diferentes, diversas, alrededor del mundo.


Netflix en números

Sede: Los Gatos, California

Fundación: 1997

Empleados: 2.200

Primer streaming: 2007

Competidores: Amazon Prime Video, Hulu, HBO, Facebook, Apple, BBC

Series a estrenar o recientemente estranadas: “Dark” (Alemania, historia de 1986, fecha de salida 2017, dirigida por Baran Bo Odar y producida por Quirin Berg y Max Wiedemann,  “La vida de los otros”); “Cable Girls” (España, ambientada en los años 1920, producida por Bambu Producciones y dirigida por Ramón Campos y Teresa Fernández Valdés; fecha de salida 2017); 3% (Brasil, estilo “Juegos del Hambre”, ambientada en una favela, dirigida por Cesar Charlone, creador de “Ciudad de Dios”)

Facturación 2016: US$ 8.300 millones, más de 35% contra 2015.

Usuarios registrados: 93,8 millones, el 47% fuera de los Estados Unidos.

Tiene presencia en 190 países.


Versión de una nota publicada en la edición nº 234 (marzo/2017) de la versión impresa de INFOTECHNOLOGY.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas