La industria de apps sigue sumando talento argentino

 Junto a un universo móvil en expansión, las aplicaciones se convirtieron en una de las estrellas del año. La experiencia de quienes ya ganan con ellas.

24 de Octubre 2012
La industria de apps sigue sumando talento argentino




Entretenidas, útiles, educativas, divertidas y para todo tipo de usuarios. Las apps nos abren inmensos universos que toman nuestra atención desde smartphones y tabletas. Con la aparición de la AppStore de Apple, Android Market y posteriormente Google Play, los usuarios nos encontramos con una variada oferta que nos permite armar plataformas a medida de nuestras necesidades y gustos.

El informe Our Mobile Planet, elaborado por Ipsos MediaCT a pedido de Google en mayo de este año, indica que, en la Argentina, los usuarios llevan en sus smartphones unas 16 aplicaciones. 7 de éstas han sido utilizadas en los últimos 30 días y 4 han sido compradas. El resto, sin cargo.

apps


Mientras, el relevamiento Predicciones sobre Tecnología, Medios y Telecomunicaciones (TMT), de la consultora Deloitte, resalta que a nivel global, este año, el número de apps disponibles en las tiendas superará los 2 millones, desde la mitad, volumen alcanzado el año pasado. El estudio revela que para tener éxito a corto plazo, lo mejor para un app es adaptar los contenidos para que sean multiplataforma.

Para Patricio Puleio, colaborador de crop7.com (productora de contenidos audiovisuales) y coordinador general de KSK Radio, lo que se viene son páginas web que se amolden al mundo mobile. “El futuro va por ese lado”, aclara. ¿A qué se refiere Puleio? A tener un sitio compatible para celulares, en formato PHP o HTML 5 (“que salió hace poco”), para adaptar la web y que ésta sea liviana, con acceso directo desde el smartphone a la página del usuario. El propio Puleio desarrolló, hace dos años, la app para iPhone de la radio KSK. Lo emprendió solo, sin tener experiencia previa, siendo aficionado de la tecnología, seguidor de Apple. “A través de la página createfreeiphoneapps.com, desarrollé la app. Lo hice de forma gratuita, con el permiso necesario de iTunes, que ésta misma web gestiona”, explica.

Ejemplos locales
Otro es el caso de Esquilax Games, creada por Daniel D'Abate (Ingeniero en Sistemas de Información, 23 años), Guillermo Waitzel (Ingeniero en Sistemas de Información, 23 años) y Javier Waitzel (Estudiante de Ingeniería en Sistemas de Información, 21 años).

“El emprendimiento empezó en 2010. Siempre soñamos con poder crear nuestros propios videojuegos. Vimos en estas plataformas móviles una oportunidad para arrancar nuestro emprendimiento sin necesidad de hacer una fuerte inversión inicial. Hoy en día, además de nuestros juegos, también realizamos aplicaciones y juegos para terceros”, señala D'Abate. Entre sus últimas creaciones está la app Climber Brothers, un juego con un precio de u$s 0.99 para iOS (iPhone, iPad y iPod Touch).

Continúa: “Por ser un desarrollo indie, la inversión más fuerte fue nuestra mano de obra durante 2 meses aproximadamente. En cuanto a inversión monetaria se encuentran el desarrollo del arte y el costo de los sonidos”. Para la programación, utilizaron principalmente el software XCode que es el entorno de desarrollo que brinda Apple de forma gratuita a los desarrolladores.

Como consejo para aquellos interesados en desarrollar apps, D´Abate dice que lo mejor es tener ganas de hacer algo bueno. “Si uno se encarga del desarrollo, el costo adicional es muy bajo por lo que el riesgo implicado también lo es. Si el desarrollo se va a tercerizar, entonces el costo aumenta considerablemente y se está tomando un riesgo mucho mayor”, admite.

El desarrollar también aconseja desarrollar una aplicación con "buena terminación", de aspecto profesional y con la menor cantidad de errores posibles. “Al ser un mercado de fácil acceso, en la actualidad hay muchos desarrolladores metidos y subiendo decenas de aplicaciones diarias, por lo que la competencia es bastante dura”, señala el joven.

Según informa, en el caso de la AppStore, Apple cobra US$ 100 por año para tener una cuenta que permita subir aplicaciones (https://developer.apple.com/). Una vez obtenida la cuenta y desarrollada la aplicación, se sube a la página web, para que luego en un plazo de 5 a 10 días sea revisada por el equipo de Apple para evitar que se publiquen aplicaciones que no cumplan con sus normas.

El emprendedor explica porqué apuesta al mercado de apps. “Nos permite disponer de una infraestructura de venta y distribución con un costo de sólo US$ 100 anuales. Además nos permite venderle a cualquier persona en el mundo que cuente con un dispositivo compatible”, dice D´Abate.

Con respecto a su expectativa vinculada al crecimiento de la app Climber Brothers, el desarrollador establece: “Si bien tuvimos una buena llegada con el lanzamiento del producto, no logramos monetizarlo de la forma que tal vez esperábamos. Luego de casi 1 año desde el lanzamiento, nos encontramos en una meseta. Pero en los próximos meses estaremos lanzando una actualización con mucho contenido nuevo esperando obtener un crecimiento importante”.

