*

Bitcoin (24h)
-1.77% Ars
70635.78
Bitcoin (24h)
-1.77% USA
4085.99
Bitcoin (24h)
-1.77% Eur
$3474.34

Un argentino creó un celular a pila para emergencias

SpareOne es el nombre del producto que espera facturar US$ 7,5 millones. Mirá cómo funciona. 

Por Andrés Engler - 29 de Julio 2014
Un argentino creó un celular a pila para emergencias

 



Un argentino creó SpareOne, el primer celular que funciona con una pila AA y dura 15 días encendido. Opera en decenas de países y proyecta facturar US$ 7,5 millones este año. La relación del fundador de la empresa Alan Cymberknoh con los teléfonos móviles comenzaría mientras cursaba en la universidad, cuando ingresó a una start-up francesa que desarrollaba dispositivos. Antes de recibir su diploma como ingeniero, y gracias a su anterior experiencia, sería el momento de ingresar al gigante tecnológico Philips, en el sector de celulares. “Como tercerizaban la producción en Asia, me mudé, en 2006, a Hong-Kong, como miembro del grupo de planeamiento de nuevos productos. Estaba, todo el tiempo, con tecnología que sería lanzada al año siguiente. Ahí, me interioricé en tema de baterías y energía”, cuenta Cymberknoh, quien fue el creador, dentro de la compañía, del teléfono X520, que usaba una pila triple A y fue el antecesor del SpareOne.

spareone

Luego de alejarse de Philips, en 2008, decidió abrir su propia compañía. El SpareOne un teléfono barato y simple, de uso cotidiano, en caso de que el principal no funcione. Hoy, puede adquirirse, liberado, a US$ 99.
El año 2011 fue el del gran salto: SpareOne logró un acuerdo con una empresa estadounidense, XPAL Power –compañía californiana que es proveedora de Energizer–, que fue inversora del proyecto, cuyo costo rondó los US$ 2 millones. Hasta el momento, la compañía vendió 100.000 unidades en decenas de países, cantidad que significó, en 2013, una facturación de US$ 1 millón.

Tras un año y medio de tratativas, llegó a un acuerdo con una de las principales operadoras de los EE.UU., para la cual debió desarrollar una versión 3G, ya que, en ese país, se dará de baja la red 2G a comienzos de 2016. A cambio, no puede vender con otros operadores por el plazo de un año.




Con miras al futuro, planea alcanzar, este año, los US$ 7,5 millones en ventas, número que buscará duplicar en 2015. Mientras tanto, piensa en el mercado asiático, al que ve con mucho potencial por las recientes emergencias climáticas que vivió. “Ya logramos acuerdos con tres de las cuatro operadoras más importantes de Japón. Pero, para vender allí, estoy obligado a hacer una versión 4G: en ese país, la gente ya no compra productos 3G porque dan de baja estas redes”, explica el emprendedor.

La edición original de este artículo fue publicado en la edición 246 de la revista Apertura.

 



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas