*

Bitcoin (24h)
1.02% Ars
142764.78
Bitcoin (24h)
1.02% USA
8178.36
Bitcoin (24h)
1.02% Eur
$6938.97
Labs

El biohacking no es ciencia ficción: ADN, biología de garage y filosofía hacker

Las técnicas son cada vez más baratas y accesibles: el proyecto genoma humano costó u$s 3000 millones y hoy un análisis similar cuesta menos de u$s 1000. Las predicciones un biohacker de la Singularity University. Por JAVIER RODRÍGUEZ PETERSEN - 23 de Septiembre 2016
El biohacking no es ciencia ficción: ADN, biología de garage y filosofía hacker

El biohacking es, básicamente, un "hazlo por ti mismo" en biología, con mucho de filosofía hacker (información abierta en sistemas abiertos de conocimiento compartido); hoy una de sus formas más avanzadas es el análisis y la posterior modificación del ADN en laboratorios de garage (muchas veces literalmente, sin que "garage" sea una metáfora).

No es algo demasiado complejo ni tremendamete caro; se trata de una “tecnología exponencial” en la que la “ley de Moore” se viene cumpliendo de un modo superlativo. ¿Qué dice esa “ley”? Gordon Moore sostenía que el número de transistores de un circuito se duplica cada dos años; así, también se duplica el el rendimiento por costo. Si bien la idea original refería a los transistores y la computación, se aplica también a otras tecnologías... Y es particularmente notable en el costo de un análisis completo de ADN.

El proyecto genoma humano (cuyos resultados se presentaron en 2003) tuvo financiamiento por 3000 millones de dólares; en 2007, ya podía hacerse un estudio completo del genoma por un millón de dólares; en 2015, por u$s 1000… y según Raymond McCauley *, para 2018 costará lo mismo que una porción de pizza y podrá hacerse en 30 minutos (y para 2022, probablemente cueste apenas un centavo, sostiene el investigador). McCauley, además de profesor de la Singularity Univeristy, es el creador y coordinador de un laboratorio “real y virtual” para el biohacking.

Sobre la posibilidad de leer el genoma humano casi gratis, McCauley sostiene que “será importante porque la medicina dejará de ser reactiva y puede ser más predictiva, lo que va a implicar muchísimas cambios en los próximos 10 a 20 años”.

La idea es, básicamente, que una muestra de ADN va a indicar numerosas predisposiciones genéticas ("malas" y "buenas") y permitirá, por ejemplo, “programar la primera colonoscopia 10 años antes de lo usual o decirle a uno que difícilmente le va a dar una enfermedad cardiovascular”.

“Hacia allá vamos y casi hemos llegado”, asegura el biohacker y da algunos ejemplos:

Verinata es un reemplazo de la amniocentesis que, con una muestra de sangre de la madre se separa el ADN del niño y brinda la misma información que la amniocentesis, sin invasión y sin riesgos;

la proyección es que entre 2018 y 2020 podrían reemplazar las mamografías y colonoscopias con biopsias líquidas;

ya hay estudios para analizar las condiciones hereditarias de cáncer de mamas y ovarios por entre u$s 200 y u$s 250;

Clear Food es un sistema que permite escanear el ADN en los alimentos (se hizo en salchicas en EE.UU., y mostró, entre otras cosas, que 10% de los productos vegetarianos no eran totalmente vegetarianos).

Una vez que se puede leer el ADN, también se puede escribir, modificar el curso, reestructurar el programa”, señala McCauley. Según asegura, no es ni muy caro ni demasiado difícil. Y menciona un experimento con el que le agregaron fluorescencia a un grupo de bacterias (gracias al añadido de información del genoma de un alga brillante) que, dice, fue el proyecto de ciencias de una alumna de ocho años.

A partir de allí, dispara algunas proyecciones:

mala noticia para los que hoy hacen biocombustibles: los biocombustibles van a ser algas modificadas genéticamente;

existirá la posibilidad de reproducir combustibles y materiales que se reparan solos;

en los alimentos, ya se están añadiendo nutrientes e incluso se pueden añadir vacunas (de hecho, citó a Bioceres, una empresa argentina muy avanzada en este tipo de investigaciones)

habrá nuevas maneras de hacer reemplazos de órganos y reparar el ADN;

las nuevas soluciones para la salud llevarán a una prologación de la longevidad (la expectativa de vida ya aumenta cada año 2,5 meses para los hombres y 3 meses para las mujeres, pero a un ritmo que se está acelerando).

Si bien es cierto que la simplificación y el abaratamiento de la manipulación de organismos puede resultar peligrosa, en particular en manos de terroristas, McCaulay se ubica del lado de los optimistas, convencido de que van a ser más quienes aprovechen el potencial beneficioso de estas tecnologías.


* Raymond McCauley dio una de varias charlas de un seminario que dictaron este mes ejecutivos de Google y profesores de la Singularity University en la sede del buscador en Mountain View, California, para un centenar de destacados “partners” latinamericanos de Google y un reducido grupo de periodistas.



¿Te gustó la nota?

Comparte tus comentarios

1 Comentario

rodrigo1233 gomez Reportar Responder

Justamente Cristian Amicelli dio una charla la semana pasada en OWASP APPSEC LATAM 016 sobre Biohacking: http://appsecriodelaplata.org/

Notas Relacionadas