*

Bitcoin (24h)
-.29% Ars
140586.88
Bitcoin (24h)
-.29% USA
8010.65
Bitcoin (24h)
-.29% Eur
$6820.56

FireChat, la app de mensajería que quiebra la censura y crece en Irak

Desarrollada para espacios con mala conectividad, utiliza la conectividad Bluetooth para que distintos dispositivos móviles puedan compartir una misma conexión a Internet. De esa manera, el chat logra mantenerse activo ante bloqueos de la red.

Por Hannah Kuchler y Simeon Kerr - 23 de Junio 2014
FireChat, la app de mensajería que quiebra la censura y crece en Irak

 

Una nueva aplicación de chat diseñada para usarse en aviones o trenes está creciendo en popularidad en Irak, a medida que los usuarios se vuelcan hacia un “Internet privado” donde pueden enviarse mensajes sin miedo a que el gobierno les impida tener acceso a la red.

Creada en una isla en la bahía de San Francisco, la aplicación FireChat ha sido adoptada rápidamente en este país devastado por la guerra conforme el gobierno restringe el acceso al Internet.

Irak, donde continuaron los enfrentamientos este fin de semana con las fuerzas de seguridad quienes declararon haber matado a docenas de insurgentes, es ahora el usuario más grande de la aplicación después de EEUU.

Antena telefonia celularRed. A través del Bluetooth, FireChat habilita a los dispositivos móviles a compartir una única conexión a Internet.

FireChat, desarrollada por una compañía “start-up”, Open Garden, permite acceso a mensajes cuando la conexión con el Internet es difícil, sobre todo donde los gobiernos pretenden controlar a disidentes a través de cortar la conexión a la Web.

Esta aplicación tiene “mesh networking” – tecnología que usa Bluetooth para enviar mensajes de teléfono a teléfono – pasando a través de los teléfonos de otros usuarios de FireChat para extender la distancia que el chat puede recorrer. Si un usuario está conectado a Internet, todos los equipos cercanos pueden usar esa misma conexión.

Christophe Daligault, vicepresidente de ventas y marketing de Open Garden, explicó que “era literalmente como crecer tu propio Internet”. Dijo que la semana pasada había visto “un gran salto” en Irak, con 35.000 descargas a pesar de no tener tienda de aplicaciones de Apple en el país.

“Nos sorprende que tanta gente en Irak haya podido encontrar la aplicación”, comenta. “Hay suficientes usuarios de FireChat en Bagdad ahora como para crear varias ‘intranet’ locales. Aunque no haya un dispositivo en esta red local que tenga acceso al Internet, la gente aún puede intercambiar mensajes”.

FireChat se desarrolló originalmente para usuarios en áreas con mala recepción de teléfonos móviles, tal como trenes subterráneos. Sus salas anónimas de chat se usan en los Estados Unidos para la discusión de varios temas, como la serie de TV Game of Thrones.

Pero después de su lanzamiento hace tres meses, ganó terreno en países donde Internet se encuentra bloqueado. Cerca de 6.300 salas de chat se crearon en Irak en los últimos cinco días, de un total de 72.000 en todo el mundo desde que se lanzó la aplicación.

Los usuarios en Irak de FireChat dicen que el servicio se ha vuelto popular desde que el gobierno bloqueó las redes sociales a partir de que la militancia insurgente sunita se desbordó a través del norte de Irak.

Un residente de Bagdad dijo que estaba probando FireChat porque la aplicación aún no había sido bloqueada por las autoridades. Él mencionó que algunos iraquíes todavía tenían acceso a Facebook, Twitter, Instagram y YouTube a través de redes privadas virtuales. "Tenemos nuestros modos", dijo a través del servicio de FireChat. Aquellos que usan servicios de búsqueda telefónica internacional pueden acceder a las redes sociales a través de sus teléfonos inteligentes.

Celular - Sistema

Expansión. FireChat fue descargada más de 35.000 descargas en la última semana en Irak.

Pero otros usuarios que contactó el Financial Times dijeron que no estaban utilizando la tecnología de Bluetooth ya que está limitada a una distancia de 70 metros, a no ser que hubiera otros usuarios para poder compartir y expandir la señal entre ellos.

Irán es el tercer usuario principal de esta aplicación, con una gran serie de descargas el mes pasado cuando el gobierno canceló el uso de WhatsApp, la aplicación de mensajes recientemente comprada por Facebook.

Con solamente US$ 2 millones de fondos de inversionistas “ángeles” incluyendo Digital Garage de Japón, Open Garden ilustra cómo las aplicaciones se pueden convertir en negocios globales con poco financiamiento exterior. Los planes de la compañía start-up son generar capital al cobrar a otros servicios una parte de sus ganancias por el tiempo extra en que sus usuarios están conectados.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas