*

Bitcoin (24h)
3.65% Ars
64578.08
Bitcoin (24h)
3.65% USA
3734.78
Bitcoin (24h)
3.65% Eur
$3125.34
Negocios

Bootcamps: así es como las empresas suplen la falta de personal en IT

Los bootcamps de programación sirven para sentar las bases y lanzar nuevos profesionales al mercado en tiempo récord. Los casos locales de una tendencia global.

Por Debora Slotnisky - 01 de Diciembre 2016
Bootcamps: así es como las empresas suplen la falta de personal en IT

A medida que las organizaciones dependen cada vez más del software, se incrementa la demanda de programadores. La situación se agrava por la proliferación de empresas de e-Commerce y compañías del sector tecnológico que se basan en el trabajo de los coders. A mayor demanda, hay que trabajar en la oferta. Y el problema de déficit entre los profesionales de IT es conocido y de escala global: hay pocos profesionales con conocimientos de programación. Según el estudio “Employer Branding”, de la consultora Randstad, para 2050 habrá 35 millones de puestos no cubiertos sólo en Europa debido a la escasez de perfiles de ingenieros en general y especialistas en nuevas tecnologías, como expertos en e- Commerce, marketing digital, desarrolladores web y de aplicaciones móviles.

La Argentina no es la excepción. En 2015, la exportación de servicios vinculados a soluciones y soporte de IT generó US$ 6.500 millones en divisas para el país. En parte, se debe al crecimiento (en torno del 8 por ciento) de exportaciones con respecto al año previo, según datos de Argencon, entidad conformada por empresas prestadoras de servicios basados en el conocimiento, relacionadas con los mercados externos. Y en un año de pérdida generalizada de empleo, el sector del software es de los pocos que florece: planea crear 7.000 nuevos empleos de acá a fin de año. Este sector tiene 81.800 profesionales, según la Cámara de la Industria Argentina del Software (Cessi).

Para intentar dar respuesta a esta problemática, en 2012 comienzan a surgir en Estados Unidos los denominados Coding Bootcamps o Coding Schools. Son centros que imparten cursos intensivos de entre 8 y 20 semanas de programación web y móvil, aunque también los dan vinculados al mundo digital en temáticas como User Experience (UX) y Data Science, por mencionar sólo algunos. Los programas se basan en tecnologías de punta y las clases se dan bajo la guía de profesionales experimentados que enseñan con el foco puesto mucho más en la práctica que en la teoría. Entre los más conocidos están General Assembly, Dev Bootcamp, FullStack Academy y The Data Incubator.

“En ese momento, teníamos dos problemas muy diferentes pero complementarios: Por un lado, más de la mitad de los graduados universitarios recién egresados estaban subempleados o sin trabajo, mientras que las empresas de software estaban en auge, pero luchando por encontrar suficientes programadores calificados para seguir creciendo. En este contexto, Hack Reactor nace para enseñar a programar de manera rápida a alumnos que inmediatamente después de graduarse necesitaban insertarse laboralmente”, cuenta a INFOTECHNOLOGY Shawn Drost, gerente Comercial y cofundador de Hack Reactor, uno de los bootcamps más populares.

Pero no sólo se encargan de la inserción laboral. Otro factor clave para el desarrollo de estos centros es el costo, ya que realizar uno de estos cursos es más económico que pagar una universidad privada. A modo de ejemplo, Sherif Abushadi, profesor de Dev Bootcamp, explica que su centro tiene varios campus en Estados Unidos. “Los planes de estudio son idénticos en todas nuestras sedes. Pero la cuota no, por la diferencia del costo de vida entre una ciudad y otra.” En San Francisco y Nueva York la matrícula es de US$ 13.950, mientras que en Chicago, San Diego, Seattle y Austin, es de US$ 12.700. Para tener una referencia, asistir a una universidad puede costar unos US$ 30.000 al año.

Leer mas: En un contexto desfavorable para el empleo, el sector IT crece

En Europa, el segundo bootcamp que comenzó a funcionar es IronHack. Gonzalo Manrique, uno de sus fundadores, cuenta: “Abrimos en octubre de 2013 con 12 alumnos. Para 2015 estimamos tener 350 entre las sedes de Madrid, Barcelona y Miami, y para el 2017 la proyección es tener casi 750 estudiantes”. Manrique dice que el 95 por ciento de sus alumnos consigue empleo como junior developer dentro de los primeros 90 días de haber egresados. “Si bien se inician en puestos básicos, pueden ir avanzando de acuerdo con sus habilidades y motiva ciones”, señala, y agrega que las organizaciones más interesadas por estos perfiles son aquellas que buscan personas para que tengan su primer empleo.

La voz de las firmas empleadoras

Carolina Domínguez, jefa de Recruiting para América del Sur de habla hispana, y Andrea Bara, jefe de recruiting para América latina de Accenture, explica que “las posiciones de programadores en tecnologías .NET y Java son requeridas en un 80 por ciento por el mercado IT. Teniendo en cuenta este déficit y que hay puestos que pueden cubrirse sin la necesidad de tener título de grado, es que consideramos a los egresados de bootcamps como una fuente de potenciales talentos a seguir desarrollando.” Esta firma, al igual que otras como Globant, MercadoLibre.com, GlobalLogic, Despegar.com y Gestión Compartida participaron de un evento organizado recientemente por el coding school argentino Digital House para que las empresas entren en contacto directo con los alumnos de este centro educativo.

Bajo el nombre de Recruiting Day las empresas iniciaron el proceso de reclutamiento y evaluaron a algunos candidatos para contratarlos. Digital House inauguró en marzo de este año con dos cursos de 30 alumnos cada uno, einició el segundo semestre con más programas que se imparten en turno mañana, tarde y noche. Para fin de año habrán egresado cerca de 500 personas.

Con respecto al 2017, su CEO, Nelson Duboscq, explica a INFOTECHNOLOGY que esperan tener 2.000 egresados en la Argentina, abrir nuevos programas e inaugurar un campus en Brasil. “Las empresas están muy interesadas en contratar egresados de bootcamps porque enseñan las tecnologías y lenguajes de programación del momento. Aunque los cursos son cortos se usan las mismas metodologías ágiles que utilizan las organizaciones; por eso el egresado puede ser productivo como junior desde que ingresa al mundo laboral e ir avanzando posiciones según sus capacidades y oportunidades.”

Mientras muchas compañías desconfían del nivel de conocimientos que pueden tener los egresados de estos recursos, los representantes de estos centros de estudios señalan siempre que estos graduados están aptos para cubrir puestos junior y que, así, están ayudando a combatir el déficit de profesionales de IT. “En la universidad todo lo que tiene que ver con el mundo digital está muy atrasado y además no es fácil para las empresas establecer un contacto tan directo para que fluya la bolsa de empleo”, señala Manrique, que tiene previsto abrir nuevas sedes en Europa y América latina.

En tanto, Drost señala que el 98 por ciento de los egresados de Hack Reactor consigue trabajo dentro de los primeros 90 días de concluido el curso. Por este motivo, y también porque estos programas implican un importante ahorro de tiempo, cada día más personas eligen realizar estos cursos en todo el mundo. De todos modos, el objetivo es no reemplazar la formación universitaria ya que ambas propuestas son complementarias, y no excluyentes. Los ingenieros y licenciados en Sistemas y Ciencias de la Computación son y seguirán siendo imprescindibles.

En medio de la vorágine de apertura de estos centros en todo el mundo, Abushadi dice que estos centros de estudio llegaron para quedarse, pero muchos quedarán en el camino o serán adquiridos por otros más grandes. Como sucede con cualquier organización, sólo prosperarán las mejores propuestas.

 

Versión de la nota impresa publicada en la edición nro. 230 de INFOTECHNOLOGY.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

1 Comentario

Adrian Zuchelli Reportar Responder

Existe esto en la argentina?

Notas Relacionadas