Cómo trabajan Huawei, HTC y ZTE en Tierra del Fuego

 En el último semestre, las tres marcas asiáticas comenzaron a integrar dispositivos móviles en el sur. Buscan ser reconocidas por su innovación y ubicarse entre los tres primeros fabricantes del mercado local, en el mediano plazo. Las claves.

06 de Noviembre 2012
Cómo trabajan  Huawei, HTC y ZTE en Tierra del Fuego




Las marcas asiáticas buscan su lugar en el mercado argentino de electrónica y tecnología de consumo. Se trata de ZTE, Huawei, HTC, Lenovo y TCL que, desde el año 2010 hasta ahora, comprometieron inversiones por más de $31 millones, desembolsos que se concentran particularmente en Tierra del Fuego a partir de la decisión política de alentar la integración de ese tipo de equipamiento en el sur patagónico a cambio de exenciones impositivas. El objetivo oficial es favorecer la sustitución de importaciones, en este caso, a través del ensamblado nacional. En los últimos meses, la movida se intensificó: las compañías asiáticas de celulares reactivaron su presencia en el país a través de proyectos de integración con el objetivo de ubicarse entre las preferidas del público argentino, especialmente en el segmento de smartphones.

htcdefault

Se trata de un grupo de fabricantes que no sólo cuentan con larga experiencia en el mercado internacional sino que, en los últimos años, supieron ganar prestigio tras hacerse de premios y reconocimientos globales por el diseño de sus productos. En este escenario, las coreanas Samsung y LG son las que vienen marcando el camino a nivel mundial. Tras ese reconocimiento logrado se ubican la taiwanesa HTC y las chinas ZTE y Huawei. Las tres comenzaron a integrar equipamiento en Tierra del Fuego a través de acuerdos con las empresas que ya cuentan con cupo de producción en la isla.

Huawei y ZTE acordaron integrar sus teléfonos junto a BGH mientras que HTC lo hace con Brightstar. La taiwanesa HTC, con presencia en la Argentina desde hace seis años, decidió en 2012 comenzar a integrar equipos en el sur argentino. Para ello, prevé realizar una inversión de más de $26 millones en capital fijo para integrar, en este año, más de 30.000 equipos, según datos provistos por el Ministerio de Industria.

La compañía concentrará su estrategia en el lanzamiento de productos de alta gama, básicamente smartphones que, además de prestaciones sofisticadas, se destaquen por un buen diseño. En otras palabras, un dispositivo que "entre por los ojos", pero que continué seduciendo por su funcionamiento. "La llegada oficial de este modelo implica comenzar a trabajar en el posicionamiento de marca, antes de pensar en una estrategia vinculada con la masividad. Por eso, los equipos que presentaremos en los próximos meses en el país estarán orientados a un público que ya conoce los smartphones y son fanáticos de la tecnología y de la posibilidad de realizar actividades multimedia en ellos. Queremos que este público experimente el teléfono y dé fe de su buen desempeño", dice, en diálogo con IT Business, Gilma Lucía Díaz, directora de Marketing de HTC para América latina.

En ese marco, se inscribió el lanzamiento del HTC One X, que ganó uno de los premios a la innovación en el último Congreso Mundial de Móviles de Barcelona, y que se ubica dentro del segmento de gama alta. La compañía prevé lanzar los otros modelos que integran esta serie en los próximos meses, el One S y el One V.

La que también decidió ganar visibilidad en el mercado masivo fue la china Huawei, especialmente conocida en el segmento de equipamiento para redes de telecomunicaciones. La empresa comenzó a integrar el modelo Ideos Pro U8350 en el sur. “Seremos el único proveedor en la Argentina con una solución end-to-end en el mercado de las telecomunicaciones, pues abordamos tanto el tema de las redes como el software, las aplicaciones y el hardware. La intención ahora será continuar la senda de innovación y presentar equipos móviles en las que se incluirán hasta tabletas con integración local”, comenta Joaquín Mantoni, director de Marketing de Huawei.

La compañía ya tiene cinco modelos de teléfonos móviles en producción, de los cuales dos corresponden a la línea básica y tres al segmento de smartphones. El ejecutivo afirma que, este año, se producirán 200.000 equipos en la planta de BGH aunque la previsión para 2013 es duplicar esa cantidad.

Mantoni asevera que comenzar con esta nueva etapa en la Argentina significa "un desafío y una oportunidad de trabajar en el país, de adpatarse al mercado local y de saber tomar los recaudos para llevar adelante el negocio”.

Tanto HTC como Huawei tienen un objetivo común: ubicarse entre las tres primeras marcas de celulares en el país en un plazo de no más que cuatro años.

Promociones esporádicas
La venta de smartphones experimenta un crecimiento constante en la Argentina, en un comportamiento idéntico con el que se registra en el mundo. Esta categoría representará la mitad de las ventas de celulares para este año, estimada en 13,5 millones de aparatos.

Por su parte, la compañía china ZTE impulsa otra estrategia, más orientada hacia el segmento de entrada. Es la responsable de fabricar las marcas propias de los operadores Movistar y Personal. Dicho de otro modo: los teléfonos de los operadores son integrados por ZTE que, sólo de vez en cuando, suele contar con algún tipo de ofertas de dispositivos con su propia marca. En general, esta marca aparece en promociones esporádicas, que se ajustan a determinadas estrategias de márketing de las compañías, más que de propio posicionamiento. Los modelos que ZTE tiene para la marca Movistar son: Movistar Express, Movistar Class II y Movistar Chat, mientras que, para Personal, fabrica Personal Touch.

La inversión de Huawei y HTC para integrar sus equipos en la planta que BGH tiene en el sur alcanza casi los $ 4 millones, de acuerdo a cifras del Ministerio de Industria nacional.
Otra compañía china que también ofrece celulares es TCL. Si bien la firma informa en su sitio web que ofrece dos modelos, es difícil encontrarlos dentro de las propuestas de los operadores de telefonía móvil argentinos. Sin embargo, de tanto en tanto es posible advertir su presencia en grandes tiendas o cadenas de artículos para el hogar. Esta empresa está volcada más que nada a la integración de aparatos más grandes, como televisores.

La decisión de las marcas asiáticas de tener una mayor presencia en la Argentina se vincula con una estrategia más amplia vinculada con la necesidad de pisar fuerte en América latina, en general.

Aterrizaje regional
En la región, las posibilidades de crecimiento continúan siendo amplias puesto que, con algunas excepciones, como la de Costa Rica, la penetración de la telefonía móvil ya superó el 100%. El mercado continúa expandiéndose a través del recambio de dispositivo, altamente dinámico. Además, la crisis internacional, en esta oportunidad, encuentra a los países latinos en una mejor posición frente a los continentes desarrollados. La decisión de integrar equipos en Tierra del Fuego responde a la estrategia regional. Si quieren sumar participación de mercado, el camino es tener un socio local, tal como ya lo vienen haciendo las marcas Huawei y ZTE en Venezuela, donde también existen incentivos para aquellos fabricantes que ensamblen dispositivos en ese país.

HTC, en tanto, preparó el desembarco en los distintos países de manera escalonada. Primero puso en pie en México, para seguir en la Argentina. Al cierre de esta edición hacía lo propio en Venezuela, para finalizar 2012, con el arribo a Puerto Rico y Colombia.

Las marcas asiáticas quieren pisar fuerte. Dejar la mala imagen que tienen por venir de China o de Taiwán. La estrategia pasa por apuntar a los mejores dispositivos que diseñaron para conquistar a los argentinos. Y no sólo por ser una “pantalla bonita” sino, especialmente, por funcionar tan bien “como un Torino”



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas