*

Bitcoin (24h)
5.15% Ars
104344.92
Bitcoin (24h)
5.15% USA
5992.96
Bitcoin (24h)
5.15% Eur
$5087.17
Negocios

Afirma Braun que se viene un programa directo para exportar sin burocracia

La salud del consumo tecnológico y cómo impacta la eliminación del arancel a la importación de PC, en la visión de una de las principales espadas en velar por la demanda y oferta local. Los planes para transformar la industria IT. Por Flavio Cannilla - 23 de Mayo 2017
Afirma Braun que se viene un programa directo para exportar sin burocracia

Su currículum no revela pasión por la tecnología sino la economía: de 44 años,se licenció en la Universidad de San Andrés, tiene un PhD en Harvard, fue cofundador del Cippec y consultor de entidades como el Banco Mundial, el BID y la Cepal, entre otros. Sin embargo, en el mano a mano resulta un aficionado más del mundo techie:reconoce que el trío de tablet, smartphone y notebook,se convirtió en su principal herramienta. Mientras, en una esquina de su despacho en el segundo piso del Ministerio de Producción, una pantalla interactiva de más de unas 100 pulgadas espera reluciente su primer uso; la caja de cartón de embalaje aún al costado. Sin embargo,su último chiche lo tiene atrapado: un smartwatch.“Para correr”, dice, entusiasmado. A un mes de la eliminación del arancel a la importación de computadoras y tablets, Braun se permite un primer balance de la medida que revolucionó la industria de hardware local desde que se anunció a fines de 2016.

Y, en el mano a mano exclusivo que concede a Infotechnology, tiene números para celebrar: durante enero y febrero, las unidades vendidas aumentaron un 33 por ciento y la facturación un 46 por ciento, comparado con el mismo período del año anterior. Mientras, a fines de marzo,según los registros de la Secretaria los precios de las notebooks bajaron hasta un 37 por ciento en dólares desde junio de 2016. No obstante, también reconoce qué falta y por qué uno de los ejes en materia de IT —muy pronto—pasará por la exportación.

¿Están conformes con el impacto de la eliminación del arancel a la importación de computadoras y tablets?

Recién está empezando. Todavía no se puede percibir en su totalidad, por temas logísticos, pero sí en las próximas semanas. Ahí, el principal efecto que vamos a ver es que, comparando la situación a un año atrás o, incluso, a dos meses habrá mayor variedad de oferta y mejores precios. Eso lleva a un gran avance,sobre todo para las empresas, ya que van a poder a acceder sin problemas a tecnología de última generación. Además, van a poder reducirla brecha digital en cuanto a quiénes podían y no podían acceder a tecnología de última generación. Resumiendo, creo que el mayor impacto va a ser una actualización tecnológica de la Argentina,sobre todo la IT vinculada al trabajo y una reducción de la brecha digital.

 

Para la reducción de precios, ¿cuál sería la meta buscada?

Ya en estas semanas hubo una baja que es—ya sea cómo se mide, en pesos o dólares— que se ubica entre un 15 y un 20 por ciento, acompañando una tendencia que viene desde el año pasado. Por ejemplo, de acuerdo a los datos que maneja la Secretaría, con un promedio de $ 9.509, el precio de la notebook es un 8 por ciento más bajo que hace cuatro semanas y un 15 por ciento más bajo que la misma semana del año pasado. Entonces, lo que estamos viendo es que ya se empiezan a ver nuevos productos. Antes, en la Argentina,se tenían precios altos y baja calidad. Ahora,se van a tener precios competitivos que seguramente estarán un poco por arriba de los de Chile, porque los vecinos tienen menos impuestos y menos costos en la cadena de valor. Sin embargo,se van a acercar significativamente.

 

La iniciativa de precios transparentes apuntaba a preparar el terreno. Sin embargo, no salió del todo como se pensó. ¿Actuarán sobre eso?

Nosotros creemos que para el sector tecnológico funcionó bien, ya que hubo una reducción de precios importantes y de muchos productos, por la disminución del costo financiero. Hubo resistencia en otros rubros como el textil y demás, y eso es lo que corregimos con la nueva normativa. Y, claro, en los bancos y las tarjetas. Pero, en el sector de la tecnología,sobre todo en los retailers, bajaron mucho los precios, en parte por la medida de precios transparentes. Para darte una idea, los datos que tenemos acá indican que, en las primeras dos semanas de abril,se vendió un 5 por ciento más en unidades que en el mismo período del mes anterior, y un 12 por ciento más que en el mismo período de 2016. Además, no nos olvidemos que para traer estos equipos se pasó a un sistema de licencias automáticas, por lo cual no requieren ningún punto de aprobación ni pasan por esta Secretaría. Sí hubo en su momento problemas por temas de seguridad eléctrica, pero eso lo resolvimos y a partir del 1 de junio va a estar en vigencia la nueva normativa y eso simplifica mucho todo este proceso. Lo que antes podía tardar 180 días, va a tardar una semana.

¿Se ampliará esta medida a rubros como celulares?

No en el corto plazo.

 

 

 

Toda transformación genera problemas de adaptación. En el polo productivo de Tierra del Fuego y también el cinturón del Gran Buenos Aires, hay empresas que debieron reducir personal tras perder la protección de una economía cerrada. El caso Banghó es el más conocido. A esas empresas, ¿cómo se las ayuda a reinventarse?

En primer lugar, en el sector vemos que no hubo una caída fuerte del empleo. Banghó, por caso,suspendió trabajadores pero no despidió. Creemos que las empresas están dirigidos por empresarios que quieren reinventarse y el Gobierno los va a acompañar.

 

¿Cómo?

Con una iniciativa que se llama el Programa de Transformación Productiva, que tiene tres elementos. En primer lugar, un subsidio ampliado para los trabajadores que estén en transición mientras buscan otro empleo. Segundo,subsidios a las empresas que con traten a trabajadores que podrían llegar a perder su empleo. Y, en tercer lugar, un financiamiento para las empresas que se quieran reconvertir.

 

¿En la ecuación de consumo, la tecnología seguirá siendo un pilar para apuntalarlo?

Lo que vimos es que, en los años anteriores, el consumo tecnológico del mercado argentino se retrotrajo en calidad y en la cantidad de productos vendidos. El estímulo general al consumo generó un retraso consistente con precios altos y cuando los precios son altos se vende menos. La medida que introdujimos creemos que incentivará fuertemente el consumo de tecnología por parte de las empresas y las familias.

 

Los retailers vendieron en las primeras dos semanas de abril, un 5 por ciento más en unidades que en el mismo período del mes anterior, y un 12 por ciento más que en el mismo período de 2016

 

Y en la matriz productiva argentina, ¿la electrónica y la tecnología tienen un futuro?

Tenemos que ser muy prudentes cuando hacemos afirmaciones en este tema, porque la dinámica de la producción está cambiando permanentemente y no solo acá sino que en el mundo. Entonces, lo que nosotros tenemos que hacer con el Gobierno es proveer un ambiente favorable para la inversión para que las personas se preparen para ser parte del trabajo del siglo 21 y, en ese marco, creemos que los empresarios, los emprendedores y los innovadores argentinos construirán el camino que es posible, que a lo mejor generan el lugar para el diseño, de computadores, de programas. Por eso, no quiero prejuzgar, no es el rol del Gobierno decir:“Se fabrica esto y no otra cosa”. Nuestra función es proveerla cancha en la cual los jugadores puedan desenvolverse positivamente.

 

En estos días, estuvo Jack Ma en la Argentina, con quien el Gobierno firmó un acuerdo de exportación de bienes. El eCommerce es un canal que habilita exportación. ¿Cómo se va a manejar eso?

Le doy una primicia: estamos dando los últimos detalles con la Aduana y la AFIP para aprobar un programa de exportación simplificada vía courier. Esto les permitirá a las Pyme exportadoras, aprovecharla tecnología para no tener que pasar por todos los procedimientos burocráticos de exportación y hacerlo de manera directa. Eso facilitará mucho el trabajo de las pequeñas bodegas, pero también a pequeñas industrias que producen maquinaria de alto valor agregado, como también productos tecnológicos. Por ejemplo, una Pyme que diseña un mainframe especial o sensores médicos, que puede mandar a una empresa en Japón.

¿Cómo funcionará el sistema y cuándo se lanzará?

(Ríe) Aprendí que en esto no hay que adelantarse, pero sí puedo decir que será en los próximos dos meses. Cualquier courier autorizado va a poder inscribirse al sistema y gestionar directamente las exportaciones de las empresas que se adhieran a ese régimen. Lo que buscamos es que sea muy simple y reduzca al máximo lastrabas burocráticas, todo sobre una plataforma online

En el reciente viaje a los EE.UU. tuvieron reuniones con empresas tecnológicas para hablar de una regulación del e-Commerce en el mundo. ¿Pero qué posibilidades exploraron con empresas como Google o Facebook para apostar por la Argentina como centro de talento e innovación e invertir en el país?

Hay varios proyectos. Ahí la Secretaría Pyme y la Secretaría de Industrias de Servicios de Alto Valor Agregado están trabajando con muchas. Creo que en los próximos años vamos a ver proyectos muy interesantes en ese sentido porque todos los elementos hacen de la Argentina una buena apuesta: huso horario, talento, calidad de vida.

¿Entonces, el consumo cuándo arranca?

Para nosotros ya arrancó. Lo que pasa es que cambiaron las características. Las personas están sacando créditos hipotecarios para comprar una casa, creció mucho el consumo de autos y motos. Por lo cual las personas han recalculado y han dicho: es el momento para ahorrar, para invertir en ladrillos y en bienes durables e irse del consumo spot, que se hacía cuando la plata quemaba, porque había alta inflación y ninguna posibilidad de ahorro. Además, va a crecer de la mano del poder adquisitivo en términos reales y del crecimiento de la economía.

 

Ficha personal:

Miguel Braun tiene 43 años. Es doctor y magíster en Economía de la Universidad de Harvard y licenciado en Economía de la Universidad de San Andrés. Fue profesor adjunto de Finanzas Públicas en la Universidad de Buenos y enseñó Macroeconomía, Finanzas Públicas y Economía Política en San Andrés y en la Universidad Torcuato Di Tella. Además, trabajó también como consultor del Banco Interamericano de Desarrollo, el Banco Mundial, Cepal y Unicef en diversos proyectos relacionados con cuestiones de política fiscal en la Argentina.

 


Publicado originalmente en la edición impresa nº 236 (mayo/2017) de Infotechnology.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

1 Comentario

Frico Gess Reportar Responder

Hay q ser caradura...el paįs endeudándose al 8% en U$ para q la tilingada se compre una tablet para bajar pornografía y este tipo habla de ganar productividad?

Notas Relacionadas