*

Bitcoin (24h)
8.99% Ars
282155.16
Bitcoin (24h)
8.99% USA
16389.12
Bitcoin (24h)
8.99% Eur
$13915.78
Labs

El millonario negocio de los autos autónomos, sacudido por unas simples pegatinas

Mientras empresas como Tesla enfocan sus esfuerzos en la seguridad contra posibles hacks de los sistemas de navegación, la principal amenaza podría ser física y muy barata.

08 de Agosto 2017
El millonario negocio de los autos autónomos, sacudido por unas simples pegatinas

Eran las 12 del mediodía cuando un hombre iba a su trabajo con su vehículo autónomo. Al igual que siempre, aprovechaba el piloto automático para leer las noticias durante el viaje, pero al pasar por la esquina de colegio, donde un cartel rojo indicaba que pare, el auto no frenó y pasó a 70 kilómetros por hora. Si alguien hubiese cruzado la calle en ese momento, habría terminado en el hospital.

Leer más: Tesla lanzó un modelo que "cualquiera puede pagar": ¿cuánto cuesta?

Esto es algo que podría pasar si los vehículos autónomos salen a la calle en su estado actual de desarrollo. El auto de este hipotético hombre fue hackeado, pero no por una pieza de software, que es la amenaza en las que están enfocados actualmente los esfuerzos de los fabricantes, sino por el propio cartel de “Pare” y un par de pegatinas. Una sencilla intervención en el cartel, quizás, disfrazada como un graffiti, confundió al sistema de visión del vehículo e hizo que este lea: “Límite de Velocidad 45 millas por hora”.

Especialistas en seguridad de cuatro universidades estadounidenses, entre ellas la de Washington y la de California, publicaron un informe sobre ataques físicos a los sistemas montados sobre modelos generados a partir de mecanismos de machine learning. En el documento presentan una nueva clase de ataque llamada Perturbaciones Físicas Robustas que consta de un algoritmo capaz de generar alteraciones en una determinada superficie para confundir a los vehículos “inteligentes” y que a la vez simulan ser graffitis o piezas de arte callejero para evitar su detección. Solo hace falta imprimir las modificaciones que propone el software y pegarlas en el cartel para que este sea interpretado como uno distinto.

Probaron con dos ataques distintos. En el primero, lograron que un cartel de “Pare” sea interpretado como uno de “Velocidad Máxima” en el 100% de los casos. Y en el segundo alteraron un cartel de “Giro a la derecha” para que los vehículos reconozcan uno de “Pare” o “Carril agregado” donde también tuvieron una efectividad del 100%.

Leer más: Elon Musk vende humo, según el mayor experto en Inteligencia Artificial

Vehículos autónomos como los que está desarrollando Tesla ya cuentan con el sistema que les permite reconocer los carteles y las señales de tránsito. Si en el futuro pueden ser engañados con esta técnica, podrían frenar repentinamente estando en un carril rápido o acelerar y poner en peligro a su conductor y al resto como en el primer ejemplo.

Es un método barato y efectivo a la hora de “confundir” a los vehículos autónomos, pero los investigadores también sugieren que podría ser contrarrestado agregando algunas medidas de seguridad como un chequeo del contexto de la señal. No debería haber carteles de “Pare” en una autopista, ni carteles de límites de velocidad en una calle lateral. Sea como sea, algo va a tener que cambiar.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

Sé el primero en comentar

Notas Relacionadas