Utilidad aventurera
Por su parte, la empresa WeHostels desarrolló una app para iPhone, que permite reservar hostels y contactar viajeros. “Si bien nos estamos enfocando solamente en esta plataforma, pensamos expandir a otro tipo de celulares en el mediano plazo”, explica Lucas Lain, miembro de la compañía.

Actualmente trabajan en WeHostels 5 personas desde Bogotá, y 2 personas en la oficina de Nueva YorkY. Diego Saez Gil es el CEO, mientras que Lain es el CTO. “Diego comenzó con este proyecto debido a que en sus años de mochilero, quería conocer más gente al viajar. Se le ocurrió la idea de armar una plataforma que permita conectar a todos estos viajeros solitarios. Él estaba viviendo en NY, armó el equipo, consiguió los inversores y fue tras la idea”, explica Lain.

“En esa época, yo no participaba en WeHostels, ya que me encontraba en mi tercer Startup llamado Flipzu (una app para transmitir audio en vivo). Este fue mi primer start-up que no tuvo éxito, pero fue el que más experiencia me ha dejado. Fallar es algo que está mal visto en Latinoamérica, y hace que muchos emprendedores lleven a sus proyectos al "valle de los muertos vivos", confiesa el desarrollador.

WeHostels recibió una inversión de US$ 1.2 millones. Tiene un acuerdo con Hostelworld, que es “una de las compañías más grandes de este mercado”. Esta empresa provee el inventario de Hostels, lo cual les permite enfocarse 100 por ciento en la experiencia del usuario. Al momento, Wehostels está disponible en el AppStore de iTunes.

Con respecto al mercado app, Lain dice: “El desarrollo de apps es muy competitivo. Cofundé dos empresas web (Confronte.com y Cinefis.com) antes de lanzarme al mundo mobile. Mi primera experiencia de este tipo fue Flipzu. Es muy importante entender que el comportamiento de una persona frente a su celular es completamente diferente al de una persona en su computadora. Visualizar qué es lo que están haciendo los usuarios en tu aplicación es una tarea de aprendizaje continuo, y es clave mantenerse ágil y enfocado. El viejo paradigma era pensar en grande y prender la máquina de publicidad apuntando a las masas. Hoy se requiere empezar muy chico, tener agilidad de aprendizaje e ir encontrando la manera de que el producto crezca solo”.


Según Lain, el “mercado hostel” para jóvenes es muy importante a nivel mundial: hay más de 50.000 hostales en el mundo, que cada año reciben más de 550 millones de visitas, lo cual representa más de US$ 20.000 millones en ingresos anuales. “Casi todas las reservas de este mercado hoy son vía web, sin embargo el crecimiento en la adopción de teléfonos móviles con acceso a Internet, está haciendo que cada vez más la gente reserve sus viajes desde sus móviles. Hoy las reservas desde móviles sólo representan un 2 por ciento, pero se espera que crezcan hasta más del 40 por ciento”, dice.

WeHostels es gratis. “Nuestro modelo de negocio es cobrarle una comisión a cada hostel por cada reserva”, aclara el emprendedor. La app fue desarrollada con el software Objective-C (“la única manera de trabajar en iPhone”). “Para desarrollar apps de iPhone, hay que registrarse como Developer de Apple, y completar el pago. Lamentablemente para la Argentina el pago se hace a través de un Fax a USA, lo cuál hace que sea un poco burocrático. Una vez finalizado el proceso, se completan unos datos referentes a la app, se sube el software, y se esperan alrededor de 10 días para la aprobación de Apple. Actualmente se suben alrededor de 4000 apps nuevas por día”, explica Lain.

No todo es Apple
Si bien abundan los desarrolladores locales que dedican sus creaciones a la plataforma de Apple, existen también quienes lo hacen para Android. Es así el caso de The Social Radio, creada por Demian Renzulli, Alejandra Negrete y Roberto Gluck.

Y por el lado de Blackberry, existe un gran incentivo para desarrolladores. A través del programa 10k Developer Commitment se garantiza a quienes hagan apps para BB10 (a ser lanzado en febrero de 2013) que ganarán al menos US$ 10.000 con sus ventas en el App World. Sino RIM cubrirá la diferencia.

La app debe cubrir los estándares “Built for Blackberry” para ganar como mínimo de U$S 1.000 durante los primeros 12 meses de publicación. Los interesados pueden consultar el sitio developer.blackberry.com/. Las aplicaciones son recibidas desde 10 de octubre hasta el 21 de enero de 2013.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

1 Comentario

Editor80 CMS Reportar Responder

Muy buena la nota!.Yo creo en la combinación de tecnología Y CONTENIDO de calidad.Con un amigo desarrollé hace poco MICROTIPS BUENOS AIRES (App para turistas) y sorprende la velocidad de transformación del mercado, por factores endógenos y exógenos

Notas Relacionadas